Cartagena


Urge aplicar PEMP en Cartagena

JOHANA CORRALES

28 de enero de 2015 12:15 AM

Quien piense que el PEMP sólo abarca la Ciudad Amurallada, está equivocado.

El Plan Especial de Manejo del Centro Histórico, utilizado en ciudades que son patrimonio de la humanidad para regular el uso y la altura de cualquier edificación que se quiera construir, también comprende zonas como Bocagrande, una parte de Manga, Pie de la Popa, Chambacú y El Cabrero.

Si el documento al fin se expidiera, se podrían evitar discusiones como la del moderno edificio de 35 pisos en Bocagrande, recientemente avalado por la Dimar; las mareas, el uso que se le deber dar al terreno donde está la Base Naval y hasta las llamadas zonas azules o de parqueo, que tanto se pretenden regular. Toda esa información la contiene el documento.
Por esa razón, la defensora del Pueblo, Irina Junieles, presentó una acción popular ante un juez para que la Alcaldía formule el PEMP y el Ministerio de Cultura lo adopte.

“Pero eso no basta. Hemos pedido una medida previa, que es una medida cautelar, que consiste en que el juez no espere hasta la sentencia para tomar esta decisión, sino que en el interregno se ordene a la Alcaldía: primero, dé a conocer el PEMP a la ciudadanía; y en segundo lugar, que la ciudadanía participe”, explica Junieles.

La funcionaria insiste que es fundamental que los cartageneros conozcan el documento antes de que el Alcalde Dionisio Vélez lo mande al Ministerio, porque, una vez se expida, no habrá nada que hacer y será de obligatorio cumplimiento.

“Lo que pasa es que a estas alturas del paseo, ya creemos que no sólo basta con que se formule y se expida, porque, después de todos estos años que han transcurrido, es fundamental que la ciudadanía pueda saber en qué consiste la reglamentación, y tenga claro que si bien quien ordena el territorio es el POT, en las ciudades que son patrimonio de la humanidad, como la nuestra, el POT no se aplica, sino el PEMP”.

“Ya van 10 años y nada...”
El Plan Especial de Manejo del Centro Histórico es un documento que tiene 10 años de estarse construyendo. Durante ese proceso, tuvo un momento clave en 2011, cuando el Consejo Nacional de Patrimonio aprobó la reglamentación general e hizo varias recomendaciones. Sin embargo, explica Junieles,  esas recomendaciones no se terminaron en el periodo de la exalcaldesa Judith Pinedo.

Se siguieron haciendo modificaciones. Las más importantes durante una reunión que convocó la Sociedad de Arquitectos de Cartagena.

“Con base en esa información, le preguntamos al Ministerio de Cultura que por qué no había adoptado el PEMP, y el Ministerio nos contestó que no lo habían adoptado, porque el Distrito todavía no lo ha expedido. Es decir, no lo ha formulado. Por eso estamos solicitando al alcalde que lo haga”.

¿Por qué es tan urgente?
Junieles asegura que la protección más importante y de fondo que puede tener el Centro y su zona de influencia es la expedición del PEMP, porque mientras se sigan dando este tipo de regulaciones fragmentadas la ciudad puede perder su esencia e identidad.

“Estas zonas se siguen regulando por un POT que no tiene en cuenta suficientemente aspectos que son importantes como el paisaje cultural, que es un derecho fundamental. Y el paisaje es que Cartagena pueda conservar su visión de ciudad ante el mundo y ante su misma ciudadanía, porque se trata de un tema no sólo hacia fuera, sino hacia dentro. Hay que conservar la ciudad que es nuestro patrimonio”.

Al igual que el paisaje cultural, también hay otros derechos que se ven vulnerados como el del medio ambiente, pues cuando se ordena la construcción de edificios en estas zonas, hay una presión respecto de la bahía de Cartagena, de modo que hay que hacer una análisis de hasta dónde las redes de servicios públicos tienen la capacidad para soportar las construcciones que se vienen y poder planificar bien.

“Sólo un ejemplo para que veas la importancia: así la Base Naval se traslade dentro de 10 años, las decisiones que se están tomando hoy son las que van a determinar el uso que va a tener esa tierra, y las alturas que va a tener. Y no es lo mismo vender ese lote si se pueden construir edificios de 50 pisos, a venderlo si sólo se puede construir edificios de dos o tres pisos. ¿Ahora ves la urgencia? Ya tenemos 10 años de estar esperando que el PEMP exista, y nada”, concluye Junieles.