Colombia


Autocinemas no podrán funcionar, pero se mantienen planes piloto en iglesias

El Ministerio de Salud anunció que los autocinemas generan aglomeraciones. Aún así, las iglesias mantendrán los planes piloto para reabrir con pocas personas.

COLPRENSA

22 de julio de 2020 09:18 PM

El pasado martes 21 de julio, el Ministerio de Salud anunció que los autocinemas no podrán funcionar, pues esto conllevaría un riesgo de contagio por el COVID-19, debido a las aglomeraciones. Además, se consideró que no se puede garantizar el distanciamiento mínimo dentro de los vehículos. (Lea aquí: Cine Colombia lamenta decisión del Gobierno de prohibir los autocines)

“Actualmente no es posible realizar actividades de exhibición cinematográfica o de espectáculos públicos de las artes escénicas en cualquier modalidad, cuando ello implique aglomeración de personas en el lugar del espectáculo y dentro de los vehículos que utilice el espectador, toda vez que no garantiza el distanciamiento físico de dos metros entre personas”, señaló la circular 34 de 2020, expedida por la entidad.

Asimismo, los cines y teatros permanecerán cerrados en las ciudades con media y alta moderación. En caso de los municipios con bajo nivel de contagio, también se aplicará la medida, dado que toda concurrencia de personas, en las que no se puede garantizar una distancia de dos metros entre cada asistente, constituye un peligro potencial de contagio del virus, ocupando los espacios no están diseñados para esta acción.

“En ese escenario, se insta a los alcaldes a cumplir las medidas sanitarias y de aislamiento previstas por el Gobierno Nacional y a vigilar que se acaten las instrucciones impartidas”, expreso el ministerio de Salud. Además indicó que junto a los ministerios de Cultura y Comercio, se está viendo la posibilidad de reapertura del sector cinematográfico.

Sin embargo, un sector que si tendría esta opción es el de las iglesias, lo cual también genera cierta controversia, debido a que hay una reunión de personas en un lugar cerrado, lo que genera una aglomeración y hay también riesgo de contagio.

El pasado 7 de julio, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció la expedición de los protocolos para el sector religioso. Aún así, los expertos mostraron su preocupación por la reactivación de un sector no esencial que puede incrementar la transmisión del virus, pues no todos manejan con rigurosidad el autocuidado

Diego Rosselli, docente del Departamento de Epidemiología de la Clínica y Bioestadística de la Universidad Javeriana, desaprobó esta medida, porque, los espacios en algunos templos son reducidos, y el distanciamiento es difícil de mantener.

“En muchas iglesias, hay una combinación de factores preocupantes que generan contagio, como lo son primero, espacios reducidos y cerrados; segundo, la falta de distanciamiento, tercero, que las personas hablan o cantan en la iglesia, y peor todavía, se mantienen más de 10 minutos en el lugar, por lo que los contagios son mucho más probables”, manifestó.

Además de esto, Rosselli expresó que esta es una medida que atenta seriamente contra la salud de los ciudadanos y que puede echar abajo los meses de distanciamiento y prevención que se recomendaron en la cuarentena estricta.

“Esta es más una jugada política ejercida por las presiones de líderes católicos y pastores protestantes que ven esta alternativa como una forma de salir de su crisis financiera, a costa de la vida y la salud de sus propios feligreses”, concluyó.