¿Y el control de los padres? Cuatro menores embarazadas violaron "Ley Zanahoria"

14 de julio de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Los padres no tienen por qué dejar que sus hijos estén en la calle a estas horas de la noche. Así terminan es perjudicándolo a uno. Yo pongo vigilancia en mi negocio, pero aún así esos muchachos engañan y como sea se meten”.

Eso dijo a las autoridades distritales el propietario de uno de los 16 establecimientos que entre la noche del domingo y madrugada de ayer fueron inspeccionados durante la “Caravana de Seguridad” y en la que sorprendieron a 23 menores de edad (4 hombres y 19 mujeres) violando la “Ley Zanahoria”, que restringe su permanencia o circulación en la calle entre 10 p.m. y 5 a.m. Lo que más llama la atención, es que entre los adolescentes hallados infringiendo la norma hay cuatro jóvenes en estado de embarazo. (Lea aquí: 23 menores infringieron Ley Zanahoria en Cartagena)

Esta "Caravana de Seguridad" llegó a las tres localidades, en cabeza del alcalde Dionisio Vélez. Se trató de un amplio operativo, que se inició a las 7 p.m., del domingo y culminó a las 3 a.m. de ayer, teniendo en cuenta que este mes se cumple un año de la aplicación de esta estrategia para disminuir los índices de inseguridad en zonas priorizadas. También estuvieron el Secretario del Interior, los alcaldes de las tres localidades, la Directora del EPA, el Director del DATT, el Comandante del Cuerpo de Bomberos, comisarios de familia, entre otros.

“Padres, a tomar conciencia”
Se conoció que era bastante evidente el estado de las cuatro menores embarazadas que infringían la “Ley Zanahoria”, aunque no se pudo determinar cuánto tiempo de gestación tenían. “Las cuatro niñas evidenciaban claramente estar embarazadas y estaban en establecimientos de comercio. La Policía de Infancia y Adolescencia las condujo a la Comisaría de Familia, a donde sus padres las fueron a recoger no sin antes recibir una amonestación verbal. Por situaciones como estas, seguiremos realizando los controles, porque desde el Distrito ya tenemos herramientas para poder controlar la irresponsabilidad de los padres que no están pendientes a sus hijos, los padres deben estar atentos a sus hijos”, señaló a El Universal Roberto Barrios, secretario del Interior.

Agregó que en la Localidad 2: De la Virgen y Turística, en especial en el barrio La María, fue donde más menores se encontraron en las calles en horario prohibido.
“Este decreto de ‘Ley Zanahoria’ (0712) se firmó el 4 de junio de este año y la idea es que los padres de familia tomen conciencia del control que deben ejercer con sus hijos. Si no, nos toca a nosotros hacerlo. No queremos que el decreto quede en letra muerta. Hasta la fecha son más de 150 menores los que hemos sorprendido violando la norma, seguiremos haciendo los controles y si por esto tenemos que llegar a conducir a mil menores a las comisarías de familia, lo haremos”, aseveró Barrios.

Las sanciones por violación de la “Ley Zanahoria” las asumen los padres de los jóvenes infractores. La primera vez, los padres reciben una amonestación verbal o escrita. Si el muchacho reincide, los padres estarán obligados a pagar amonestaciones económicas que van entre 1 y 100 salarios mínimos diarios legales vigentes. En caso de no contar con dinero, el padre deberá pagar con días de arresto el equivalente de salarios mínimos con los que fue amonestado. A la fecha, ningún joven ha sido sorprendido reincidiendo en la infracción.

Ante la preocupante situación, Lenny Cuello, directora encargada del Instituto de Bienestar Familiar, Regional Bolívar, hizo un llamado a los padres para tomar acciones con sus hijos.

“El ICBF hace un llamado a todos los padres o cuidadores de niños, niñas y adolescentes para que mantengan una buena comunicación con sus hijos y estén atentos a los lugares y compañías que frecuentan. No deben permitir que se encuentren solos fuera de casa durante la ‘Ley Zanahoria’. Deben evitar que se vean involucrados en situaciones que los expongan a peligros físicos o emocionales, tales como riñas, consumo de alcohol o drogas y explotación sexual, entre otros”, indicó Cuello.

“Problema de casa”
Este medio consultó la opinión de los cartageneros sobre la violación de la norma de “Ley Zanahoria”, en casos tan sorprendentes como el de las cuatro menores embarazadas a quienes hallaron en el operativo. 

A la pregunta: ¿Por qué cree que los adolescentes cartageneros ni sus padres están acatando la “Ley Zanahoria”?, surgieron diversas respuestas.
Delsy Arrieta consideró que “la educación empieza en casa, si no son corregidos cuando están pequeños, no esperemos que otros lo hagan cuando estén grandes. Cada día se degrada esta juventud sino ponemos límites.”

María Alejandra Jinete dijo “la ley los coge (a los menores) y van los papás no precisamente a darles a sus hijos un jalón de orejas, si no a matar a los policías. El ejemplo empieza en casa”.

“Recuerdo en mi infancia, cuando si me pasaba de las 8 p.m., eso era un par de cuerazos seguros, eso es lo que pasa. Ya se perdió mucha autoridad de parte de los padres hacia sus hijos”, señaló Johan Alvarado.

“Que las ‘Caravanas de Seguridad’ sean una política pública”
“Todos los domingos, que son los días más críticos por alteración del orden público, son los días en que estamos llegando con la ‘Caravana de Seguridad’ a los barrios afectados. Comenzamos el año pasado en julio y si se observan las estadísticas del segundo semestre de 2014, en este bajaron los homicidios, respecto a 2013. El que hayamos podido quebrar la tendencia del homicidio en la ciudad, que en los últimos seis años venía en ascenso, es de bastante satisfacción para la Administración. Si esta estrategia no se mantiene en futuras administraciones, volverá el problema. Esto debe volverse una política pública”, dijo el Secretario del Interior como balance del año que llevan las “Caravanas de Seguridad”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS