$8,2 billones, la deuda que asfixia a los hospitales de Colombia

10 de diciembre de 2017 01:35 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La Nueva EPS, Savia Salud, Coomeva, Cafesalud y Saludcoop ocupan los primeros cinco lugares de un ranking que publicó la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, ACHC, en el que muestra las deudas que tienen las EPS y entidades territoriales con los hospitales y clínicas, lo que representa un indicador que asfixia estos establecimientos, pues, sin plata, no hay cómo de funcionar.

 y la realidad que están viviendo es que son 8,2 billones de pesos los que han dejado de recibir –con corte a junio de este año– lo que dificulta la atención.

Así mismo, el director general de la Asociación, Juan Carlos Giraldo, indicó que de las deudas, el 60,2 % es cartera en mora y que este informe se realizó basado en la información de 153 instituciones.

“El hospital puede prestar el servicio hoy, pero, en el mejor de los escenarios, le pagan después de 200 días”, manifestó Giraldo, quien también destacó que la cifra de endeudamiento supera el 50 % de su capacidad.

En el mismo sentido, Giraldo explicó que en el régimen contributivo el gran deudor es la Nueva EPS, con 886 mil millones de pesos, mientras que en el subsidiado es Savia Salud, con un reporte de más de 600 mil millones de pesos.

Responsabilidad
Aunque con este reporte se podría pensar que la responsabilidad en el hueco financiero es de las EPS, que en efecto deben pagar sus deudas, el asunto de fondo tiene que ver con una cadena de no pagos, en especial, del Gobierno.

Así lo planteó, en diálogo con EL COLOMBIANO, el presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), Jaime Arias, quien aseguró que la realidad consiste en una especie de círculo de deudas, teniendo en cuenta que lo que no pagó el Fosyga (Gobierno) es lo que las EPS no han podido cancelar. “Seguramente si hablamos en tres meses, la situación seguirá igual”, dijo Arias.

El directivo aprovechó para aclarar que “no es que las EPS se estén quedando con la plata”, sino que hay un acumulado de deudas desde hace unos 10 años, y fue más claro al advertir que si quieren soluciones la única fórmula “mágica” es que el Ministerio de Hacienda disponga el presupuesto que requiere el sistema.

Lo que se ha hecho
El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, conociendo la situación de los hospitales, desde abril de 2016 presentó un plan de choque para sanear la cartera de las EPS con los hospitales.

El más reciente impulso anunciado para este fin, es el giro de 1,3 billones de pesos que se ejecutarán entre finales de este año y febrero de 2018.

En un comunicado, el ministro destacó que ha puesto en marcha la tercera versión del plan de choque para aumentar el flujo de recursos del sector salud en las últimas semanas de este 2017.

Además, indicó que los principales puntos de esta medida se basan en la compra de cartera a prestadores de servicios de salud públicos y privados, por un valor mínimo de 60 mil millones de pesos; recursos de crédito blando con Findeter, por 100 mil millones de pesos; el pago del 37 % adicional de la deuda reconocida en el proceso liquidatorio de Caprecom. “Según lo aprobado en la Ley de Presupuesto, serán pagados 500.000 millones de pesos”, manifestó el ministro en la misiva.

¿Y qué falta?
Aunque el director de la Asociación de clínicas y hospitales reconoció que se han hecho esfuerzos para controlar las deudas, instó al Ministerio y a la Superintendencia de Salud para que sus intervenciones en este asunto sean contundentes.

“Si se quiere evitar que se repitan las crónicas historias de entidades que vemos que se están deteriorando y se dejan llegar a la quiebra, pero al final se van debiéndole plata al sistema hospitalario, la Superintendencia debe reforzar los controles, teniendo en cuenta nuestras advertencias”.

La tarea se concentra en que las EPS les paguen a tiempo a los hospitales y clínicas para evitar que se ahonde la crisis y se encuentre un panorama más crítico que obligue al cierre de estos establecimientos, pues, finalmente, los más perjudicados son los pacientes.

Adicionalmente, el mensaje que entrega la Asociación es que las clínicas y hospitales no deberían estar dedicadas a cobrar, sino en enfocarse en cómo mejorar la atención a los pacientes. Pero esto solo puede cumplirse si el Gobierno paga la deuda acumulada del Fosyga. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS