Ciencia


Geógrafos rusos establecen las nuevas coordenadas del polo sur magnético

Durante año y medio los especialistas rusos efectuaron diferentes experimentos hidrográficos e investigaciones de los polos geofísicos del planeta.

EFE

08 de junio de 2020 06:46 PM

Científicos rusos han establecido las nuevas coordenadas del polo sur magnético de la Tierra durante una expedición a la Antártida, según informó hoy el consorcio estatal ruso Rosgeologuia.

Los especialistas a bordo del buque oceanográfico “Admiral Vladímirski” lograron actualizar las coordenadas más de 20 años después de la última medición realizada por una expedición australiana y 200 años después del descubrimiento de la Antártida por el imperio ruso.

El “Admiral Vladímirski” atracó hoy en el puerto de Kronstadt, en el golfo de Finlandia, punto y final de la circunnavegación que arrancó el 3 de diciembre de 2019 y que le llevó a principios de año al continente blanco.

La expedición rusa siguió los pasos del navegante estonio Fabian Gottlieb von Bellingshausen, que encabezó la expedición de la Marina Imperial Rusa, ordenada por el zar Alejandro I, que fue la primera en dejar constancia documental del avistamiento del continente antártico.

La principal tarea era ubicar las coordenadas del polo sur magnético en el mar de Urbille y su disparidad con la medición realizada anteriormente según los estándares internacionales (IGRF y WMM).

Los datos obtenidos por los especialistas de la Sociedad Geográfica Rusa, la Universidad Estatal de Moscú, la Academia de Ciencias de Rusia, entre otras instituciones, tendrán ahora que ser verificados por el Instituto de Geofísica Aplicada para determinar de manera precisa las coordenadas del polo sur magnético.

Además, también precisarán determinados sectores del campo magnético de los océanos y los parámetros de la ionosfera, información que será publicada por la Sociedad Geográfica Rusa.

Los polos magnéticos norte y sur no coinciden con los geográficos y se encuentran constantemente a la deriva -se desplazan 50 kilómetros anuales- bajo la influencia de las corrientes de metales fundidos del núcleo de la Tierra.