Colombia


Aumento del salario mínimo debe someterse a revisión a mitad de 2021

El planteamiento de los académicos plantea que por las particularidades de este año por el COVID-19, a mediados del próximo año se podría evaluar si se hace un nuevo incremento.

COLPRENSA

07 de diciembre de 2020 01:46 PM

Un situación atípica, como la que ha provocado el COVID-19, requiere soluciones atípicas.

Así lo reconocen los investigadores del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y la Universidad EIA de Medellín, que sugieren que en el comienzo del 2021 podría hacerse un incremento del salario mínimo mesurado, de acuerdo con la situación actual provocada por el coronavirus, y en el segundo semestre del próximo año, dependiendo de la evolución que haya tenido la economía del país, se podría evaluar si se debe hacer un nuevo incremento.

De acuerdo con el estudio ‘Panorama de la negociación del salario mínimo para 2021’, hecho por investigadores del Observatorio Laboral de las dos universidades, la actual situación de incertidumbre que se vive en el país sugiere que el aumento del salario mínimo para el próximo año sea mesurado.

En especial, porque el incremento del desempleo, que, según las cifras del DANE, fue en octubre de 14,7%, hace necesario que se adopten mecanismos para crear empleos formales e incentivar la contratación laboral indefinida.

Sin embargo, con la recuperación económica que se viene dando no podría descartarse la posibilidad de que a mediados del próximo año, según los resultados de la economía, pueda haber una renegociación.

“La totalidad de derechos laborales fueron reorientados para afrontar la crisis económica y sanitaria afectando la capacidad de consumo y los denominados costos ‘no salariales’. Como parte de la necesidad de recuperar la demanda agregada, un aumento mesurado consecuencia de la incertidumbre y una renegociación en función del balance del primer semestre 2021 puede ser un escenario a considerar”, señalan Diana Londoño, Iván Daniel Jaramillo y Paul Rodríguez, de la Universidad del Rosario, y Andrés García-Suaza, de la Universidad EIA.