Cartagena


Van dos robos en estaciones de Transcaribe, ¿qué pasa?

En menos de dos días, las estaciones de Las Delicias y El Líbano fueron saqueadas por vándalos, desde Transcaribe explican lo ocurrido.

REDACCIÓN CARTAGENA

30 de diciembre de 2020 06:01 PM

Dos hurtos se han presentando en menos de dos días en algunas estaciones del Sistema Integrado de Transporte Masivo – Transcaribe. Según conoció El Universal, personas inescrupulosas habrían aprovechado que después de 7 de la noche las estaciones quedan sin vigilancia para cometer los hurtos.

La primera estación atacada fue la de Las Delicias, donde un desconocido atacó con una piedra uno de los vidrios de la taquilla de recaudo y se llevó todo el dinero que estaba en las cajas. El segundo hurto fue en la estación del Líbano, donde también causaron daños en la infraestructura y se robaron el dinero que se había recaudado en el momento.

Debido a estos hechos vandálicos, Transcaribe calcula pérdidas superiores a los 35 millones de pesos. ¿Por qué no hay vigilancia?, desde el sistema aseguraron que “en concordancia con la actual situación financiera de la entidad, cuenta con un dispositivo de seguridad en las estaciones del sistema, de 7 a. m. a 7 p. m., priorizando la presencia en estaciones más críticas. Esta medida es temporal y se espera que se normalice en enero”.

Además, Sindry Camargo, gerente de Transcaribe, manifestó que ya está gestionando con el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, el apoyo de patrulleros en el sistema para evitar más actos de este tipo.

Así mismo, la empresa indicó que el contrato de concesión celebrado entre Transcaribe y el Consorcio Colcard; estableció que el concesionario es responsable de la Guarda de la infraestructura entregada para la debida ejecución de las actividades a su cargo. Las áreas de estaciones, portal y centro de control, entre otros, están bajo su custodia para la implementación y funcionamiento del sistema de recaudo.

Por lo anterior, se está esperando respuesta por parte del consorcio para la reposición inmediata de los equipos hurtados y así garantizar la correcta prestación del servicio.