Colombia


¿Cuál será el impacto político de las 16 curules para víctimas?

El Gobierno nacional realiza las gestiones necesarias para la implementación de las 16 curules en el Congreso que les entregarán a víctimas del conflicto en torno a lo establecido en el acuerdo de paz.

COLPRENSA

30 de agosto de 2021 12:00 AM

El Gobierno, en cabeza del presidente Iván Duque, se prepara para reglamentar las 16 curules que les serán entregadas a las víctimas del conflicto, después de varios años de litigios.

El tema, que está puesto en la agenda política desde el acuerdo de paz firmado entre las Farc y el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, y que logró revivir en el Congreso de la República gracias a dos fallos que dieron cumplimiento a la decisión ordenada por la Corte Constitucional en la entrega de este acto legislativo, ha divido las opiniones de congresistas y políticos. Lo que más le interesa al Gobierno es que estas curules queden en manos de las verdaderas víctimas.

“Lo que tenemos que garantizar en la reglamentación es que esas curules sean para las víctimas y que no haya ninguna rendija por la cual quieran ser capturadas por los victimarios u organizaciones afines a los victimarios. Es importante tener la voz de las víctimas y que esa voz y ese voto se traduzca en mejores políticas públicas para ellos”, afirmó el presidente Iván Duque. (Le puede interesar: Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga, en nuevo escándalo)

Daniel Palacios, ministro del Interior, indicó que el Gobierno nacional se encargará de cumplir esta decisión, que únicamente debe beneficiar a las víctimas del conflicto, quienes realmente deberían estar en la agenda noticiosa por la oportunidad que les será ofrecida a causa del dolor e injusticias que vivieron durante años.

“El Gobierno expedirá el decreto en lo que corresponde al acto legislativo para aspectos que se reglamentarán y para otros que le serán entregados a la Registraduría Nacional del Estado Civil, que garantizará el proceso electoral y vigilará la participación y transparencia para que todo este procedimiento se pueda llevar a cabo”, destacó el ministro Palacios.

En este momento, el decreto está trabajándose con la Consejería para la Estabilización, con la Secretaría Jurídica, con la Unidad de Víctimas y la Registraduría Nacional. Además, será expedido en 30 días para que empiece a regir y logre estar vigente en las próximas elecciones.

Entre las preocupaciones que han manifestado las víctimas está si tendrán o no la oportunidad de participar si salieron de su territorio por el desplazamiento forzado, esto teniendo en cuenta que una de las condiciones para aspirar a una de las curules es habitar en los territorios que fueron vulnerables ante estos hechos de violencia.

Ante esta situación, Palacios afirmó que el acto legislativo tendrá una revisión por parte de la Corte Constitucional, debido a que este documento está establecido desde el año 2017. Por esta razón también trabajarán de la mano con la Unidad de Víctimas, para escuchar y aclarar dichos puntos.

Respecto al decreto, la Unidad para las Víctimas, bajo la dirección de Ramón Alberto Rodríguez Andrade, anunció que la entidad trabajará, participará y apoyará todas las disposiciones que sean necesarias para garantizar que estas curules sean destinadas para las genuinas víctimas.

“Estamos consolidando esas curules para la paz, esos espacios que se han solicitado para que las genuinas víctimas estén allí y que esas genuinas víctimas del conflicto le puedan exigir a sus victimarios el cumplimiento de ley, para exigirles a los victimarios la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición”, destacó Rodríguez.

(Le puede interesar: Cartagena tendrá mesa técnica para vigilar calidad de aire y ruido urbano)

Impacto político

Para el senador Rodrigo Lara Restrepo, lo más importante es que las víctimas reales sean quienes ocupen estos cargos y que este acto legislativo sea el resultado de un proceso genuino de participación política de la población civil.

“Yo soy amigo del proceso de paz, cómo no serlo, fui ponente del acto legislativo para la Justicia Especial para la Paz (JEP), pero siempre tuve observaciones puntuales para mejorar sustancialmente los textos presentados por el Gobierno en ese entonces”, afirmó Lara.

El senador también destacó que ofreció un marco jurídico equilibrado a los militares, por ejemplo con los principios de responsabilidad de mando, que son el pilar principal del apoyo militar a la JEP. Y respecto a las curules de las víctimas, el senador votó negativamente debido a que, según él, está muy escéptico respecto a la posibilidad de que a estas curules lleguen realmente víctimas como resultado de un proceso genuino de participación ciudadana durante las elecciones.

“Me temo que en esta norma las estructuras de políticas tradicionales terminen rebuscándose a cualquier persona que pueda acreditarse como víctima y al final se apoderen de esta representación, no quiero pensar en que esto va a ser así. Es muy difícil que personas que han sido vejadas por este absurdo conflicto terminen ganándole la partida a las casas políticas tradicionales que tienen dinero y estructura”, enfatizó el senador.

Para el senador Roy Barreras, estas curules lograrán equilibrar en el Congreso la presencia genuina de las víctimas, al contrario de los victimarios, quienes por años han tenido voces que los han representado, como aquella parapolítica, y ahora la representación de excombatientes de las Farc en las plenarias del Senado.

“Esto logrará la reparación integral de los territorios, ya que corresponden a las zonas más lastimadas por el conflicto, es indispensable que haya voces auténticas que garanticen que el Estado haga presencia construyendo carreteras, colegios, hospitales y las cosas que hagan falta en estos territorios”, destacó Barreras.

Para Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), las curules tendrán un alto impacto político, debido a que en estos territorios marginados por la violencia las votaciones siempre han tenido un bajo índice, en este caso, las personas que habitan estos lugares se verán identificadas con sus líderes y acudirán a los puestos de votación para sentirse representadas.

“En la Cámara de Representantes vamos a encontrar un balance muy interesante, serán ciudadanos y ciudadanas que ejercen liderazgo en las zonas más vulnerables donde no hay presencia de institucionalidad ni hacen parte de grupos políticos, entonces serán voceros de otro tipo de población, ojalá esto permita una mayor conexión del Congreso con la ciudadanía”, destacó Barrios.

El senador Roy Barreras destacó que la primera de las propuestas sería la implementación del acuerdo de paz, la cual considera como una hoja de ruta para el país, ya que en este se estampan diversas soluciones y rutas para eliminar el narcotráfico, la reforma política contra la corrupción, la profundización de la democracia y las garantías para la vida de quienes han hecho parte del liderazgo social y a quienes aún se les están vulnerando sus derechos.

Para la directora de la MOE, una de las primeras propuestas que estas personas implementarían estaría relacionada con lo agrario y con la interconexión virtual y de vías, enfatizando que estas zonas son las que menos tienen conexión a través de carreteras y por vía aérea.

Garantías del Gobierno

Para el senador Roy Barreras es importante que el Gobierno les facilité y permita a las víctimas los mecanismos de difusión de sus ideas de manera segura, así podrán ejercer su campaña, eso sí, protegiendo su vida e integridad para que puedan recorrer sus territorios sin ningún temor.

Para la directora de la MOE, es importante que a las víctimas se les garantice la suficiente logística de material necesario, para que puedan llevar a cabo sus campañas y votaciones a pesar del poco tiempo que queda para las siguientes elecciones, además de poder hacer proselitismo electoral sin padecer violencia, incluyendo que las comunidades también puedan estar tranquilas decidiendo por quién votar.

Finalmente, tanto Barreras como Barrios coincidieron en que quienes son detractores de la implementación de estas curules no les conviene que a estas personas les sean reconocidos sus derechos, destacando el desconocimiento y la falta de empatía con comunidades que padecen de primera mano la violencia y, entre esto, demostrando que estas personas no pertenecen a clanes políticos tradicionales y que por el contrario sí renovarán la agenda política.

  NOTICIAS RECOMENDADAS