Cartagena


Un año de Duque: las promesas sobre la mesa para Cartagena y Bolívar

Hoy se cumple el primer año de gobierno del presidente Iván Duque y en el departamento hay proyectos que fueron priorizados y que necesitan respaldo para que se ejecuten.

MARYLIN MARTÍNEZ MARTÍNEZ

07 de agosto de 2019 12:30 PM

Hace un año arrancó en firme el mandato de Iván Duque Márquez como presidente de la República y desde entonces esa lista de promesas que le hizo a Bolívar y Cartagena siguen sobre la mesa, con tareas que están en marcha y otras que se han estancado con el tiempo.

“Cartagena tiene una serie de proyectos que no los pueden demorar y que deben tener un horizonte claro: protección costera, primera Avenida de Bocagrande; intervenir los 154 canales de drenajes pluviales para evitar las inundaciones; terminar la vía Perimetral; ampliar Transcaribe, y un tema que no puede faltar es una meta para empezar a superar la pobreza”, expresó el hoy presidente cuando era candidato. Además, agregó que uno de sus proyectos claves para la ciudad era la expansión del aeropuerto Rafael Núñez, el fortalecimiento del turismo y economía naranja.

Es por eso que hoy, a un año de su posesión, El Universal hace un recuento de lo que ha hecho en estos 12 meses en territorio bolivarense.

Protección costera

Las playas de Cartagena y su entorno son una responsabilidad para la Nación y es por eso que un macroproyecto que está en marcha es el de la protección costera, que combatirá la furia del mar y los efectos del cambio climático.

Con recursos, un cronograma establecido y directrices del Estado a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres (Ungrd), se espera que arranque el proceso de contratación con la modalidad de invitación libre y abierta para la protección costera. Es de resaltar que pese a varios anuncios hechos por el Gobierno nacional, de que las obras arrancarían en agosto, se han tenido varios retrasos y ni siquiera se asoma una contratación y se tiene previsto diciembre como la fecha tentativa para que arranquen los obras.

Se contempla la construcción de 10 espolones perpendiculares a la línea de costa, seis estarán en Bocagrande y los otros cuatro entre las playas de Marbella y El Cabrero; tres rompeolas a la altura del Centro Histórico, frente a la punta de Santo Domingo, y dos más en el sector de La Tenaza. Se dragarán cerca de 1 millón 600 mil metros cúbicos de arena con lo que se conformarán 80 metros de playa en Bocagrande y 50 metros en El Cabrero y Marbella.

Drenajes pluviales

Cada vez que llueve en Cartagena salen a relucir dos de los problemas más grandes que tiene la ciudad: un deficiente sistema de drenajes pluviales y las constantes inundaciones producto del mal uso de caños y canales en los barrios.

La solución definitiva a esta problemática es el Plan Maestro de Drenajes Pluviales, un macroproyecto que en primera etapa costará 300 mil millones de pesos, que contempla la intervención de 29 kilómetros de 26 canales pluviales. Se estima que el proyecto total para la ciudad costaría 1,5 billones de pesos. Hasta el momento, el Distrito intenta impulsarlo.

En enero pasado, el Consejo Gremial de Bolívar (CGB) le planteó al presidente la necesidad de construir ocho de estos canales, pero el mandatario planteó que con la banca multilateral, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tardaría un tiempo más, pero que se podrían hacer 26. Hasta el momento esto no se ha dado y el Distrito determinó que mientras se encontraba una solución definitiva y una respuesta del Estado a las promesas hechas hace un par de meses, se destinarán recursos para limpiarlos.

Traslado de la Base Naval

Fueron muchos los meses en que la ciudad y sus gobernantes estuvieron bajo incertidumbre por el futuro del traslado de la Base Naval de Bocagrande, teniendo en cuenta los rumores que apuntaban que esta unidad militar sería sacada de Cartagena para ponerla en otro departamento, tentativamente Atlántico. Las dudas crecieron ante el silencio sobre este tema del Gobierno nacional y la Armada.

Ante afiliados de Camacol y representantes del Consejo Gremial de Bolívar (CGB), la directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco, Victoria Restrepo, aseguró que la Base Naval se quedará en Cartagena. Ahora, la tarea del presidente Duque es encontrar ese espacio idóneo para mover el fuerte militar y garantizar que en el lote de Bocagrande que quedará desocupado se hagan obras que garanticen el desarrollo de Cartagena.

Decisiones aeroportuarias

De la administración Duque hay dos decisiones pendientes en materia aeroportuaria. Una, que fue un compromiso de su campaña, tiene que ver con la expansión del aeropuerto Rafael Núñez, que contempla la ampliación del hall principal, una nueva terminal internacional, la construcción de una calle de rodaje paralela a la pista, 9 posiciones asistidas con pasarelas de embarque, un nuevo parqueadero en altura, entre otras obras, con inversiones por 600 mil millones de pesos. Una APP lidera esta iniciativa, que está a la espera de una decisión de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Este proyecto busca acondicionar el terminal aéreo local para atender unos 8,5 millones de pasajeros anuales.

La segunda alternativa es la Ciudadela Aeroportuaria Cartagena de Indias, otra APP que busca construir un nuevo aeropuerto en un área de 600 hectáreas, al norte de la ciudad, en la zona de la vereda de Zapatero, cerca a Bayunca. Esta iniciativa también avanza en etapa de factibilidad y la semana próxima tendrá audiencia pública en el corregimiento de Bayunca. Los promotores de esta iniciativa, todos del sector privado, estiman inversiones por 600 millones de dólares y en su primera etapa el nuevo aeropuerto estaría en capacidad de atender 11 millones de pasajeros anuales.

Fuerza de Tarea Marte

Para mediados de febrero, el presidente de la República, Iván Duque, entregaría la Fuerza de Tarea Marte, una apuesta de seguridad para combatir la presencia del Eln y el Clan del Golfo en el sur del departamento de Bolívar. La entrega por parte del presidente Duque nunca se realizó. Sin embargo, empezó a funcionar y, según el secretario del Interior, Simón Villalba, “la Fuerza de Tarea Marte está funcionando de la mejor forma y está dando buenos resultados”.

En cultura

El presidente Duque ha destacado el auge fortalecido de las empresas creativas en Cartagena y Bolívar: la Escuela Taller de Cartagena (Etcar), el Festival de Jazz de Mompox, el laboratorio multiplicador del talento musical en la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar, y las iniciativas del sector de artistas y creadores en Cartagena y Bolívar, que se han aliado con el sector privado y público para generar espectáculos teatrales, dancísticos y musicales, sumado a la iniciativa pionera de los Mercados Culturales del Caribe, que se hacen desde Cartagena para todo el país, entre otros.

A través de su gobierno, nombró a Carmen Vásquez, ministra de Cultura con vínculos con Cartagena. A través de este ministerio se han creado líneas de nuevas convocatorias a las propuestas de economía naranja.

En este tiempo conocieron de cerca los diferentes componentes del proyecto Diáspora Africana, de Mincultura, con los que se busca consolidar procesos de emprendimiento, que están enfocados en la cocina tradicional, la carpintería de ribera y las distintas esteticidades asociadas a la identidad e historia afrocolombiana.

Canal del Dique

La Región Caribe está a la espera que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) haga el cierre financiero del macroproyecto del canal del Dique, para que así empiece el proceso de contratación para esta obra. En este macroproyecto han participado activamente la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, y la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

La Nación hará un aporte de 1,6 billones de pesos, sumando entre regalías, obras por impuestos; entre otros 3,8 billones de pesos, incluyendo los aportes de las gobernaciones de Bolívar, Atlántico y Sucre. El macroproyecto contempla la construcción en Calamar de una compuerta de tres bocas y una esclusa en paralelo; en Puerto Badel, otra esclusa para bajar al nivel del mar y para atajar la cuña salina (para proteger las bocatomas de los acueductos).

Juegos Nacionales

Si hay un actor importante en la realización de los Juegos Nacionales en Cartagena y varios municipios de Bolívar ese es Iván Duque.

Y la razón es muy sencilla: el gobierno saliente de Juan Manuel Santos no dejó los recursos asignados para estas justas deportivas y con eso se prendieron las alarmas, hasta el punto que se dudó que los mismos se hicieran en Bolívar, como estaba contemplado.

Con la llegada de Duque, se desenredó todo y los Juegos retomaron su curso. En materia de infraestructura deportiva, el Estado desembolsó 44 mil millones que sirvieron para la construcción de un patinódromo, un escenario de tiro con arco, un tejódromo y, además, la adecuación de los estadios de fútbol Diego Carvajal de Magangué y Julia Turbay del Carmen de Bolívar; y del estadio de béisbol Rafael Naar de Turbaco.

El gobierno de Duque también hizo un aporte de 27 mil millones de pesos para los Juegos en materia de organización y logística. El compromiso del presidente ha sido clave para que las justas avancen de buena forma.

Palenque

El 11 de abril, el presidente de la República llegó hasta la plaza Benkos Biohó, en Palenque, donde se comprometió con la comunidad a trabajar en pro de convertir a la población en un municipio especial. El trabajo, según comentó el mandatario en esa ocasión, lo realizaría articulado con el senador Fernando Araújo y el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, para presentar el proyecto y sacarlo adelante.

Duque propuso coordinar con el senador Araújo la presentación del proyecto de ley para radicarlo el pasado 20 de julio.

Por su parte, el senador manifestó que “es una tarea que el presidente me delegó a mí, por eso el 16 de agosto vamos a realizar una audiencia en Palenque para analizar las distintas alternativas”.