Colombia


¿Congresistas buscaban permitir explotación de hidrocarburos en la Amazonía?

Un proyecto de reforma constitucional que buscaba crear la región Amazónica se vino abajo luego de que representantes acusaron de introducir un artículo para permitir la explotación de hidrocarburos.

COLPRENSA

22 de mayo de 2020 03:12 PM

El trámite de una reforma constitucional para crear la Región Amazónica, que hasta el momento había superado cinco debates sin mayores problemas, terminó convertida en una intensa disputa entre representantes de la bancada de Gobierno y dirigentes independientes y de oposición, que los acusan de querer abrir por esta vía la puerta a la explotación de hidrocarburos en la selva amazónica.

El acto legislativo pretendía crear esa nueva forma de organización territorial para los departamentos de Amazonas, Caquetá, Guaviare, Guainía, Putumayo y Vaupés. Sobre ese objetivo había habido consenso, pero la manzana de la discordia fue un parágrafo del proyecto, en el cual se daba vía libre a que en la Amazonía se pudiera hacer estudios de exploración en diferentes campos.

La disposición, propuesta por representantes de la bancada de gobierno, decía: “se podrán expedir normas especiales en materia ambiental, administrativa, fiscal y poblacional, que fomenten la investigación científica, el turismo, el desarrollo del comercio y formas de explotación sostenible de los recursos, previa consulta a las comunidades directamente afectadas”.

La norma fue interpretada de inmediato por líderes de la oposición como una puerta abierta para permitir la explotación de recursos naturales y en especial de hidrocarburos en la selva amazónica, echando para atrás normas que impiden este tipo de actividades en parques naturales.

Fue tal el debate, que la discusión de la plenaria se alargó por más de diez horas. Una de las autoras del proyecto, la representante a la Cámara por la Alianza Verde, Juanita Gobertus, expresó su oposición a la reforma, que hasta antes de la inclusión de ese artículo había apoyado, porque según ella, se convertía en un retroceso para el desarrollo sostenible de esa región.

“Desafortunadamente la Plenaria de la Cámara ha tomado la decisión de eliminar el parágrafo que protegía la biodiversidad en la Amazonía, y con ello hace tránsito una ponencia que permite el desarrollo del turismo (ya no de ecoturismo) y habla de explotación de recursos naturales (ya no de aprovechamiento de recursos naturales)”, sostuvo la representante luego de evidenciar que las mayorías del gobierno, representadas en el uribismo, el conservatismo, la U y parte de Cambio Radical, esperaban aprobar el proyecto de esa forma.

Para la legisladora, de haberse aprobado así la reforma hubiese sido un error dramático, porque se hubiera puesto en riesgo el desarrollo sostenible de esta región y el potencial de servicios ecosistémicos”.

Los representantes del uribismo acusados de impulsar la explotación de recursos naturales en la amazonía negaron que fuera ese el propósito de la norma.

“Decirle al país que nosotros estamos a favor de la explotación de hidrocarburos en la selva amazónica es una gran mentira. A lo que nos oponemos es a introducir en la Constitución prohibiciones individuales por departamentos; o acaso hay unos con más o menores derechos que otros?”, manifestó el representante uribista Gabriel Vallejo.

Sin embargo, en opinión del representante liberal, Juan Carlos Losada, sí era clara la intención de permitir, desde la Constitución, la deforestación de la Amazonía, con un supuesto propósito de promover el desarrollo de la región.

“Desnudaron sus negras intenciones de explotar el ecosistema más importante del planeta! Ya no les importa nada con tal de llenarle los bolsillos a las empresas extractivas!”, aseguró.

El conservador Buenaventura León, otro de los promotores de la iniciativa, sostuvo: “en ningún momento nuestra proposición busca autorizar la exploración ni tampoco es un retroceso, lo que se busca es que en materia de extracción quede como está en el statu quo. Ese parágrafo está viciado y fue negado en primera vuelta”.

Finalmente, sobre las once de la noche del jueves, luego de la intensa discusión, el debate se cerró luego de que el informe de ponencia no logró la votación calificada que requería. Se hundió la propuesta, pero de paso también la intención de crear la Región de la Amazonía, que por el momento no podrá constituirse.