Cartagena


Un año del paso de la tormenta Iota por Cartagena

Más de 14 mil hogares damnificados dejó la tormenta Iota el año pasado en Cartagena. Esto es lo que ha ocurrido desde entonces.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

14 de noviembre de 2021 12:00 AM

126 barrios afectados, 33 deslizamientos, 93 inundaciones y 14.454 hogares damnificados, fueron el resultado del paso de la tormenta Iota por Cartagena, que se dio hace un año, el 14 de noviembre de 2020.

La tormenta, que luego se convirtió en huracán, provocó al menos 178 emergencias en toda Cartagena, y fue el motivo por el cual el alcalde William Dau se vio obligado a decretar una calamidad pública.

Lea aquí: Declaran calamidad pública en Cartagena ante estragos ocasionados por Iota

Ese día, muchos establecimientos de comercio y sitios turísticos habilitados al público tuvieron que cerrar, Transcaribe suspendió su operación y los zarpes hacia las islas fueron cancelados. Se estima que más del 70% de la ciudad quedó bajo el agua.

Muchas casas se inundaron tras la tormenta. // Julio Castaño - El Universal
Muchas casas se inundaron tras la tormenta. // Julio Castaño - El Universal

Lo que se hizo

Según reportó la Oficina Asesora Para la Gestión del Riesgo de Desastres (OAGRD), un total de 284 familias de nacionalidad colombiana y extranjera, que se traducen en unas 699 personas, fueron ubicadas en los albergues temporales que dispuso la Alcaldía de Cartagena para dar alojo mientras bajaba el nivel del agua. Así mismo, se entregaron unas 42.300 ayudas humanitarias; y se entregaron 18 subsidios de arriendo temporal.

De acuerdo con la OAGRD, el número de subsidios entregados fue significativamente inferior con relación a los damnificados porque la mayoría no cumplía con los requisitos para acceder a ellos, entre esos, en parte por ser extranjeros no legalizados y también, por vivir en invasiones desde hace poco tiempo.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Con los 18 subsidios, que beneficiaron a igual número de familias, se impactaron unas 72 personas, principalmente en Tierrabomba, Olaya Herrera, Pablo VI, San Francisco, Henequén, Paseo Bolívar y Cerros de Albornoz. Sin embargo, estos solo fueron por un período de dos a tres meses.

Aún así, la ciudad sigue sufriendo por los estragos de las lluvias. “La verdad es que yo me siento muy decepcionada del Distrito porque nos dijeron tantas cosas, a personas que no tienen donde vivir les iban a dar arriendo, hicieron censos, pero después de todo no dieron nada de lo que prometieron”, dijo Sonia Mena, presidenta de la JAC del sector 11 de Noviembre del barrio Olaya Herrera, uno de los que más sufrió el año pasado con las inundaciones.

Ancy Pitalúa, gestora del sector Bendición de Dios, ubicado en el cerro de La Popa, si bien reconoce que durante la emergencia recibieron ayudas por parte de la OAGRD y otras entidades distritales, estas no resuelven el problema de fondo de todas estas familias, que siempre que llueve resultan afectadas.

Las familias fueron evacuadas a albergues temporales. // Óscar Díaz - El Universal
Las familias fueron evacuadas a albergues temporales. // Óscar Díaz - El Universal

“Tras la tormenta, 25 familias tuvieron que evacuar porque sus casas se inundaron al punto que perdieron todos sus enseres, luego se trasladaron hasta el Coliseo de Combates que era el punto de acogida”, explicó. Sin embargo, estas familias han vuelto a tener los mismos problemas, por lo cual se hacen necesarias acciones que realmente le apunten a una solución estructural.

“Evacuar a las familias puede ser una posibilidad, la otra es mejorar la calidad de vida dentro del mismo lugar donde se encuentran, pero como este es un asentamiento irregular entonces debería estudiarse su reubicación”, manifestó.

De hecho la reubicación de este y otros sectores de Cartagena que están en zonas de alto riesgo es una deuda que tiene el Distrito desde hace varios años, y mientras no se haga, sino que se permita que sigan invadiendo en estos lugares, la ciudad seguirá teniendo emergencias por cuenta de las lluvias.

Colegios afectados

Pero no solo viviendas resultaron damnificadas con el paso de Iota, varias instituciones educativas, que incluso iban a ser utilizadas como sedes para la realización de las Pruebas Icfes, también sufrieron las consecuencias de la tormenta.

Un año del paso de la tormenta Iota por Cartagena

Por esta razón, y con motivo del regreso a la presencialidad, la Secretaría de Educación, en convenio con el Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa (FFIE) priorizó la atención de 44 sedes educativas de la ciudad, dentro de las que ya se encuentran ejecutadas y entregadas las adecuaciones de la Institución Educativa Arroyo de Piedra, sede Punta Canoa, la Institución Educativa de Leticia y sede Recreo, y la Institución Educativa Técnica de Pasacaballos. Estos trabajos tuvieron un valor de aproximadamente $195 millones.

En las otras 40 sedes aún no han finalizado las obras, que están avaluadas en unos $3.795 millones. Entre estas instituciones están algunas como la de Fredonia, Las Gaviotas, Ternera, Villa Estrella, Puerto Rey, Santa Ana, La Boquilla, entre otras.

Este es el listado completo de instituciones.

Limpieza de canales

Tuvo que pasar la emergencia para que se acelerara la inversión distrital en materia de limpieza de caños y canales, pues en julio de este año fue que comenzó a operar en firme el “banco de máquinas” adquirido por el Distrito para este fin.

“Este es un proyecto que estamos financiando tanto con recursos de infraestructura como con recursos de la OAGRD. Básicamente comenzamos a atender los caños más grandes: Matute, Ricaurte, Flor del Campo, Chiamaría, Matagente, Calicanto, y eso lo hicimos basados en la experiencia de Iota”, dijo el secretario de Infraestructura, Luis Villadiego.

Limpieza de canales por parte de la Alcaldía. // Cortesía
Limpieza de canales por parte de la Alcaldía. // Cortesía

Añadió que gracias a esto la ciudad está mejor preparada y puede reaccionar mejor ante cualquier emergencia que se pueda presentar.

Así mismo, con la visita del Gobierno nacional, se comprometieron los recursos para las obras en los canales de Matute y El Campestre, que tradicionalmente tienden a causar emergencias en la ciudad.

Lea: Obras en canales de El Campestre y Matute: ¿el fin de las inundaciones?

“A fecha de hoy podemos decir que efectivamente cumplieron en el sentido de que contamos con un proceso de selección que cerró el día viernes a través de Findeter. Se presentaron cinco contratistas para la construcción y 16 contratistas para la interventoría. A finales de mes, según el cronograma que existe, se planea que ya se tenga un ganador en este proceso para comenzar la etapa de ajustes en los diseños”, explicó.

De esta manera, podría esperarse que las obras arranquen a mediados del primer trimestre del próximo año.

¿Y los drenajes pluviales?

El mismo presidente Iván Duque llegó a Cartagena el 15 de noviembre de 2020 con el fin de evaluar las consecuencias que la tormenta tuvo en la ciudad. A raíz de ello, anunció que un equipo del Ministerio de Vivienda y del Viceministerio de agua ayudarían a estructurar el Plan Maestro de Drenajes Pluviales.

Lea aquí: Drenajes pluviales, un proyecto cada vez más urgente en Cartagena

Luis Villadiego, secretario de Infraestructura indicó que en estos momentos, en conjunto con el Gobierno, están intentando buscar los recursos para financiar esas obras, las cuales están avaluadas en aproximadamente $160 mil millones.

Un año del paso de la tormenta Iota por Cartagena

“Actualmente estamos en etapa de estructuración buscando el mecanismo que nos permita estructurar el proyecto porque a pesar de que existen unos diseños de la Universidad de Cartagena, con interventoría de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar, cuyo contratante fue Edurbe, la Resolución 0661 de 2019 reestructuró la forma de calcular los drenajes pluviales, así que esos diseños requieren de una actualización y unos ajustes”, manifestó.

Aseguró que el Gobierno nacional ha estado dispuesto a acompañarlos en este proceso y se espera que pronto se pueda dar una licitación de estas importantes obras que necesita la ciudad para mitigar las emergencias durante la ola invernal.

Prevención, clave

Desde la OAGRD han sido enfáticos en que la prevención del riesgo es clave para mitigar las emergencias. Por este motivo, durante el último año, las acciones se han enfocado en los sectores más afectados con las lluvias.

De esta manera, se crearon Comités Barriales de Emergencias (Combas) en sectores como El Pesebre, El Paraíso, Kennedy, Lo Amador, Loma del Congo, El Líbano, El Pozón, Olaya Herrera, La Europa, Arroyo de Piedra, Arroyo de Las Canoas, Palmarito, Puerto Bello, Puerto Rey, Tierrabaja, Zapatero, Manzanillo, Reino de Pambelé, Nuevo Paraíso, entre otros.

Estos Combas ayudan en las labores de mitigación, reporte de emergencias y pedagogía en sus comunidades para estar preparados cuando llega el invierno.

Algunas recomendaciones para la temporada de lluvias son:

- Mantenerse atento a las informaciones oficiales de la ciudad.

- Tener a la mano los números de emergencia y usarlos con responsabilidad (Bomberos 119; Gestión del Riesgo 6411370; Defensa Civil 144).

- Tener a la mano los documentos de identidad de los integrantes de la familia y un maletín de emergencia con alimentos no perecederos y ropa de cambio.

- Usar paraguas e impermeable para evitar resfriados por las lluvias.

- Tener en cuenta las rutas de evacuación y puntos de encuentro del barrio, conjunto o edificio donde se encuentre.

- No lanzarse a arroyos o corrientes por más inofensivos que parezcan.

- Evitar conducir por lugares inundados.

  NOTICIAS RECOMENDADAS