"Uber no es tan bonito como lo pintan": conductores cartageneros

10 de abril de 2016 10:20 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Alberto está conectado a Uber y recibe un servicio a las 2 de la madrugada, en Bocagrande. Cuando llega se encuentra con un hombre que le pide llevar a una mujer a San José de Los Campanos. Llega al barrio y la pasajera le dice que siga entrando, la distancia, calcula Alberto, “fue como de Bocagrande a Los Morros”, el costo de la carrera: 15 mil pesos.

Por situaciones como estas, con recorridos largos o cortos y tarifas que están por el piso y que según los conductores asociados a la plataforma en Cartagena, les deja unas “ganancias” paupérrimas, es que se atreven a decir que “en Uber no todo es color de rosa”.

El Universal habló con varios conductores de Uber, quienes pidieron no revelar sus identidades. Los temas: tarifas, riesgos de trabajar para la plataforma y lo poco gratificante que ha resultado la experiencia de ofrecer este servicio.

De la emoción a la realidad

Cuando conocieron Uber se emocionaron con dos ideas, la primera fue la de ganar dinero en sus tiempo libres, y la segunda, los reportes que mostró la empresa sobre lo que lograban ganar sus conductores en Londres, Nueva York y Ciudad de México.

“Entonces nos muestran que ha sido exitoso en ciudades grandes y la gente entra con expectativas altísimas. Pasa un mes, dos meses y las personas se van desinflando y se deja esa falsa idea de que van a haber ingresos adicionales. Nos traen cifras de otras ciudades y no han podido aterrizar bien en Cartagena”, comentan.

Dicen que Uber vende una solución de movilidad para el cliente, que sí se cumple, y para el conductor la promesa es hacer buen dinero en tiempos libres, la realidad para ellos no es la misma que para el pasajero. “Las ganancias que nos da ahora es para subsistir, pero para el mantenimiento del vehículo no alcanza, por ejemplo”.

El problema: la tarifa

De Manga al Pie de La Popa son 5.000 pesos, que para el conductor se traduce en 3.750 pesos. Uber definió la tarifa básica en 2.500 pesos. Por minuto cobran 100 pesos y por kilómetro 625 pesos.

“Si me voy con un cliente y me dice que lo espere 30 minutos, son 3.000 pesos, es algo insólito”.

¿Cuál es su propuesta? No cobrar más que los taxis, que actualmente manejan una tarifa mínima de 6.000 pesos, pero que estando en la categoría Uber X, la línea económica que ofrece la plataforma, sí podrían aumentar las tarifas. ¿A cómo? “Que el minuto quede en 150 y el kilómetro entre 700 – 800, y la tarifa mínima en 3.000 pesos”.

“Hace dos semanas estuvimos reunidos con el gerente de operación, ese día aprovechamos la coyuntura para manifestarle a ellos todas estas inquietudes, pero el mensaje que transmiten es que hay que complacer al cliente, así consideremos bajas las tarifas”, cuentan los conductores.

Comodidad, seguridad y rapidez son algunos de los valores agregados de transportarse en Uber, y dicen que es lo que más repiten los clientes, “el 95% dice que ya no vuelven a coger un taxi”, e incluso muchos reconocen que las tarifas son demasiado bajas, por lo que deciden dejar propinas o dar un poco más.

“La gente dice que sí pagaría un poco más. Pero Uber nos dice: si no te sirve, desconéctate”. Para los conductores, la empresa ha dejado claro que no abrirá diálogo alrededor de las tarifas.

Y para los conductores la posición de Uber resulta injusta, sobre todo cuando son ellos quienes salen a las calles a arriesgarse ante las autoridades y los taxistas de la ciudad.

¿Por qué no se desconectan?

Admiten que de no cambiar la situación, terminarán borrando la aplicación de sus celulares y tablet, pero también reconocen que es un asunto de necesidad.
“Todos trabajamos y usamos Uber como ingreso adicional, y si no lo necesitáramos no lo hiciéramos. En últimas esto cerrará su ciclo y nos desconectaremos, toca dejarlo porque no es rentable para el conductor”.

Sin embargo, antes de desconectar la aplicación quieren que su experiencia llegue a los conductores de la ciudad que están pensando en enlazarse con Uber, “sí es importante en este momento que los conductores quieran entrar a Uber y que tengan las expectativas que yo tuve al principio, sepan que no todo es bonito”.

Uber responde
El Universal consultó con un representante de Uber Colombia la situación y quejas de sus conductores en Cartagena. Esto fue lo que dijeron: “La principal razón por la cual más de 30 mil colombianos conducen con Uber es por la flexibilidad de ser sus propios jefes, ya que ellos eligen libremente los días y las horas en que se conectan a la aplicación, no tienen horarios ni compromiso de permanencia y pueden fijarse metas personales de ingreso. Además, tienen a su disposición diferentes canales para comunicarse con Uber y cuentan con un equipo de soporte que trabaja día y noche para respaldarlos”.

Además, el vocero de Uber Colombia dijo que “en Uber sabemos que ofrecerle a cada vez a más cartageneros la posibilidad de viajar seguros, a precios cómodos, beneficia a los socios conductores porque así tendrán mayor demanda de su servicio y un mejor ingreso”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS