Ciencia


La nave Psyche de la NASA envía sus primeras imágenes y datos

La sonda que va rumbo al asteroide Psyche probó con éxito sus instrumentos científicos con el envío de este lote de fotos del espacio.

EUROPA PRESS

07 de diciembre de 2023 01:13 PM

La nave espacial Psyche de la NASA ha culminado la activación con éxito de sus instrumentos científicos con el envío a la Tierra de las primeras imágenes de sus cámaras gemelas. Psyche, que ya se encuentra a 26 millones de kilómetros de la Tierra, llegará a su destino -el asteroide Psyche en el cinturón de asteroides principal entre Marte y Júpiter- en 2029.

Lea: Hallazgo en Colombia: encuentran el fósil de un Pokémon

El equipo quería probar todos los instrumentos científicos a principios del largo viaje para asegurarse de que estén funcionando según lo previsto y para garantizar que haya suficiente tiempo para calibrarlos y ajustarlos según sea necesario, informa la NASA.

El instrumento generador de imágenes, que consta de un par de cámaras idénticas, capturó un total de 68 imágenes, todas dentro de un campo estelar en la constelación de Piscis, que envió a la Tierra el 4 de diciembre. El equipo de imágenes está utilizando los datos para verificar el control, el análisis de telemetría y la calibración adecuados de las imágenes.

“Estas imágenes iniciales son sólo una introducción”, dijo Jim Bell de la Universidad Estatal de Arizona, líder del instrumento Psyche imager. “Para el equipo que diseñó y opera este sofisticado instrumento, la primera luz es emocionante. Empezamos a comprobar las cámaras con imágenes de estrellas como estas y luego, en 2026, tomaremos imágenes de prueba de Marte durante el sobrevuelo de la nave espacial. Y finalmente, en 2029 obtendremos las imágenes más emocionantes hasta el momento: de nuestro asteroide objetivo Psyche. Esperamos compartir todas estas imágenes con el público”.

Así funciona

El generador de imágenes toma fotografías a través de múltiples filtros de color, todos los cuales fueron probados en estas observaciones iniciales. Con los filtros, el equipo utilizará fotografías en longitudes de onda de luz visibles e invisibles para el ojo humano para ayudar a determinar la composición del asteroide Psyche, rico en metales.

El equipo de imágenes también utilizará los datos para crear mapas 3D del asteroide para comprender mejor su geología, lo que dará pistas sobre la historia de Psyche.

Al principio de la misión, a finales de octubre, el equipo encendió el magnetómetro, que proporcionará datos cruciales para ayudar a determinar cómo se formó el asteroide. La evidencia de que el asteroide alguna vez tuvo un campo magnético sería una fuerte indicación de que el cuerpo es un núcleo parcial de un planetesimal, un componente básico de un planeta primitivo. La información podría ayudarnos a comprender mejor cómo se formó nuestro propio planeta.

Poco después de ser encendido, el magnetómetro detectó una erupción solar, un fenómeno común llamado eyección de masa coronal, donde el Sol expulsa grandes cantidades de plasma magnetizado. Desde entonces, el equipo ha visto varios de estos eventos y continuará monitoreando el clima espacial mientras la nave espacial viaja hacia el asteroide.

Los datos recopilados hasta ahora confirman que el magnetómetro puede detectar con precisión campos magnéticos muy pequeños. También confirma que la nave espacial es magnéticamente “silenciosa”. Las corrientes eléctricas que alimentan una sonda de este tamaño y complejidad tienen el potencial de generar campos magnéticos que podrían interferir con las detecciones científicas. Debido a que la Tierra tiene su propio campo magnético poderoso, los científicos obtuvieron una medición mucho mejor del campo magnético de la nave espacial una vez que estuvo en el espacio.

El 8 de noviembre, el equipo encendió dos de los cuatro propulsores de propulsión eléctrica, estableciendo un récord: el primer uso de propulsores de efecto Hall en el espacio profundo. Hasta ahora, se habían utilizado únicamente en naves espaciales que llegaban hasta la órbita lunar. Al expulsar átomos cargados, o iones, de gas xenón, los propulsores ultraeficientes impulsarán la nave espacial hasta el asteroide (un viaje de 3.600 millones de kilómetros) y la ayudarán a maniobrar en órbita.

Menos de una semana después, el 14 de noviembre, la demostración de tecnología integrada en la nave espacial, un experimento llamado Comunicaciones Ópticas en el Espacio Profundo (DSOC), estableció su propio récord. DSOC logró la primera luz enviando y recibiendo datos ópticos desde mucho más allá de la Luna. El instrumento emitió un láser de infrarrojo cercano codificado con datos de prueba desde casi 16 millones de kilómetros (10 millones de millas) de distancia: la demostración más lejana jamás realizada de comunicaciones ópticas.

El equipo de Psyche también ha activado con éxito el componente de detección de rayos gamma de su tercer instrumento científico, el espectrómetro de rayos gamma y neutrones. A continuación, los sensores de detección de neutrones del instrumento se activarán la semana del 11 de diciembre. En conjunto, esas capacidades ayudarán al equipo a determinar los elementos químicos que componen el material de la superficie del asteroide.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS