Álvaro Uribe denuncia nexos entre narcótrafico y Ejército

26 de marzo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de la República, Álvaro Uribe, denunció ayer los posibles vínculos entre miembros del Ejército de Ocaña, Norte de Santander, con el narcotráfico. Así lo hizo, luego de escuchar el testimonio de un testigo en la sede de las Naciones Unidas en Colombia. “Escuchamos un testigo del caso de falsos positivos. Ese testigo nos transmitió su testimonio referente a casos presentados en Ocaña, Norte de Santande, ese testigo ha traído unas pruebas bien significativas de que en 2006 y 2007 sectores del narcotráfico, bandas criminales del narcotráfico de la región de Ocaña penetraron la Brigada y consiguieron alianzas con sectores de la Brigada”, dijo el jefe de Estado durante el Congreso Nacional de Productores de Papa. Según indicó, estas alianzas tendrían como fin avanzar en el negocio de la producción y comercialización de la coca, y para aparentar que sí perseguían a los narcotraficantes. Incluso, el primer mandatario reveló que se llegaron a asesinar varias personas “inocentes”, para hacer creer que era real la lucha contra el narcoterrorismo. La información la recibió del delegado de la ONU en Colombia, Cristian Salazar, sobre presuntas relaciones ilegales entre narcotraficantes e integrantes del batallón de Ocaña. HABLAR CON LA FISCALÍA “El testigo me expresó que había comentado casi todo a la Fiscalía. Pedí, en presencia de las personas que asistimos a la reunión y en territorio de Naciones Unidas, que la Constitución colombiana obliga a poner todos esos hechos en conocimiento de la Fiscalía. El testigo va a hacerlo”, señaló Uribe, quien se comprometió a hablar directamente con el Fiscal General de la Nación (e), Guillermo Mendoza Diago, para ponerlo al tanto de esta información. Por esta razón, reiteró que la política de seguridad democrática “tiene que ser eficaz y tiene que ser transparente”. “Al Gobierno jamás le ha temblado la mano para castigar violaciones a la Ley. Recuerdo al principio de nuestro Gobierno, Guaitarilla, Cajamarca, después Jamundí; tan pronto conocimos casos de falsos positivos en 2008, en una reunión que empezó a las 9:00 de la noche en la Presidencia, a las 12:00 de la noche tomamos decisiones administrativas rigurosas, que se comunicaron al otro día a las 7:00 de la mañana”, agregó Uribe. La información fue entregada por un testigo, en presencia del delegado para Colombia de la ONU, Cristhian Salazar; el Ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján; y director del Departamento de Derechos Humanos de la Vicepresidencia, Carlos Franco. LA INFILTRACIÓN José Joaquín Cortés Franco, brigadier general destituido por el presidente Uribe por los casos de falsos positivos, aseguró que dicha infiltración se habría producido en las tropas de la Brigada y no entre los mandos oficiales de grado superior. "Yo estoy seguro que esa infiltración se presentó a nivel pelotón: sargentos, comandantes de pelotón, a ese nivel", dijo. Según el oficial en retiro los responsables se beneficiaron por partida doble, pues además de recibir recursos del narcotráfico evitaban que fueran enviados a zonas de conflicto por su buen desempeño operativo.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS