Colombia


En juicio por muerte de Ana María Castro, Fiscalía pide condenar a implicados

Este lunes, ante la juez 42 penal del circuito de Bogotá se llevó a cabo la audiencia de juicio contra Paul Naranjo y Julián Ortegón, sindicados por la muerte de la joven.

COLPRENSA

06 de septiembre de 2021 08:26 PM

Este lunes, ante la juez 42 penal del circuito de Bogotá se llevó a cabo la audiencia de juicio contra Paul Naranjo y Julián Ortegón, sindicados por la muerte de Ana María Castro, en hechos ocurridos el 5 de marzo de 2020.

La fiscal del caso interrogó a la médica forense Rocío Carolina Rozo Cifuentes, médica de Medicina Legal que realizó la necropsia del cuerpo de Ana María, de 21 años.

Según la experta, la joven presentaba otras lesiones, al parecer, producidas en otros momentos. Así mismo, dijo que la causa básica de la muerte es “un politraumatismo contundente (...) todos los hallazgos de trauma, fractura, contusiones, principalmente a nivel del cráneo y el trauma costal con contusiones pulmonares, explican la muerte”, explicó.

Además añadió que, “estas lesiones tuvieron que ser generadas en otro momento por un mecanismo igualmente contundente, puede ser por fricción de un objeto o por cualquier elemento que tenga ese mecanismo contundente y eso explicaría por qué son diferentes”.

La experta aseguró en el juicio, que no existe claridad frente a si Ana María fue o no lanzada de la camioneta en la que se movilizaban Naranjo y Ortegón. Le puede interesar: Las nuevas pruebas en el caso de Ana María Castro

“El trauma del lado derecho de cara y de cráneo se hayan generado en un mismo momento con el trauma del tórax y el abdomen: el trauma del cráneo es severo y del tórax también. Hubo heridas en el pulmón y laceración hepática”.

Además, aseguró que no hubo reacción de la mujer de protegerse de los golpes con las manos. Reseñó que un físico experto podría determinar qué ocurrió teniendo en cuenta la velocidad, la energía y el tipo de vehículo.

Una de las preguntas que formuló en el contrainterrogatorio el abogado John Cadena, defensor de Paul Naranjo, consistió en determinar si hubo agresión sexual a lo que Rozo Cifuentes indicó que no hubo rastro de violencia sexual y que, además, tampoco se identificó que Ana María Castro hubiese puesto resistencia o que se encontrara evidencia de haber intentado defenderse.

A su turno, la Fiscalía afirmó que “posterior a haberla (a Ana María) privado de la libertad de locomoción por unos momentos, la lanzan o expulsan del vehículo cuando aún se encontraba en movimiento”.

La Fiscalía argumentó que existen suficientes elementos materiales probatorios para condenar a Paul Naranjo y a Julián Ortegón por estos hechos.

Entre las evidencias se encuentran varios videos de los establecimientos en los que departieron los procesados junto con otras personas, además de la víctima (Ana María Castro), durante la noche del 4 y en la madrugada del 5 de marzo de 2020.

También se encuentran las llamadas telefónicas de las personas que notificaron a las autoridades sobre el caso de una joven que fue arrojada de una camioneta en movimiento en inmediaciones del barrio Alejandría en la localidad de Engativá.

La Fiscalía precisó en el escrito de acusación que “del estudio de los elementos materiales probatorios, evidencia física e información legalmente obtenida, se puede inferir con probabilidad de verdad que el pasado 05 de marzo de 2020, estando a la altura de la avenida Medellín 69 p -20, barrio Alejandría de la localidad de Engativá de esta ciudad, los ciudadanos Paul Stanley Naranjo Calvo y Julián Valente Ortegón Mosquera, conociendo el notorio estado de alicoramiento en que se encontraba la victima Ana María Castro Romero y que este no le permitía reaccionar ante esta agresión (...), posterior a haberla privado de la libertad de locomoción por unos momentos, la lanzan o expulsan del vehículo camioneta Kia Sportage, color negro de placas FSP 598, cuando aún esta se encontraba en movimiento”.

La fiscal añadió que los procesados, “hicieron evidente el disgusto que les causaba que Ana María Castro Romero y Mateo Reyes se estuvieran besando en la parte trasera del vehículo, por lo que decidieron bajar del automotor a Mateo Reyes y continuar con Ana María Castro, a quien unos metros más adelante expulsaron del vehículo en movimiento, dejándola gravemente herida y abandonada en vía pública”.

Dijo que “De la situación se percató Mateo Reyes, quien la auxilió y buscó la ayuda de otros transeúntes con los mismos fines y pese a que una ambulancia arribó al lugar y trasladó a Ana María a un centro hospitalario, falleció”.

En el inicio del juicio también fue interrogado el investigador de la Policía que asumió el caso y quien reveló las grabaciones telefónicas que llegaron esa noche a la línea 123. Allí, según él, un testigo indicó que a la joven la lanzaron desde un vehículo.

“Las otras llamadas a colación se llamaron a las personas, ninguna nos dio inferencia de que hayan visto los hechos, en cambio Daniel con el audio nos da a saber que sí observa el hecho. Por tal razón ordena el señor fiscal la declaración jurada de Daniel”, señaló Edwin Yesid Romero, investigador de la Policía.

Cabe mencionar que, John Cadena, abogado de Naranjo, refutó esa prueba al revelar un video que, según él, absolverá a su cliente de toda responsabilidad.

El contenido habría sido filmado por una cámara de seguridad de la chatarrería Tolima, ubicada cerca a la calle 80 con carrera 68K, donde habría muerto Castro. En el video se ve como Naranjo se detuvo en la mencionada dirección y estuvo allí durante 47 segundos mientras Ana María y Mateo se bajan del vehículo.

Después de esto, Naranjo seguiría su camino, ya sin Castro y Reyes en el carro, por lo que el abogado Cadena asegura que su defendido no tiene nada que ver con la muerte de la joven.

En este orden de ideas, aseguró que su cliente no aceptará los cargos que le imputó la Fiscalía General de la Nación por feminicidio ni homicidio culposo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS