Colombia


Elección de contralores regionales, un lío político y judicial

Es tal la demora que ya el Congreso de la República expidió la resolución con la cual escogió la universidad que se encargará de la convocatoria de candidatos.

COLPRENSA

25 de enero de 2022 12:10 PM

Aunque existe una normatividad reciente que obliga a que el periodo de los contralores municipales y departamentales coincidan con el periodo del contralor general de la República, por razones jurídicas y en especial políticas la disposición no se está cumpliendo de lleno.

Es tal la demora en cumplir ese proceso que ya el Congreso de la República expidió la resolución con la cual escogió la universidad que se encargará de coordinar conjuntamente la convocatoria de los candidatos que aspiren a reemplazar al actual contralor general de la República, Felipe Córdoba.

Por disposición de la Constitución Nacional el contralor de la República es elegido por el Congreso en pleno, es decir el Senado y la Cámara de Representantes, dicha votación será el 3 de agosto de 2022, es decir será la primer gran elección que hará el Congreso nuevo que se posesionará el 20 de julio próximo.

En tal sentido el Congreso escogió el 28 de diciembre pasado a la Universidad Industrial de Santander, UIS, de un grupo de seis instituciones de educación superior que se presentaron para estar al frente de dicho proceso.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Pero mientras que el mecanismo para escoger el reemplazo de Felipe Córdoba ya arrancó, el proceso para escoger a uno de los principales contralores del país, el de Bogotá, apenas está despegando pese a que el actual titular de ese cargo, Andrés Castro, termina el periodo para el cual fue elegido el próximo 28 de febrero.

La designación del nuevo contralor de Bogotá pese a que se tenía claro que Castro va hasta febrero se ha retrasado por la demora que tuvo el Concejo de Bogotá en escoger a la universidad correspondiente. En el caso de Castro la terna final fue escogida por la Universidad Nacional, que es una de las instituciones que más recurrentemente es escogida para ese tipo de procesos.

Al cierre de diciembre pasado se definió por el concejo capitalino que la escogida era la Universidad de San Buenaventura, tras rechazar la propuesta de la firma Efectividad Humana. La San Buenaventura fue contratada 205 millones de pesos. Lo que generó sorpresa es que ninguna universidad de la capital del país se haya postulado para el proceso.

Sin embargo el cumplimiento del contrato por parte de la Universidad San Buenaventura fue aplazado unas semanas porque el centro educativo entraba en vacaciones, lo cual obligó a retrasar la expedición del cronograma que se deberá tener para la elección del personero.

La demora en la elección del nuevo contralor llevaría a que la contralora auxiliar, Patricia Duque Cruz, reemplazaría a Castro cuando deje el cargo. Una situación similar pasó en 2020 cuando se venció el plazo del entonces contralor Juan Carlos Granados, en ese momento el Concejo también se demoró y finalmente escogió como encargada a la entonces contralora auxiliar, María Anayme Barón.

El presidente del Concejo de Bogotá, Samir Abisambra, le confirmó a Colprensa que están esperando que la universidad les entregue el cronograma oficial para continuar con la convocatoria, el Concejo estima hacer la elección del nuevo contralor el próximo mes de mayo.

“La mesa directiva anterior adjudicó el contrato a finales del año, los suspendieron porque la universidad estaba en vacaciones colectivas y se reactivó el 11 de enero, estamos en la elaboración y estamos esperando a que la universidad nos presente la elaboración del cronograma, pero lo que está planeado es que, para el mes de mayo, cuando tenemos ordinarias en el Concejo deberemos estar eligiendo contralor”, expresó Abisambra.

El presidente del Concejo expresó que esperan darle apertura a la convocatoria la última semana de enero. “Esperamos que la convocatoria la siguiente semana estemos ya iniciando, pero sí o sí el calendario está mayo, no podemos escoger sino en ordinarias”, afirmó Abisambra.

Una situación contraria a lo que pasa en Bogotá se dio en Cali, en donde a finales de noviembre pasado el Concejo sí cumplió con todo el proceso y escogió a Pedro Antonio Ordóñez, quien era el personero de Tulúa, quien fue incluido en la terna que presentó la Universidad del Valle.

En Medellín la situación en este momento tiene un lío judicial porque fue fue interpuesta una tutela por uno de los aspirantes ternados el pasado 4 de enero, la cual fue fallada a favor ordenó suspender temporalmente y por segunda vez la convocatoria pública para la elección del contralor general de Medellín para el período 2022 – 2025.

La tutela dispone que el Concejo de Medellín y la Institución Universitaria Tecnológico de Antioquia, detengan el proceso hasta que se tome una decisión de fondo dentro de la presente acción constitucional.

La tutela fue interpuesta esta mañana por Haver González Barrero, quien —aparte de ser el excontralor de Bello— fue uno de los aspirantes mejor calificados para quedarse con el cargo de contralor de Medellín.

Situaciones similares de tutelas interpuestas ante jueces se están presentando en otras ciudades del país, lo cual está retrasando el proceso para escoger a los contralores locales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS