¿Cuánta cerveza se toma en Colombia?

21 de febrero de 2019 05:25 PM
¿Cuánta cerveza se toma en Colombia?
49.6 litros de cerveza fue el consumo por persona en Colombia en 2017. // Colprensa

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La llegada al mercado de Andina pretende convertirse en un hito en la historia de la industria de bebidas en el país y en el posicionamiento de Central Cervecera de Colombia, que trata de ganar participación en un negocio que mueve 9,1 billones de pesos al año y que domina la multinacional Anheuser-Busch InBev NV, a través de Bavaria.

Pero, ¿pretende esta apuesta desatar una guerra comercial en este sector? Mauricio Medina, presidente de Central Cervecera, dijo que el objetivo es dinamizar el mercado. “Tenemos las capacidades para hacerlo y competimos con criterios de respeto hacia los demás jugadores. Lo hacemos con transparencia y una fuerte convicción de actuar siempre bajo parámetros éticos”.

No obstante, reconoce que por décadas los clientes y consumidores colombianos han tenido una oferta limitada, y la apuesta de esta compañía es ampliar esa variedad y disponibilidad en todo el territorio.

Durante la presentación del producto, hace diez días, la empresa indicó que desde 2014 ha invertido unos 400 millones de dólares y parte de esos recursos se han enfocado en el montaje de la planta, ubicada en el municipio de Sesquilé, Cundinamarca.

Ante las intenciones de este jugador, detrás del cual están Postobón y Compañía Cervecerías Unidas (CCU) de Chile, voceros de Bavaria responden a este diario que “seguiremos haciendo lo mejor que sabemos hacer: cervezas de calidad. Contamos con el talento humano, procesos únicos e innovadores y la motivación de dar lo mejor de nosotros para celebrar 130 años más, generando oportunidades y contribuyendo a la transformación de Colombia”.

Juanchi Vélez, fundador de la fábrica de cerveza artesanal Tres Cordilleras (vinculada a Central Cervecera), cree que el país está asistiendo a una movida muy interesante toda vez que habrá otra factoría produciendo cervezas.

“Esto propiciará una mayor competencia, que haya más opciones y que no sea solo una compañía la que esté haciendo la bebida ni que maneje una porción tan alta del mercado”, dijo (ver Claves).

CARGA IMPOSITIVA

La reforma fiscal para las bebidas alcohólicas aprobada en 2016 y que entró en vigor en enero de 2017 tuvo un gran impacto en el vino y las bebidas espirituosas, porque impuso un impuesto ad valorem, más un impuesto específico por cada grado de contenido de alcohol y un IVA del 5 %, pero la cerveza solo se vio afectada por el alza de la tarifa general del IVA que subió del 16 % al 19 %.

“Como resultado, la variación de los precios de la cerveza fue moderada en comparación con otras bebidas alcohólicas y alentó a muchos consumidores a cambiar a la cerveza, principalmente a marcas premium y artesanales”, anota Euromonitor (firma experta en la consultoría de mercados).

Pero, en diciembre pasado se aprobó una nueva reforma que modificó el régimen de IVA monofásico de las bebidas (incluida la cerveza) por uno plurifásico.

En ese contexto, hasta hace mes y medio a las gaseosas y a la cerveza se les aplicó un IVA monofásico del 19 %, el cual facilitaba y aseguraba el recaudo del impuesto en su integridad al recibirlo directamente de los productores, de los importadores o de los vinculados económicos de uno y otro, evitando que parte del tributo se perdiera al distribuir la responsabilidad de la generación y el recaudo en diferentes segmentos de la cadena (Paréntesis).

Dicha modificación trasladó el compromiso a unos 450.000 tenderos, que ahora son los responsables del recaudo y pago del IVA.

EFECTOS DE LA REFORMA

Felipe Torres, director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), sostiene que aún es pronto para entender el efecto de la nueva regulación.

“Solo tenemos datos de enero, que es un mes muy atípico que no da una realidad completa del negocio, porque todavía contabiliza quince días de vacaciones y todo apenas está empezando. En este momento las cifras no son claras y necesitaríamos tener los datos siquiera de un trimestre para comprender el impacto de la Ley de Financiamiento en el mercado de la industria de bebidas”, agrega (ver Paréntesis).

A su turno, al hacer balance del primer mes del año, los comerciantes afiliados a Fenalco aseguran que dos actividades mostraron especial dinamismo, influenciadas por las vacaciones.

“Hubo buena venta de vestidos de baño y ropa de verano, así como también de bebidas refrescantes y cerveza. La aplicación del llamado impuesto plurifásico al parecer no hizo mella en las ventas de estas bebidas”, se lee en la Bitácora, publicación mensual del gremio.

Consultados por este asunto, representantes de Bavaria reiteran que el efecto esperado es que los tenderos aumenten sus costos de operación sin que ello garantice el recaudo efectivo del impuesto.

Además, estiman una reducción aproximada del 10 % en el volumen de ventas, así como un aumento en los precios al consumidor y la pérdida competitiva de la cerveza nacional ante la importada.

Medina, por su parte, se declara respetuoso del marco legal y regulatorio en todas sus actuaciones. “Hoy por hoy, nos concentramos en maximizar las oportunidades en el mercado, evitando que decisiones de este tipo terminen afectando la competitividad”.

Con ese marco, Torres descarta cualquier estímulo o incentivo para que los empresarios inviertan en este negocio. En el caso de Central Cervecera hay que recordar que la regulación era diferente en 2014, cuando arrancó operaciones.

Así, en los últimos cuatro años el mercado cervecero ha enfrentado una serie de desafíos que van desde las condiciones climáticas adversas con bajas temperaturas y temporadas de lluvias prolongadas en 2017, hasta variaciones negativas en la confianza de los consumidores y ajustes normativos del régimen tributario y el código policial que impactó las ventas de cerveza debido a la prohibición del consumo en lugares públicos.

METIENDO EN CINTURA A TIENDAS

La Cámara de la Industria de Bebidas de la Andi destaca el esfuerzo del Gobierno por formalizar a los tenderos, sobre quienes recae la responsabilidad de recaudar el impuesto del IVA en el eslabón de la cadena que ellos ocupan. La Ley de Financiamiento incluyó un capítulo que les permite ingresar al régimen simple de tributación con una tasa diferencial, con lo que se busca su formalización. Esta estrategia se constituye en una herramienta para que, adicionalmente, puedan acceder a los beneficios de la seguridad social y que contribuyan a impulsar el desarrollo del país en condiciones de igualdad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS