Colombia


A la espera de la resurrección: turismo colombiano sufre en Semana Santa

La pandemia y el aislamiento social preventivo coincidieron con la Semana Santa, una celebración religiosa ligada a jornadas vacacionales y actividades turísticas.

COLPRENSA

07 de abril de 2020 07:24 PM

Desde que empezaron a conocerse los primeros casos de contagio de coronavirus en el mundo, el turismo comenzó a sentir las consecuencias de una pandemia que ha puesto en jaque a la economía de cientos de países que cada día se enfrentan al desafío de lidiar con una enfermedad para la que no se ha encontrado una cura y que ocupa casi todos los renglones de lo que se habla en el día a día.

Los informes más recientes del Consejo Mundial de Turismo (WTTC, en sus siglas en inglés) arrojan datos que de lejos causan preocupación: cerca 75 millones de puestos de trabajo están en alto riesgo por cuenta de la crisis que atraviesa el sector. Y Colombia, por supuesto, no es la excepción.

La agudización de la pandemia y el aislamiento social preventivo obligatorio en el que se encuentra la mayor parte de la población coincide con la Semana Santa, una festividad religiosa directamente ligada a jornadas vacacionales y actividades turísticas.

Para la muestra, el año pasado este sector en Bogotá recibió cerca de 35 millones de dólares en ingresos y 303.590 turistas durante la temporada de Semana Santa. Para 2020, se esperaba tener un crecimiento del 6,3 % reflejado en ingresos de por lo menos 40 millones de dólares.

“Estamos viviendo una Semana Santa demasiado atípica, donde no tenemos viajeros ni turismo nacional o internacional. Las ventas han sido cero. No va a haber ingresos”, sentenció Paula Cortés, presidente de la Asociación Nacional de Agencias de Viajes y Turismo (Anato).

Por su parte, David Zorro, gerente de mercadeo de la cadena On Vacation, afirmó que desde el 16 de marzo hasta el 15 de mayo la empresa decidió congelar su operación aérea en acatamiento de las medidas cautelares para evitar la propagación del virus en el país.

“Pasamos de una ocupación superior al 90 % en nuestros destinos turísticos a un 0 % (...) Hemos abierto la posibilidad de reprogramar vacaciones sin penalidad, algo en lo que nuestros clientes nos han colaborado”, dijo el ejecutivo.

Además, todo parece indicar que la recuperación del sector no será precisamente rápida ni sencilla. La experta en turismo y exministra de esa cartera, María Claudia Lacouture, señaló que mientras no exista una vacuna ni una cura contra el coronavirus, las personas se abstendrán de visitar otros destinos.

“El turismo no se va a recuperar este año. Quizá en diciembre veamos algunas respuestas positivas, siempre y cuando se tenga la certidumbre de una cura, una vacuna y una serie de protocolos que den confianza”, afirmó Lacouture, quien hoy preside la Cámara de Comercio Colombo Americana.

Cabe recordar que desde marzo el Gobierno Nacional presentó una serie de alivios financieros al sector turístico, los cuales consistieron en un aplazamiento de las contribuciones parafiscales y la declaración del IVA, así como una línea de crédito por medio de Bancoldex, destinada únicamente al auxilio del sector.

“Lastimosamente el tamaño de la problemática para el sector es muy grande. Y es a nivel mundial. Cuando uno ve que un hotel pasa de tener 120 habitaciones ocupadas a dos, entonces estamos hablando de un proceso muy complejo. Las medidas que ha tomado el gobierno son necesarias. Sin embargo, el sector del turismo no va a entrar en una reactivación económica en el corto o mediano plazo”, dijo Lacouture.

La experta agregó que debe generarse un plan de choque para el sector, el cual debe tener componentes económicos y de capacitación.