Empezó el juicio contra los hermanos Uribe Noguera

11 de febrero de 2019 05:00 PM
Empezó el juicio contra los hermanos Uribe Noguera
Catalina Uribe Noguera. // Colprensa

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Leonardo Gómez Acuña es uno de los testigos de la Fiscalía en el juicio que empezó este lunes contra Catalina y Francisco Uribe Noguera, los hermanos del arquitecto Rafael Uribe Noguera, quien confesó haber asesinado y abusado de la pequeña Yuliana Samboní en 2016.

Gómez Acuña es el médico de urgencias de la Clínica Navarra que atendió al arquitecto una vez cometió el crimen. Pues lo que en su momento dijo la Fiscalía en su contra es que el hombre tuvo una crisis coronaria, por lo que fue trasladado a un centro asistencial.

El médico hace parte de las seis personas que este lunes presentaron su testimonio ante el Juzgado 46 de circuito, quien lleva el proceso en contra de los hermanos. Allí, la juez le solicitó relatar su labor una vez ingresó Uribe Noguera al centro asistencial.

“Yo atendí al señor Rafael Uribe Noguera (...) fue el 26 de diciembre de 2016 a las 8:30 de la noche, me encontraba en el turno de la noche, en ese momento estaba trabajando en la Clínica Navarra como médico de urgencias, en ese momento llegó un traslado secundario de la Clínica Monserrat con un síndrome coronario en curso”, explicó en audiencia.

Dijo que tuvo contacto con Uribe Noguera y su hermana Catalina. Aseguró que con la mujer sostuvo una conversación de media hora, sin embargo, se percató de algo particular. “En ese momento, se registró un inconveniente porque después de que se le empezó a dar medicamento al señor Rafael no sé por qué circunstancia, después de que hubo un diálogo entre Rafael y la hermana hubo un poquito de trabas en la prestación del servicio médico, porque como quedó consignado el paciente se empezó a negar a que se le siguiera el tratamiento”.

El médico aseguró que Uribe Noguera no decía nada y así quedó consignado en la minuta de observaciones. “No habla, no dice nada, no mira, no establece contacto visual, la hermana se puso como negativa a que se le suministrara al hermano”.

Así las cosas, lo que dijo el galeno es que quedó consignado que tanto Catalina como Rafael se habían negado a recibir la asistencia médica en dicho centro hospitalario. “Quedó que no deseaban ningún tipo de urgencias de la Clínica Navarra, ellos decían que se remitieran a la Cardioinfantil y que la familia no deseaban que le hicieran algo y en ese caso quedó firmado por la hermana del señor Rafael”.

El testimonio del médico se sumó a la de William Caballero, un patrullero de la policía que estuvo en la escena del crimen. “Tuvimos contacto con el señor Francisco Noguera, en ese momento se encontró a un señor abogado y nos manifiesta que yo escuché que había ocurrido un accidente con la menor, y su hermano la lleva a la camioneta se había puesto a gritar la niña, ahí le tapa la boca y la había matado, que la había dejado en otro edificio debajo del jacuzzi”.

El galeno y el uniformado hacen parte de los testimonios que tiene la Fiscalía en contra de los hermanos Uribe Noguera, quienes presuntamente habrían servido de cómplices en el crimen perpetrado por su hermano, quien se encuentra en la cárcel la Tramacua, de máxima seguridad en Valledupar.

Los hermanos Uribe Noguera son señalados por la Fiscalía de los delitos de favorecimiento en secuestro y favorecimiento de homicidio, ocultamiento, alteración, destrucción y supresión de material probatorio. Mientras que su hermano fue condenado a 58 años por el homicidio y abuso de la pequeña, que se llevó a cabo en el barrio Bosques Calderón en la localidad de Chapinero.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS