Colombia


Aprueban endurecer penas para quienes induzcan a los deportistas al dopaje

La Comisión Primera de la Cámara de Representantes le dio el visto bueno con 29 votos a favor y cero en contra. Ahora pasa a la plenaria de la corporación para su segundo debate.

COLPRENSA

09 de diciembre de 2019 10:02 PM

La comisión Primera de la Cámara de Representantes aprobó este lunes, en primer debate, el proyecto de ley que busca endurecer las penas para quienes induzcan a los deportistas a no respetar las normas antidopaje o les suministren sustancias prohibidas.

El proyecto, que busca modificar el artículo 380 del Código Penal Colombiano y que es fruto de un trabajo interinstitucional entre los ministerio de Justicia, liderado por Margarita Cabello Blanco, y del Deporte, en cabeza de Ernesto Lucena, obtuvo 29 votos a favor y cero en contra en la comisión.

Cabello Blanco manifestó que en Colombia es necesario actualizar en este tema, donde los jueces serán los encargados de aplicar las sanciones correspondientes, independientemente de las reglas disciplinarias que plantean las autoridades deportivas.

“Es una cuestión de transparencia. Cuando se apruebe este proyecto de ley se sancionará cualquier utilización de drogas prohibidas, de acuerdo con las convenciones internacionales de la Agencia Mundial Antidopaje”, afirmó la titular de la cartera.

Por su parte, la viceministra del Deporte, Carolina Breton Franco, manifestó que si el proyecto se convierte en ley de la República, Colombia estaría a la vanguardia respecto a los estándares internacionales relacionados con normatividad contra el dopaje.

El artículo 380 del Código Penal establece prisión de 16 a 54 meses, pero con el nuevo proyecto la pena pasaría a ser de entre 24 y 72 meses, e incluiría una multa de entre 66 y 750 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Además, se incluyen tres causales de agravación del delito, incrementando la pena hasta en la mitad, cuando esté involucrado un menor de edad, se realice mediante engaño o coacción o aprovechando una posición de autoridad sobre la víctima.

El proyecto sigue con su trámite legislativo y ahora pasa a la plenaria de la Cámara de Representantes para su segundo debate.