Cartagena


Vicepresidenta defiende al Esmad ante petición de reforma hecha por la ONU

Desde Cartagena la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, se refirió a la petición hecha por la ONU de reformar el Esmad e investigar sus excesos en las protestas sociales.

REDACCIÓN CARTAGENA

27 de febrero de 2020 12:20 PM

Luego de que la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (Acnudh ) pidiera al Gobierno Nacional iniciar una “profunda transformación del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad)”, desde Cartagena, en donde participa del Congreso Nacional de Municipios, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez exaltó la labor hecha por esta unidad, sin embargo, aseguró que estudiarán la petición. (Lea aquí: Nuevos enfrentamientos entre encapuchados y el Esmad en Bogotá)

“No conozco ese informe pero tenemos la tranquilidad de que el Esmad es una policía especializada en antidisturbios que realmente tiene todos los estándares internacionales y es, en muchos sentidos, una policía mucho menos reactiva que lo que son las de otros lugares (...) pero lo que sean recomendaciones las revisaremos con el mayor cuidado para mejorar cada vez más”, dijo Ramírez.

Es de resaltar que en la petición de la ONU también se pide iniciar “investigaciones exhaustivas, efectivas e independientes sobre casos de presunto uso excesivo de la fuerza por parte del Esmad durante las recientes protestas sociales”.

En este sentido, la vicepresidenta asegura que “nuestra policía es bastante paciente, que está acompañando respetuosamente a todos los que manifiestan respetuosamente y pacíficamente”.

“La Alta Comisionada llama al Estado a restringir en la mayor medida posible (...) el uso del ejército en situaciones relacionadas con la seguridad ciudadana, incluida la protesta social”, se lee en el informe.

El informe

Durante la presentación del balance de la ONU sobre el respeto a los derechos humanos en Colombia, el representante de la organización, Alberto Brunori, recalcó que, ante los hecho de detenciones arbitrarias y la muerte del estudiante Dilan Cruz por parte de un agente del Esmad, se sugirió que esta institución sea replanteada, con el fin de que se apliquen correctamente los protocolos para manejar las movilizaciones sin herir o causar la muerte de algún manifestante. (Le puede interesar: Duque, preocupado por informe de la ONU sobre DD.HH.)

Según el informe del Alto Comisionado de la ONU y el Ministerio de Salud, entre el 21 y el 26 de noviembre de 2019, al menos 36 manifestantes y 4 miembros de las fuerzas policiales sufrieron lesiones que requirieron hospitalización en Bogotá, Cali y Medellín.

Así mismo, se indica que algunos oficiales de policía presuntamente perpetraron actos contra los manifestantes que podrían llegar a constituir malos tratos y/o tortura, tales como desnudez forzada, amenazas de muerte con matices racistas y repetidas golpizas.