"Alcancé a negociar mi renuncia con el presidente Santos"

19 de octubre de 2017 05:04 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El exmagistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt Chaljub, no se guardó nada. En el comienzo del juicio en su contra, por supuestos actos de corrupción, negó tener responsabilidad alguna en la supuesta petición de 500 millones de pesos para favorecer a Fidupetrol con el trámite de una tutela e hizo una serie de revelaciones e imputaciones que buscan argumentar que fue víctima de un complot, en el que estarían involucrados la Fiscalía y el Gobierno y el entonces magistrado de la Corte Luis Ernesto Vargas Silva.

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado Pretelt dijo que parte de ese complot fue la investigación que la fiscalía de Eduardo Montealegre abrió a su esposa Martha Ligia Patrón, hoy archivada, por presuntos delitos de lesa humanidad, las constantes peticiones de renuncia e, incluso, la supuesta injerencia en el Congreso para que fuera acusado y suspendido.

“Señores magistrados les voy a contar una cosa. Yo alcancé casi a negociar mi renuncia con el presidente Santos. Usted me ha hecho hablar y decir esto. Para que no siguieran persiguiendo a mi familia. Si él quería mi cargo, se lo dejaba, pero que dejara al Congreso libre, en un juicio libre, y el  día que me absolvieran en la Comisión de Acusaciones pisaba el escalón y me iba”, aseguró.

“Y tengo testigos. Y redacté mi renuncia. Solo si no seguían persiguiéndome. ¿Usted sabe lo que es una denuncia por delitos de lesa humanidad a mi esposa, lavado de activos, concierto para delinquir?”, dijo.

En un interrogatorio en el que le fue permitido usar y presentar ante la Sala Penal una serie de diapositivas, el propio Pretelt dijo que había esperado este momento para exponer las evidencias que confirmarían este supuesto complot y que incluirían haberle ocultado pruebas.

De acuerdo con Pretelt, detrás de estos hechos habría un interés del Gobierno de truncar su presidencia en la Corte, ya que él era conservador y era decisiva la elección del próximo Registrador Nacional del Estado Civil y por sus posiciones conservadoras en otros fallos.

“Vargas aprovecha la situación del complot y va armando poco a poco con el Gobierno Nacional, con la prensa, con (el fiscal Eduardo) Montealegre y (elvicefiscal Jorge) Perdomo. Yo me enfrenté a lo que Álvaro Gómez Hurtado llamaba ‘el régimen’. Si yo no hubiera sido presidente de la Corte nada hubiera pasado, se hubieran quedado tranquilos”, dijo.

Además, Pretelt dijo que tras estallar el escándalo, con la denuncia que hace Mauricio González Cuervo, el Gobierno supuestamente designó a Luis Miguel Pico, hoy investigado por la corrupción de Odebrecht, para buscar su suspensión.

“Ese señor fue el delegado del presidente Santos para convencer a cada uno de los miembros de la Comisión de Acusación y de la Cámara y el Senado, para que votaran rápido la acusación. Ellos estaban detrás de una figura que era abrirme un proceso disciplinario y, en este, suspenderme. Finalmente no lo usaron. Luis Miguel Pico fue el comisionado para alistar la aplanadora”, señaló.

El exmagistrado, además, insistió en su inocencia: “estoy tranquilo que nunca pedí un centavo, que no lo recibí. Esto fue una persecusión infame".

EL DETALLE DE LA SELECCIÓN

Durante la diligencia, los magistrados de la Sala Penal fueron insistentes para que Pretelt explicara cómo se hizo el proceso de selección de la tutela. El jurista explicó que a su despacho le correspondió un rango de tutelas entre las cuales estaba esa y que los judicantes de su despacho, bajo el examen de un magistrado auxiliar, no la consideraron relevante.

La prueba de ello sería que no se le hizo una ficha esquemática, que es el proceso que permite señalar ante una Sala de Selección que el asunto es relevante. Luego, explicó Pretelt, hubo sala de selección el día 17 de octubre de 2013, en la que participaron solo los magistrados Jorge Iván Palacio y Alberto Rojas.  Allí la tutela fue seleccionada para su estudio, luego fue sorteada y le correspondió al magistrado Mauricio González. Un año después, la Sala Plena negó la tutela.

“Nunca hablé con ellos de la tutela de Fidupetrol. La selección estaba única y exclusivamente en manos de ellos dos (Palacio y Rojas). (…)  No tuve interés en la misma. Yo hubiera podido hacerle la ficha esquemática pero no lo hice”, dijo.

Además, indicó que hubo una petición de la ciudadana de la abogada Fátima Domínguez para que la tutela fuera seleccionada e indicó que Víctor Pacheco debería explicar cómo se enteró de la selección, porque el auto oficial suele demorarse varios días.

Pretelt también reveló que esa tutela fue votada “en barrido” por la Sala Plena. “Eso es, a pupitrazo limpio”. El jurista insistió en que no pidió los 500 millones de pesos.

“Nunca, honorable Corte Suprema de Justicia, (Víctor) Pacheco dijo que yo le pedí dinero; y no le hablé a Mauricio González, ni del asunto que tenía a su cargo”, dijo Pretelt.

LAS PRUEBAS QUE PRESENTÓ PRETELT

En medio de este debate hay un elemento determinante: si hubo o no una reunión en la casa de Jorge Pretelt el 18 de octubre con Víctor Pacheco para discutir este tema, antes de una reunión en el Club El Nogal ese mismo día luego que se anunciara a Humberto Sierraporto como integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Pretelt afirma que esa reunión no existió y presentó una serie de interceptaciones hechas por la Fiscalía a Pacheco, que evidenciarían que este mintió y cambió su testimonio, y que, al parecer, le habrían sido ocultadas a su defensa, pero sí presentadas a otros testigos.

En uno de esos audios, conocido por COLPRENSA, Pacheco habla el 18 de marzo de 2015 con Peter Nieto, su conductor, y allí le pide recordar que se hizo el 18 de octubre a lo que Nieto responde: “Yo digo que lo recogí en el aeropuerto, lo lleve al centro, lo esperé mientras usted hacía una diligencia al lado del Palacio de Justicia y lo lleve y lo dejé en el Nogal”.

Ahí Pacheco dice: “¡No, no, no, no, el intermedio es importante! Entre el Palacio de Justicia y el Nogal yo voy a un apartamento, al de Emaús ¿Se acuerda o no? Hay como una carreterita, hay una barrita en la mitad”.

Y Nieto responde: “Pues no me acuerdo muy bien, pero como hicimos muchas vueltas ese día y terminé dejándolo en el Nogal. Yo echo cabeza y me acuerdo que hicimos muchas vueltas”.

Otro de los audios es de la esposa y la hija del abogado Víctor Pacheco, que reposaba en la Fiscalía, en el expediente contra Rodrigo Escobar Gil, absuelto por este escándalo, en el que las mujeres conversan entre sí sobre los orígenes de este caso, es decir, cuando Víctor Pacheco acude a la Corte a hablar con el magistrado Gabriel Eduardo Mendoza, amigo de antaño, y comenta sobre la supuesta petición de dinero de manera informal.

“Entonces es cuando aquellos se enteran. (Luis Ernesto) Vargas se entera, como ellos tenían su complot armado. Yo le dije a Víctor, le caíste como anillo al dedo a todos esos ‘hp’ allá, entonces estos no le creen aquel”, dice uno de los apartes de la transcripción del audio.

En la audiencia, Pretelt le pidió a la Corte que investigue un acta de la Sala Plena de la Corte Constitucional que, supuestamente, habría incluido de manera errada o falsa, una presunta admisión de su parte de la existencia de esa reunión del 18 de octubre. Según Pretelt, eso se hizo para ayudarle a la Comisión de Acusaciones.

"El bloque mayoritario conoció estas interceptaciones en donde se probaba que Pacheco no había estado en mi casa el 18 de octubre y buscaron por todos los medios hacer un acta, en donde se manifestaba que yo reconocía que Pacheco había estado en mi casa. Se hizo un acta que no se mencionaba mi intervención y se devuelve al secretario. Viene nuevamente una versión del acta y no aparece nada y, en la tercera versión aparece que Pretelt reconoce que Pacheco sí estuvo el 18 de octubre. Esa era la forma de prevaricar de María Victoria Calle con varios compañeros y los denuncié”, señaló.

De acuerdo con Pretelt, el representante a la Cámara Julián Bedoya, habría dicho a los magistrados que no tenía prueba de esa reunión y por eso se le habría fabricado la prueba.

“Pido que se investigue el episodio de la Sala. La doctora Martha Sáchica, Luis Guillermo Guerrero y Gloria Ortiz dijeron que a ellos no les constaba que yo hubiera dicho que sí hubo reunión", precisó Pretelt.

ES COSTUMBRE DEL GOBIERNO ESTAR METIDO EN LA CORTE

Dentro de su explosiva declaración, el exmagistrado Pretelt aseguró que en la Corte Constitucional era frecuente el lobby, señalando que el propio Pacheco acudía frecuentemente a los despachos, incluso al punto de denunciar que este habría falsificado la firma de dos personas para la constancia de salida.

Pretelt aseguró que “ha sido una costumbre de este Gobierno de estar todo el tiempo metido en la Corte Constitucional y no les estoy mintiendo. Llegó un momento en que Jorge Iván Palacio dijo que era inaceptable ya, la presencia de la doctora Cristina Pardo, como secretaria jurídica, en los despachos de la Corte Constitucional, que eso no se estaba viendo bien”, dijo sobre la ahora magistrada de la Corte.

En la audiencia, Pretelt además calificó constantemente a Luis Ernesto Vargas como “detestable” y con quien tenía una evidente animadversión.

“Era un ser desagradable. Todo el tiempo era la animadversión con el presidente (Álvaro) Uribe. Llegó a decir que yo era un perro de Uribe. Yo le tengo aprecio y cariño pero nunca salí del límite de mis funciones para complacer a una persona que me ternó”, señaló al explicar que Uribe lo propuso para ser magistrado y para ser Fiscal General. El juicio a Pretelt apenas empieza.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS