Cartagena


“Ya no tenemos por dónde transitar”: vecinos del barrio La Troncal

Son las quejas de los residentes de la Transversal 54 y de La Castellana por obstrucciones en el espacio público. Aseguran que el desorden es grande y piden presencia de las autoridades.

REDACCIÓN CARTAGENA

05 de junio de 2021 12:00 AM

Antes de la llegada de la pandemia del COVID-19, en la Transversal 54 eran pocos los establecimientos comerciales dedicados a la venta y consumo de licor, especialmente a la altura de barrios como Buenos Aires o La Troncal. Una famosa tienda con un parque al frente, en la entrada del barrio Los Caracoles, era el sitio más concurrido por la ciudadanía para departir al son de la música. Sin embargo, desde hace unos dos años han aparecido negocios similares al otro lado de la carretera, que no han sido del agrado de algunos residentes porque, según ellos, han afectado la tranquilidad en el sector.

Muchos negocios

Los afectados acudieron a este medio para denunciar públicamente esta situación y a su vez para llamar la atención de las autoridades, pues se sienten desprotegidos y vulnerables.

(Lea: En el barrio Buenos Aires protestan contra las discotecas).

“Ahora tenemos discotecas, bares, estancos, y eso ha traído consigo ventas callejeras, todo el espacio público está ocupado. No nos oponemos a que la gente trabaje honradamente para llevar el sustento a sus hogares, pero deben hacerlo sin afectar al prójimo. A esos establecimientos llega gente de otras partes a consumir alcohol, las calles se llenan de motos y carros, no dejan senderos peatonales. Los fines de semana es impresionante, uno como vecino no tienen ni cómo transitar para salir o llegar a su casa”, expresó un residente del sector, quien pidió reserva de su identidad.

Incluso, algunos moradores consultados informaron que varios de los locales supuestamente se han salido de sus límites, reduciendo las áreas públicas de la zona. “Todo lo que había en esta acera eran viviendas, quizás uno que otro negocio, pero nadie se extendía de sus predios. Ahora notamos que algunos establecimientos se están extralimitando”, agregó otro vecino.

Piden ayuda

La comunidad aclaró que hasta el momento no se han registrado peleas o alteraciones del orden público, aunque a principios de marzo del 2020 hubo un asesinato en una discoteca de Buenos Aires en medio de una disputa personal.

“Los negocios crecen y crecen, la zona se ha vuelto muy comercial, pero el problema no es ese sino que no hay controles de las autoridades. No hay vigilancia y cada quien ha hecho lo que ha querido, necesitamos que la Alcaldía venga y que la Inspección de Policía verifique las presuntas violaciones al espacio público. También solicitamos patrullajes constantes de la Policía, porque la inseguridad en nuestras calles sigue muy elevada”, puntualizó una vecina de La Troncal.

(Lea: Solo una variante de COVID-19 preocupa en Cartagena: Dadis).

Otra denuncia

Por otro lado, residentes del sector La Castellana denuncian una situación similar a la altura de la avenida Pedro de Heredia, en ambos sentidos. Allí, la cantidad excesiva de ventas ambulantes mantiene preocupados a los vecinos y a la ciudadanía en general, tanto así que la zona ha sido bautizada popularmente como el nuevo Bazurtico.

“No hay por dónde caminar, todo está saturado. En las afueras del centro comercial el andén está ocupado por vendedores y en la otra acera pasa lo mismo. Es algo muy delicado en estos tiempos de pandemia donde se necesita mantener el distanciamiento físico”, señaló una líder comunal, quien también exigió al Distrito una solución.

¿Qué responde la Alcaldía?
Este medio se comunicó con la Gerencia de Espacio Público y Movilidad del Distrito, que sobre la queja de los vecinos respondió: “Hemos concertado de manera coordinada con la Policía Nacional (entidad competente para ejercer el control sobre las ocupaciones indebidas de los espacios públicos con elementos removibles), operativos de control en La Castellana y en la Transversal 54 a la altura de La Troncal y Buenos Aires. Tal como lo dispone el Código Nacional de Policía y Convivencia , lo primero que se ha realizado son amonestaciones verbales, posteriormente se han puesto a firmar actas de compromisos a estos ocupantes indebidos del espacio público y ante la renuencia de estas personas se ha procedido a la incautación de la mercancía por parte de la Policía Nacional, siendo transportados y sometidos a procesos de bodegaje por parte de la Gerencia de Espacio Público y Movilidad”.
  NOTICIAS RECOMENDADAS