Una historia de mentiras: a la
cárcel presunto abusador de niñas

16 de marzo de 2019 04:18 PM
Una historia de mentiras: a la <br />cárcel presunto abusador de niñas
El presunto abusador sexual fue capturado en un operativo al sur de la ciudad. Enfrenta un proceso penal por tres delitos.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las aberrantes acciones sexuales del excapitán Raúl Romero Pabón fueron castigadas por la justicia.

El exmilitar fue capturado el año pasado y condenado a 21 años de cárcel tras aceptar que accedía sexualmente a niñas de entre 12 y 16 años, a quienes luego les mandaba a tatuar su nombre como símbolo de dominio sobre ellas.

Las indagaciones de la Fiscalía General de la Nación dejan ver que el hombre, de 34 años, les ofrecía regalos, ganaba su confianza y luego de las mentiras, terminaba logrando sus oscuros objetivos. Pero ahora está pagando por ello y no tendrá ningún tipo de beneficio debido a que las víctimas son menores de edad.

La semana pasada, tras una acción conjunta de miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena y la Fiscalía Seccional Bolívar, quedó al descubierto otro presunto depredador sexual, caso que tiene algunos elementos similares al del excapitán, dado que este hombre también es señalado de acceder sexualmente a niñas tras ofrecerles regalos y dinero.

Por eso ahora está encerrado en la Cárcel de Ternera y desde allí enfrentará su proceso, en el que se demostrará si en realidad es culpable de dichos señalamientos, o si es inocente.

Denuncian una
falsa extorsión

Paradójicamente, la investigación contra el presunto abusador sexual, de 37 años y de quien no se revelará la identidad para evitar que las menores relacionadas en la investigación sean reconocidas, empezó cuando este hombre denunció que una joven de 16 años lo extorsionaba. El Gaula armó un operativo y la menor fue capturada en un centro comercial junto a su madre, cuando el hombre de 37 años les entregaba el dinero de la supuesta extorsión. Estas fueron llevadas ante un juez y la menor quedó en libertad, mientras que su madre fue asegurada con detención domiciliaria.

Sin embargo, fue esta situación la que abrió paso a la investigación contra el mismo denunciante de la supuesta extorsión, pues un pariente de la niña de 16 años lo denunció por abuso sexual.

La niña señaló que el hombre fue vecino suyo y que la contactó por Facebook. Le hablaba y empezaba a ofrecerle regalos, como ropa y dinero. Diciéndole que le daría 30 mil pesos, el hombre habría convencido a la menor que salieran y luego la habría accedido sexualmente, pero no le entregó el dinero.

Las indagaciones de la Sijín de la Metropolitana dejan ver que el hombre le habría dicho a la menor que se vieran para entregarle el dinero pero, presuntamente, lo que le estaba montando era una trampa para evitar que esta lo denunciara.

El hombre habría convencido a la menor de que se encontraran en un centro comercial ofreciéndole luego $300 mil, y que llevara a su madre. Fue así como se dieron las aprehensiones de estas.

Dos hermanas,
entre víctimas

Tras la denuncia de la niña, esta fue sometida a exámenes en Medicina Legal y luego ocurrieron otros hechos determinantes. Dos hermanas, de 15 y 16 años, que residían en el mismo barrio, se alentaron y denunciaron al sujeto de 37 años, quien también las habría accedido sexualmente.

La joven de 15 años indicó que el hombre la abordó en el barrio y le dijo que fuera a su casa, en otro sector, porque le iba a entregar un dinero que este le debía a una familiar suya. La menor dice que al llegar a la casa a buscar el dinero, este, presuntamente, abusó sexualmente de ella.

La sorpresa fue tremenda cuando la otra hermana, de 16, señaló que el sujeto también la habría accedido en varias oportunidades. Presuntamente, este le ofrecía dinero y prendas de vestir, las cuales les mostraba en fotos en su celular.

Con mentiras, el hombre la llevó a su casa y la habría accedido sexualmente. Esto habría ocurrido en varias ocasiones. “El hombre mide un metro con noventa centímetros y es corpulento. Eso intimidaba a las hermanas y ellas dicen que este también -presuntamente- les mostraba en su celular la foto de un arma de fuego y les decía que era suya, con el fin de causar temor”, indicó un investigador de la Sijín.

La denuncia
por acoso

Pero allí no terminó todo. Otra menor, de 15 años, también se animó a denunciarlo y explicó que el presunto abusador fue vecino suyo y que la contactó por Facebook y que la enamoraba. La niña dice que este le habría ofrecido regalos y que, al parecer, la acosaba. Todo acabó cuando la madre de la niña se dio cuenta. Por este caso, fue denunciado por acoso.

Los elementos materiales recolectados por los investigadores de la Sijín, las entrevistas que le hicieron a las menores psicólogos de la unidad Caivas de la Fiscalía Seccional Bolívar, fueron suficientes para expedir una orden de captura contra el presunto abusador, por los delitos de acceso carnal violento agravado, acoso y demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años.

Por ello, el 24 de febrero, los miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena armaron un operativo y lo atraparon en su casa, al suroriente de la ciudad.

Una funcionaria de la Sijín fue golpeada en el rostro por una pariente del sujeto que se oponía al operativo.

El sujeto fue llevado ante un juez de Garantías, quien lo mandó a la cárcel.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS