Audios y videos, las pruebas de la Fiscalía en el escándalo del caso Santrich

06 de marzo de 2019 12:00 AM
Audios y videos, las pruebas de la Fiscalía en el escándalo del caso Santrich
Ante la juez 22 de garantías son presentados los capturados por el escándalo del presunto caso de corrupción en la extradición de Santrich. (Colprensa-Sergio Acero)

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La Fiscalía destapó sus cartas en el expediente que abrió en contra de Luis Alberto Gil, Carlos Julián Bermeo, Yamit Prieto Acero, Luis Orlando Villamizar y Ana Cristina Solarte capturados el pasado viernes en un operativo en un hotel del norte de Bogotá. Audios y videos fueron revelados durante la audiencia en la que los acusan de ser los presuntos responsables de cohecho, concierto para delinquir y tráfico de influencias.

(Lea:Implicados en caso Santrich se declaran inocentes)

Cuando se pensaba que la etapa de imputación de cargos no tendría mayores sorpresas, la Fiscalía descubrió una de sus mayores fichas: una acusación por narcotráfico en contra del fiscal de apoyo de la JEP, Carlos Bermeo, y del exsenador por Opción Ciudadana, el ‘tuerto’ Luis Alberto Gil.

Eran 120 kilos de cocaína que pretendían ser enviados a Roma, Italia, para ser distribuidos en una discoteca propiedad del funcionario de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP. Quien planteó el negocio fue el propio Bermeo en una conversación que tuvo con uno de los agentes encubiertos de la Fiscalía y que, de acuerdo a las grabaciones que se escucharon en el estrado, tiene acento de ciudadano mexicano.

El ente acusador señaló que Gil Castillo estuvo presente en ese diálogo y que por ello sería cómplice de esa negociación del narcotráfico. En el audio que compromete a los arrestados Bermeo le explica toda la situación a su interlocutor.

“Se me olvidó comentarle algo – dice Bermeo – es que en Roma tengo una discoteca (...) quería decirle si usted no tiene la posibilidad de llevar unas cosas allá (...) que me den insumos para yo vender”.

La grabación fue interrumpida por un sonido ambiente y cuando se normalizó el mexicano inicia una charla con un sujeto al que identifican como Alexánder Toro con quien se finiquita la supuesta entrega de la droga.

“De esa parte, los primeros 120 se los voy a dar a crédito. Vas a pagarlos, eso lo voy a hacer por el senador, los vas a pagar en pesos colombianos, ¿te gusta?”, dice el agente infiltrado por la Fiscalía.

LA CARTA REFUNDIDA

Pero no fue la única revelación durante la audiencia. Bermeo, al parecer, tuvo injerencia en el extravío de la famosa carta en la que el Ministerio de Justicia le pedía más pruebas al Departamento de Justicia de los Estados Unidos por el caso Santrich que se refundió en Panamá.

La Fiscalía señaló que parte del pago que Bermeo recibió el viernes tenía como fin recompensar esa acción y, de igual manera, se escucha en el audio grabado de la conversación que el infiltrado, un sujeto identificado como ‘la fuente’ y Orlando Villamizar – mano derecha de Gil Castillo – tuvieron en una habitación del quinto piso de un hotel del norte de Bogotá.

“Don Orlando, acuérdese que han pasado dos eventos muy significativos, la carta con las que nos ayudó y la otra es que el hombre que está en Nueva York ya se jodió, ahora falta la segunda parte”, dice el mexicano.

De esta reunión, la Fiscalía difundió un vídeo de deficiente calidad en el que, no obstante, se observa a Villamizar recibiendo los 500.000 dólares que posteriormente les entregaron a Bermeo y a Solarte, su esposa. En esa habitación, Villamizar estaba inquieto por el monto ya que, se deduce de la charla, no era el valor acordado.

“Acá hay 500.000 (dólares). Es lo que le puedo mostrar. Abajo en la camioneta tengo un millón quinientos mil más”, dice el mexicano a lo que Villamizar le increpa que hasta que no esté la suma acordada “no habrá movimiento”.

En la explicación que hizo de los audios, el fiscal manifestó que “es claro que es una negociación por dos millones de dólares e incluso en algún momento se llega a hablar de que los dos millones corresponden a un pago inicial de diez millones de dólares”.

La segunda parte del trato a la que se hace referencia es, presuntamente, la dilación que se estaba buscando en el proceso de extradición de Jesús Santrich. Sobre este punto, durante la fase de imputación el representante de la Fiscalía enfatizó que Bermeo “se ofreció para retardar órdenes de policía judicial solicitar y prórrogas para dilatar órdenes impartidas por un magistrado”.

De acuerdo con las pruebas recopiladas, entre ellas un audio grabado en el vestíbulo de un hotel, el fiscal de apoyo de la JEP les asegura a ‘la fuente’ y al agente infiltrado que el mecanismo para ello es hablar con un magistrado para que conceda una prórroga de 30 días. Lo que no precisó en la diligencia es cuál es el magistrado al que Bermeo hace referencia en el audio.

Sin embargo, Bermeo le dice al sujeto que “se dio cuenta que enviaron unos documentos para la extradición y se les devolvieron. Santrich quedó feliz y la verdad eso está saliendo bien”. Tras esto le responden: “prácticamente, ya nos has estado ayudando”.

Con las evidencias, la Fiscalía intenta soportar el pedido de medida de aseguramiento en establecimiento carcelario ya que expondrá este miércoles que pueden influenciar en testigos y pueden manipular pruebas durante la etapa de juicio.

((RECUADRO))

NO ACEPTARON CARGOS

Luis Alberto Gil, Carlos Julián Bermeo, Yamit Prieto Acero, Luis Orlando Villamizar y Ana Cristina Solarte a quienes los señalan de ser los responsables de los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencias y cohecho no se allanaron a cargos por lo que ahora irán a juicio y no tendrán ningún beneficio en sus sentencias, de ser hallados culpables.

Durante la imputación de cargos, el ente acusador señaló que estas personas conformaron una organización criminal para influenciar en servidores públicos que tuvieran que ver con el proceso de extradición de Santrich.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS