Cartagena


Transcaribe está a punto de quedar paralizado por falta de dinero

Empezó un nuevo mes y la tarifa del pasaje de Transcaribe sigue costando lo mismo que en 2020. Lo que parece algo insignificante, es un golpe que está a punto de noquear al SITM.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

01 de febrero de 2021 10:00 AM

La situación que está atravesando el sistema hoy es muy crítica, está muy cerca de colapsar y de que se pare la operación”.

Con esas palabras, Sebastián Nieto, gerente de Sotramac, dio un abrebocas y a la vez resumió el gran hueco en el que está Transcaribe. Su expresión, aunque parezca exagerada y alarmante, no dista mucho de la realidad.

De acuerdo a lo establecido en el Decreto distrital 1277 de 2015 y los contratos de concesión, el primer día de cada año se debe hacer efectivo un reajuste en la tarifa de Transcaribe, sin embargo, acaba de iniciar el segundo mes del 2021 y aún no se tienen luces de este alza.

El panorama se pone más complejo luego de que se conociera que en enero el SITM envió una actualización de la tarifa técnica que indica que el pasaje debe costar $5.500 para que el sistema no trabaje a pérdida. Es decir, que durante los 31 días del primer mes Transcaribe tuvo un déficit de $2.900 por cada usuario que movilizó.

Segundo año de incumplimiento

Nieto explicó que esta problemática la viene arrastrando el sistema desde el primero de enero de 2020 cuando se incumplió con el reajuste de tarifa y/o con la disposición de recursos para el Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), que permiten remunerar adecuadamente la operación de los concesionarios y garantizar la sostenibilidad del SITM.

“En enero de este año el alcalde volvió a fallar con ese compromiso pero en esta ocasión en medio de una situación de crisis originada por el primer incumplimiento de tarifa de 2020 y por los efectos económicos que ha traído la pandemia”.

Continuó diciendo que esta segunda omisión es mucho más gravosa y tiene al sistema en una situación muy delicada, pues están en riesgo más de $600 mil millones de inversión pública.

“Nosotros hemos podido sobrevivir estos meses por el apoyo de los accionistas, de los financiadores e incluso del Gobierno nacional que ha dispuesto de cerca de $38 mil millones para poder garantizar la operación del sistema y la prestación del servicio a los cartageneros. En febrero se acaban esos recursos, es decir, en unas semanas ya no tendremos dinero y la única fuente que nos queda es garantizar que el gobierno distrital cumpla con sus obligaciones y compromisos y realice los aportes al sistema y/o actualice la tarifa del usuario”.

Las implicaciones

Uno de los puntos claves en este proceso es que la tarifa solo puede ser reajustada por el alcalde de la ciudad, ya que Transcaribe únicamente envía el estudio de la tarifa técnica donde se indica cuánto deberían pagar los usuarios para que el sistema tenga sostenibilidad y rentabilidad.

Aunque el documento inicial fue radicado en la Alcaldía en septiembre del año pasado e indicaba que la tarifa pasajero para el 2021 debía ser de $4.900, el nuevo año comenzó y los operadores se vieron en la necesidad de enviar una actualización de costos pues las condiciones seguían empeorando y se debe responder por pagos de salarios, combustible, mantenimiento requerido para la flota y el pago de lo adeudado a los financiadores del proyecto.

“Al evaluar la tarifa técnica se concluye que el sistema está operando con tarifas técnicas muy superiores a la tarifa al usuario decretada de $2.600 sin que se hayan apropiado los recursos del presupuesto para cubrir tal déficit, como es la obligación del Distrito, con lo cual se presenta un desequilibrio financiero”, indicó Transambiental.

Pese al tiempo que ha transcurrido desde entonces, la administración Distrital aún guarda silencio sobre el tema. Según contó la gerente de Transcaribe, Sindry Camargo, lo más probable es que el alcalde tome una decisión pensando en el ciudadano de a pie y solo aumente $100 o $200.

Por otra parte, para el gerente de Sotramac, el burgomaestre está en una dificultad muy grande ya que el estudio lo obliga a dos cosas: a realizar un ajuste de $2.300 o a subsidiar la tarifa del usuario.

“Supongamos que Dau hace un reajuste parcial de $100, él habría tenido que, desde septiembre, empezar a tramitar una inclusión en el presupuesto del 2021 de $2.200 por pasaje para poder subsidiar esa diferencia y así garantizar la sostenibilidad del sistema y la prestación del servicio, pero en el presupuesto distrital no se incluyó y en la modificación de diciembre tampoco. Hoy no se tiene una partida presupuestal para eso (...) El alcalde sabe que de acuerdo con el Decreto 1277 estaba obligado a generar esa asignación y por esa razón que no ha expedido el decreto”.

En ese sentido, el gerente de Transambiental, Mauricio Sandoval, afirmó que dichas actuaciones reflejan la poca disposición del Distrito al no reconocer la tarifa técnica como variable estructural para la sostenibilidad del sistema

“La no apropiación de los recursos por parte del Distrito del diferencial de tarifa para el año 2021 profundiza aún más la difícil situación financiera que viene atravesando el sistema desde antes de la pandemia, lo que alertaría el posible incumplimiento de las demás obligaciones por parte de la entidad estatal durante el tiempo de ejecución contractual restante”.

Los operadores coinciden en que el objetivo no es presionar para que el mandatario suba la tarifa $100, $200 o $2.300, pues finalmente a ellos no les interesa eso, pero sí que el Distrito garantice los recursos y la diferencia entre los valores.

“Como operadores, como concesionarios del sistema, que estamos para coadyuvar al gobierno en la prestación de un servicio público, hemos buscado formas y espacios para tener una comunicación con el alcalde y ha sido imposible (...) Si esos recursos no llegan al sistema en marzo Cartagena no va a poder contar con Transcaribe para movilizarse, lamentablemente se requieren unos recursos significativos y hoy en día el ingreso es del 33% de lo que tenía antes de la pandemia”, señaló Sebastián Nieto.

¿Terminarán los contratos?

El incumplimiento actual es justamente el que Sotramac quiso evitar desde el año pasado al colocar una demanda arbitral para que Transcaribe y el Distrito respeten y cumplan lo establecido en los contratos.

“Estamos en un proceso arbitral donde reclamamos la materialización del riesgo de tarifa en 2020 ocasionada por los incumplimientos de cofinanciación que tiene el Distrito con Transcaribe; el incumplimiento de Transcaribe en la realización de los aportes para la chatarrización y los efectos que eso ha tenido sobre los ingresos del sistema y las concesiones; también estamos reclamando los efectos que ha traído la pandemia del COVID sobre la concesión”.

Según indicó Nieto “esa es una demanda en la que las pretensiones a septiembre del año pasado iban por el orden de $10 mil millones, sin embargo, frente al nuevo incumplimiento del alcalde estamos estudiando la posibilidad de solicitar la terminación anticipada del contrato por lo que estaríamos subiendo las pretensiones por el orden de $800 mil millones”.

Respecto a la demanda de Transambiental, Mauricio Sandoval explicó que el proceso arbitral actualmente se encuentra a la espera de definirse fecha para la audiencia de designación de árbitros por las partes.

“Es importante recalcar que el hecho que se encuentre en curso un proceso arbitral no es justificación alguna para que el ente gestor y el Distrito no cumplan con las obligaciones definidas en el contrato de concesión, y en las disposiciones legales”.

Agregó que la persistencia de un incumplimiento grave por parte del Distrito podría generar una paralización total del contrato de concesión y por último afectar la prestación del servicio “lo cual podría conllevar a la declaratoria de la terminación unilateral del contrato por parte del Tribunal y se condene a Transcaribe a pagar a Transambiental la suma de $710.683.000.000 a 31 de diciembre de 2019”.

¿Hay alguna salida?

Aunque la situación es grave aún hay opciones para salvar el sistema pero dependerán de la capacidad de la administración para cumplir lo acordado.

“El planteamiento del alcalde en algún momento fue acertado cuando mostró su voluntad de capitalizar $20 mil millones al FET, con los cuales se podría sortear la dificultad que estamos viviendo y garantizar la prestación del servicio durante los siguientes meses, al igual que los aportes de Transcaribe operador para la desintegración de buses que se debieron colocar hace más de dos años y no se han puesto, eso podría ayudar a empezar a construir la solución”, sostuvo Nieto.

Añadió que es muy importante que puedan sentarse a trabajar con la administración para establecer unos planes de acción, ya que los operadores tienen que seguir haciendo los esfuerzos para garantizar que la gente siga teniendo un sistema de transporte.

“Debemos luchar contra la ilegalidad, sacar del servicio esas rutas que fueron canceladas y han vuelto a operar de forma irregular, que podamos trabajar de la mano en poder mejorar la red externa en los barrios y por último crecer el sistema porque no olvidemos que vamos en la mitad de la implementación pero nadie va a querer financiar eso cuando hay un alcalde que incumple los contratos flagrantemente y de forma reiterada”.

Llamado a los entes de control

El gerente de Sotramac, Sebastián Nieto, también realizó un llamado a los entes de control para que se pronuncien sobre la grave crisis de Transcaribe y el riesgo de que se pierda esa inversión.

“Cómo es posible que la Contraloría, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo no se pronuncien, no intervengan, cuando hay en riesgo casi $600 mil millones de inversión pública que están por perderse por los incumplimientos del alcalde a lo que está en la ley y los convenios, es una desinstitucionalización terrible, va a quedar un mal precedente, bancos como la Financiera de Desarrollo y el Banco Mundial no van a tener ganas de financiar un proyecto en Cartagena después de todo esto. Tiene unos efectos muy complejos para la ciudad”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS