¿Cuáles son las consecuencias que podría generar parar la obra de Hidroituango?

19 de febrero de 2019 09:30 AM
¿Cuáles son las consecuencias que podría generar parar la obra de Hidroituango?
Proyecto de Hidroituango descargando agua del río Cauca por el vertedero. //COLPRENSA

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Estamos trabajando con la fecha del segundo semestre de 2021 para entrar en operación con las primeras cuatro unidades del proyecto”. Esas son las palabras de Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM, cuando se le pregunta sobre el cronograma de entrega de Hidroituango, un proyecto que más allá de aportar 17% de la energía del país (como se tiene previsto), es una de las más grandes promesas de la ingeniería colombiana.

Aunque inicialmente se preveía que su primera entrega fuese a finales de 2018, la contingencia en el primer semestre del año pasado impide que hoy se sepa con claridad cómo está la situación real en la casa de máquinas y si el proyecto es viable o no.

Así lo explicó Oswaldo Ordóñez, geólogo y docente de la Universidad Nacional, quien añadió que “en el posible escenario de que el proyecto se frene sería una gran catástrofe en la ingeniería. Habría millonarias pérdidas para EPM y se perderían casi nueve años de trabajo”.

El experto aseguró que como ya está construido una parte, tardarían hasta casi dos años en desmontar la obra. “Esta situación le generaría grandes sobrecostos a EPM, y serias consecuencias a la matriz energética del país”.

Al analizar la situación de la obra y las investigaciones que se adelantan sobre el proyecto, salen a relucir tres graves consecuencias si Hidroituango no entra en operación en 2021: el primero, unas grandes pérdidas económicas para EPM y para la Gobernación de Antioquia; el segundo, un déficit de energía al no entrar los 2.400 megavatios que prometió inicialmente la obra; y el tercero, las sanciones a los responsables del proyecto.

Aunque Londoño ha dicho que los sobrecostos estarían por encima de $2,5 billones, Ordónez cree que la cifra aterrizada es entre US$2.000 millones y US$3.000 millones si se hace inviable y se debe desmontar el proyecto.

A este factor se suma, igualmente, el faltante de energía que dejaría la obra. Esto debido a que, si bien el Gobierno Nacional prepara una subasta del cargo por confiabilidad para soportar el déficit del proyecto, alcanzar esta cuota de 2.400 megavatios no es una tarea fácil de realizar.

Ángela Montoya, presidente de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), le explicó a LR que “el Ministerio de Minas y Energía y la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) están actuando estratégicamente porque se están anticipando a cualquier déficit de energía, por si no entra Ituango. Definitivamente, es un proyecto importante, donde su no entrada en operación podrá ser mitigable”.

En cuanto al tercer efecto que se daría, si la obra no entra en los plazos previstos, sobre las posibles sanciones a funcionarios de EPM y la Gobernación de Antioquia, la Contraloría advirtió días atrás que se darían porque se pudieron tomar malas decisiones en el proceso de planeación y ejecución de la construcción de la presa.

¿Faltará energía a 2021?

La contingencia que ha atravesado el proyecto de EPM desde hace unos meses atrás fue la razón principal para que el Gobierno Nacional ya tenga un plan B para cubrir el posible déficit de energía que se podría presentar si la central hidroeléctrica Ituango no entra en operación en los plazos previstos.

Es por eso que en medio de la crisis ambiental del río Cauca, el Ministerio de Minas y Energía ya tiene todo preparado para la próxima subasta del cargo por confiabilidad. Se trata de una puja que se llevará a cabo el 28 de febrero y la que será definitiva para la matriz energética futura, pues se prevé entregar una serie de asignaciones para cumplir con las obligaciones de energía firme para el período 2022-2023.

Así lo estableció la Creg, que, en la resolución 104 de 2018, explicó que la “expedición de tales resoluciones son el resultado de la incertidumbre en la entrada en operación del proyecto Hidroituango y el consecuente déficit de energía en firme que implica esta situación”.

Esta subasta será a sobre cerrado. Se estima que participarán cerca de 36 proyectos: 27 térmicas y nueve hidráulicas. “Desde el gremio respaldamos plenamente los avances y la posibilidad de que el proyecto entre a operar en 2021, todos en el sector eléctrico esperamos que Hidroituango haga parte del sistema, pero en este momento existe una gran incertidumbre frente a lo que pueda representar para el abastecimiento de energía”, dijo Alejandro Castañeda, presidente de Andeg.

La investigación de la Procuraduría y la Contraloría

La emergencia ambiental que provocó Hidroituango hace unos días fue un motivo para que la Procuraduría y la Contraloría hayan iniciado dos investigaciones en las que, en términos generales, se prevé encontrar los presuntos responsables del desastre al río Cauca.

Por un lado, la Procuraduría anunció la investigación a 11 funcionarios de la Alcaldía de Medellín, la Gobernación, la Anla y EPM. La Contraloría, por su parte, aseguró que estudiará el caso para determinar si hubo detrimento patrimonial.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS