Cartagena


Vecinos de Manga temen por riesgos de edificio en construcción

GENTE BAHÍA - CARTAGENA

21 de marzo de 2013 12:01 AM

Los ciudadanos Yepsi López Álvarez y Clara Ruiz Angarita, residentes de Manga, coinciden en la preocupación que les suscita la construcción de un edificio de apartamentos de 15 pisos, en la Cuarta Avenida con Carrera 21A.
Temen básicamente dos cosas: la primera es que las profundas excavaciones que se realizan al limite con los inmubles vecinos y los enormes cimientos que se están haciendo, debiliten o fracturen las estructuras de sus casas, pues el proyecto contempla parqueaderos subterráneos que a criterio de Yepsi López, debilitaría particularmente su casa porque por un costado de su propiedad construirían el acceso para los carros de la copropiedad.
Otro aspecto que mencionan es el riesgo de que caiga desde las alturas en construcción algún elemento contundente que pueda causar un hecho lamentable.
“No han previsto las suficientes medidas de protección, y eso es muy peligroso porque el ángulo de caída de un objeto aumenta a mayor altura del edificio, y ellos no previeron el retiro suficiente del proyecto con respecto a nuestras viviendas ”, manifiesta López Álvarez, propietario de la casa con nomenclatura 21A-58, en la Calle 29A o Callejón Dandy.
NO ES SUFICIENTE
Por su lado la residente Clara Ruiz dice que hasta el momento nada ha pasado en su casa con la obra vecina, pero admite que vive muy preocupada porque solo le pusieron en su propiedad una polisombra que apenas soporta el polvo y la tierra que cae de las alturas, pero que lógicamente no aguantaría ningún objeto pesado en caída libre.
“Les he pedido que pongan un tablado sobre mi casa que pueda resistir la caída de un martillo, una varilla o algún ladrillo que se les desprenda allá arriba, y parece que lo van poner. Yo no me opongo al desarrollo, pero tampoco me gustan estas cosas sin las debidas precauciones”, expresa Clara, dueña de la casa demarcada con el número 29-62 en el Callejón Dandy, en Manga.
“TOMAMOS LAS MEDIDAS NECESARIAS”
Gente Bahía habló con el ingeniero del proyecto sobre este tema, quien le pide a los vecinos de la obra remitirse directamente a los encargados de la construcción para despejar sus inquietudes y resolver situaciones.
Explicó que se han implementado las medidas de protección que corresponden hasta ahora, y que a partir del quinto piso se tomarán precauciones más complejas para evitar contratiempos, porque así lo establecen las normas de construcción.
Sobre los trabajos de remoción de tierra para las bases de la edificación, explicó que concientes de la magnitud del proyecto, han recurrido a técnicas de seguridad suficientes, con debidos trabajos de reforzamiento y soporte para evitar a toda costa que sufran las estructuras vecinas.
“Luego pondremos un muro de contención que beneficiará a los inmuebles inmediatamente vecinos porque les fortalecerá sus estructuras”, manifiesta el ingeniero, añadiendo que la parte estructural de este proyecto está previsto terminarla en agosto de este año.
“En caso de que alguna casa vecina sufra averías, estamos prestos a atenderlos, porque el proyecto responderá por cualquier daño que se cause. Estamos comprometidos con eso”, concluyó el ingeniero.