Colombia


Adulto mayor completó dos días enterrado vivo en su casa para pedir ayuda

Luis Miguel López, de 74 años de edad, estuvo enterrado hasta el cuello en su casa, en el sur de Bogotá, como señal de protesta.

COLPRENSA

24 de mayo de 2022 05:05 PM

Luis Miguel López, un adulto mayor de 74 años de edad, completó dos días enterrado vivo hasta el cuello en su casa, en el sur de Bogotá, como señal de protesta para pedir ayuda que le permita sustentar su supervivencia.

Esta fue la última opción que encontró ante la desesperanza por encontrar un apoyo que le permitiera vivir dignamente. “No tenemos ninguna salida”, dice hoy con dificultad para hablar, luego de haberse cocido su boca el día anterior.

Luis Miguel no solo pide amparo asistencial sino una ayuda integral que le permita volver a trabajar para ser sostén de su hogar, una casa de pisos de tierra, sin agua, ni energía, ubicada en la invasión Tocaimita, en la Localidad de Usme, sur de Bogotá.

Adulto mayor completó dos días enterrado vivo en su casa para pedir ayuda

Según narró, su condición económica nunca ha sido fácil, pero se agravó el pasado 21 de octubre del año anterior, cuando fue víctima de un robo que lo dejó con 14 puñaladas y una de sus manos deterioradas. “Ahí tengo la chaqueta con todos los huecos”, dice.

Ante la situación, sus vecinos quedaron “sorprendidos” y alertaron a las autoridades del Distrito, quienes le ofrecieron hasta ahora atención en salud.

“Desde ayer el equipo de la Secretaría de Integración Social viene acompañando al señor Luis Miguel. Logramos llegar con él a algunos acuerdos y logramos trasladarlo a la clínica La Victoria, donde le dieron atención especial. Hoy nuevamente estamos con él reiterando los acuerdos a los que llegamos anoche y nuevamente estamos buscando que sea atendido en salud”, señaló Margarita Barraquer, secretaria Distrital de Integración Social.

Sin embargo, como cuentan sus vecinos, el adulto mayor luego de su paso por el hospital, en la noche de este lunes tuvo que regresar a casa en las mismas condiciones de pobreza. Su hijo de 20 años, la única persona con la que vive, también sufre la falta de oportunidades que le permitan tener un trabajo.

“La situación aquí es difícil, solo que uno trata de sobrevivir”, dice uno de sus vecinos de 56 años, quien ratifica las condiciones de pobreza en las que viven todas las familias de la zona. “En el barrio hay bastantes personas en esas condiciones, viviendo en la miseria”, cuenta.

En la tarde de este martes, Luis Miguel fue trasladado nuevamente a una clínica de la ciudad dispuesta por la Secretaría Distrital de Integración Social.

  NOTICIAS RECOMENDADAS