Colombia


Asocajas defiende labor de cajas de compensación familiar en el país

COLPRENSA

21 de mayo de 2015 05:42 PM

Ante la posibilidad de que, por decisión gubernamental, se eliminen las Cajas de Compensación, con el fin de reducir costos laborales para las empresas, la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, mostró el balance de la gestión que estas entidades hacen en el sistema de subsidio familiar y el servicio que estas prestan a la sociedad.

Según el presidente Ejecutivo de Asocajas, Álvaro José Cobo “la labor más importante que realizan las Cajas de Compensación Familiar en Colombia es dignificar a los trabajadores que ganan entre uno y dos salarios mínimos, dándoles oportunidades de mejorar su calidad de vida”.

Cobo presentó en cifras la importante labor que realizan las Cajas de Compensación en términos de redistribución de la riqueza y garantías de oportunidades para los trabajadores menos favorecidos.

Según él, “con el aporte del 4% de la nómina que hacen las empresas a las Cajas de Compensación Familiar, se acumula un promedio de 4,8 billones de pesos por año” entre todas las cajas de compensación. Este acumulado corresponde a los 8,2 millones de trabajadores afiliados por las 529.064 empresas que pagan sus aportes a las Cajas de Compensación.

De estos, 1,5 billones de pesos se reponen a los trabajadores mensualmente a través de la cuotas monetarias que recibe cada trabajador afiliado de manera mensual, por sus hijos estudiantes menores de 18 años y por sus padres que no trabajan ni cuentan con pensión y/o hermanos dependientes cuyas condiciones especiales no les permiten trabajar.

534 mil millones de pesos se destinan a los subsidios de vivienda que entrega la Caja de Compensación al beneficiario por una sola vez, sin cargo de restitución por parte de éste y que constituye un complemento de su ahorro, para facilitarle la adquisición, construcción o mejoramiento de una solución de vivienda de interés social.

$1,2 billones se destinan a los diferentes servicios sociales que prestan las cajas de compensación como espacios de esparcimiento, práctica de deporte y planes vacacionales, así como a la educación de hijos en edad escolar y universitaria.

Finalmente, $1,15 billones son destinados a los Fondos de Ley de la población no afiliada a ninguna caja de compensación, ya sea por trabajo informal o por falta de empleo.


SOBRE LAS CAJAS DE COMPENSACIÓN Y EL PAGO DE IMPUESTOS

Una de las críticas principales por parte de otras empresas y quienes se oponen al sistema de subsidio familiar, es que las Cajas de Compensación al ser entidades sin ánimo de lucro no pagan impuestos. Ante esto, Álvaro Cobo respondió que estas entidades sí están obligadas por ley a pagar impuestos sobre la renta y el patrimonio, así como el Impuesto al Valor Agregado o IVA en los casos donde las cajas tienen almacenes y puntos de venta de diversos productos.


CAJAS DE COMPENSACIÓN PREOCUPADAS

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, reconoció la importancia de la labor que las Cajas de Compensación realizan por los trabajadores y afirmó que “es necesario que eliminemos en Colombia esa costumbre de acabar con todo lo que es exitoso”.

Según él, “hasta el momento no se conoce ningún anuncio oficial sobre la eliminación de las Cajas de Compensación, pero sabemos que por debajo de la mesa muchas cosas se dicen sobre esto”. En este sentido envió el mensaje de que “el país debería cerrar filas en defensa de las Cajas de Compensación Familiar”.

Este llamado fue secundado por Luis Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia quien invitó a los políticos y la clase dirigente de Colombia “ a reflexionar sobre el sistema de subsidio familiar y la importancia que pueden tener para el país en un marco de post conflcito”.

Según él, “las Cajas de Compensación tienen toda la experiencia y los mecanismos para brindar atención a los ciudadanos en el marco de un postconclicto, pero no lo podemos hacer con el presupuesto que se nos tiene asignado por ley, pues con el 4% del valor de la nómina no nos alcanzará para cubrir esto”.


EXPANSIÓN DEL SISTEMA DE SUBSIDIO FAMILIAR

Según Álvaro Cobo, “durante los más de 60 años de existencia, la cobertura de las Cajas de Compensación Familiar ha sido en las zonas urbanas del país, por lo que cubrimos solo una parte de la población colombiana”. En este sentido, reveló que “estamos estudiando los mecanismos por medio de los cuales, las cajas de compensación podrían ampliar sus servicios a las comunidades campesinas”.