Ciencia


Enfriamiento súbito de la Tierra hace 13.000 años pudo deberse al vulcanismo

Aquel periodo de enfriamiento, que hizo descender la temperatura unos 3 grados centígrados, es conocido como “Younger Dryas” e interrumpió una tendencia general de calentamiento al final del Pleistoceno.

EFE

31 de julio de 2020 04:52 PM

Hace 13.000 años la Tierra sufrió un episodio súbito de enfriamiento, responsable de la desaparición, entre otros animales, de los mamuts, pero su origen no sería un meteorito, como considera la teoría más aceptada, sino un episodio de vulcanismo, según un estudio que publica hoy Science Advances.

Investigadores de las universidades de Texas, Houston y Baylor (EE.UU) consideran que la causa "no vino del espacio" sino que fue terrestre, lo que demuestra que hay otros mecanismos, además de los objetos espaciales, que pueden causar estos eventos.

"Parece que los volcanes pueden ser mucho más importantes de lo que se pensaba" en este tipo de procesos, según Alan Brandon, uno de los investigadores de la Universidad de Houston.

El origen de esta explicación se encuentra en una cueva de Texas donde los sedimentos han preservado firmas geoquímicas únicas de antiguas erupciones volcánicas, pero que se habían confundido con impactos procedentes de fuera de la Tierra, según el equipo.

"Este trabajo muestra que la firma geoquímica asociada con el evento de enfriamiento no es única, sino que ocurrió cuatro veces entre 9.000 y 15.000 años atrás", aseguró Brandon en un comunicado.

Los investigadores realizaron el análisis isotópico de sedimentos recogidos en la cueva de Hall, en Texas y se centraron en las concentraciones de osmio y de elementos altamente siderófilos, como el iridio, el rutenio o el platino.

El estudio determinó que los sedimentos no estaban presentes en las proporciones relativas correctas para haber sido añadidos por un meteorito o asteroide que hubiera impacta en la Tierra.

Kenneth Befus, vulcanólogo de la Universidad de Baylor, consideró que "estas firmas fueron probablemente el resultado de importantes erupciones en todo el hemisferio norte".

Una causa volcánica para el "Younger Dryas" es una "nueva y emocionante idea", pero saber si una sola erupción importante podría impulsar el enfriamiento sigue siendo una pregunta abierta, dijeron los investigadores.

Aquel episodio duró unos 1.200 años, por lo que una sola erupción volcánica es un importante factor iniciador, pero se necesitarían -según el equipo- otros cambios en el sistema terrestre, como el enfriamiento de los océanos y más capa de nieve para mantener este período más frío.