"Hoy los colombianos estamos aprendiendo a perdonar, aprendiendo a ser humanos"

23 de junio de 2017 11:31 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En medio de elogios, rodeado de altos dignatarios de la comunidad educativa de Francia, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, recibió el doctorado Honoris Causa de la Universidad París 1 Panteón – Soborna.

“La Universidad de Sorbona le rinde homenaje a un político que marcó la historia del mundo en este tercer milenio”, afirmó Gravari-Barbas, vicepresidente de Relaciones internacionales de la Universidad Sorbona, quien preparó un elogio destacando la labor del mandatario colombiano para lograr el proceso de paz con las FARC.

Según el vicepresidente Gravari-Barbas el presidente Santos logró convertir en una situación positiva la pérdida del plebiscito que fue considerada por algunos analistas como “una bofetada a la fe y a la esperanza”, lo cual es una gran lección para todos.

"Usted encabeza un país lleno de promesas, que lleva un progreso creíble", dijo el ministro de la educación nacional, Jean Michel Blanquer, quien resaltó el pragmatismo del mandatario y agregó: “Somos dos repúblicas hermanas porque nacimos bajo el mismo sol de julio (…) Hambrientas de libertad, que conocen después de tantas dificultades, los valores de la paz”.

Santos, quien escuchó atento esas palabras, agradeció en nombre de los colombianos el honor por el reconocimiento.

“Vengo con inmensa gratitud y también con humildad para recibir, en mi nombre y en nombre de mi pueblo, este Doctorado Honoris Causa que llevaré conmigo como el más preciado título. Lo entiendo como un reconocimiento al empeño de los colombianos por alcanzar la paz en nuestro suelo, un empeño que se vio frustrado por mucho tiempo y que finalmente pudimos concluir con éxito, poniendo fin a una guerra absurda entre hijos de una misma nación”, dijo.

De la misma manera el mandatario colombiano agradeció a la universidad por “hacer un homenaje a la paz de Colombia”, y afirmó que se debe seguir su ejemplo, aplicar el sentido de dignidad humana y acoger la virtud de la resilencia, que dijo, es la capacidad de superar la adversidad para adaptarse a las nuevas circunstancias.

“Francia fue resiliente en los tiempos aciagos de la ocupación y lo está siendo hoy cuando, a pesar de la amenaza terrorista, ha decidido preservar sus valores, seguir siendo faro de libertad y democracia, y elevarse, sin perder la dignidad humana, sobre las dificultades. A ese talante francés hoy traigo como ofrenda el talante, no menos admirable del pueblo colombiano”, dijo.

Mencionó parte de la historia del conflicto colombiano, y dijo que por tanto tiempo en medio de él se estaba perdiendo la capacidad de compasión y la capacidad de sentir dolor y sufrimiento.

“Hay muchos en Colombia, como los hay en todo el mundo, que prefieren la venganza a la reconciliación, la retaliación al perdón, la perpetuación del pasado a la construcción del futuro. Pero son cada vez más los que comprenden o comienzan a comprender que la paz y la reconciliación son los únicos cimientos posibles para cualquier sociedad que aspire a ser libre, justa y próspera”, dijo.

Y por esto último, aseguró que, “la paz en Colombia es hoy un proceso irreversible”, y los colombianos están aprendiendo a ser humanos.

“Hoy los colombianos estamos aprendiendo a perdonar, a convivir, a respetar las diferencias, a debatir sin violencia, a recordar sin condenar. En otras palabras: aprendemos a ser humanos, verdaderamente humanos”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bogotá

DE INTERÉS