Colombia


En Nariño: más de 1.500 familias afectadas por desborde de cuatro ríos

Los municipios de Barbacoas y Roberto Payán son los afectados por el desbordamiento de los ríos Telembí, Inguapí, Guaspi y Telpí. Gestión del Riesgo advierte sobre una posible desgracia.

COLPRENSA

08 de junio de 2021 07:54 AM

Una fuerte inundación se presentó en el casco urbano de Barbacoas y la zona rural, de igual manera en el municipio de Roberto Payán, piedemonte costero nariñense. Hasta el momento se contabilizan más de 1.500 familias damnificadas.

La emergencia comenzó en horas de la noche del domingo y se extendió hasta la madrugada de este martes, donde el nivel del río Telembí no descendía.

Cuatro ríos desbordados

Es de anotar que los ríos Telembí, Inguapí, Guaspi y Telpí se salieron de su cauce, los tres últimos riegan gran parte de la zona rural de estas dos localidades.

Celso Efrén Cabezas Bastidas, coordinador de la Oficina de Gestión y Riesgo de Barbacoas, comentó, “son muy continuas las inundaciones, son crecientes cada vez más fuertes y vemos que existe demasiada sedimentación. Tenemos mucho temor debido a la creciente, puede pasar una desgracia, si esto sigue así en cualquier momento se presenta una tragedia”, dijo el funcionario, quien agregó que continúa lloviendo en la parte alta.

Se calcula que unas 45 veredas fueron afectadas en Barbacoas por la creciente, pero en Roberto Payán es incierta la situación por las dificultades en las comunicaciones y el desplazamiento. Las pérdidas de viviendas, cultivos, porcicultura y piscicultura son incalculables. De igual manera, no se había realizado hasta este martes el censo de las familias afectadas.

En el casco urbano

A su vez, se conoció que 24 sectores del casco urbano de Barbacoas resultaron inundados, que corresponden al 90 por ciento de la localidad. Se estima que unas mil familias residentes en esta zona están damnificadas.

Entre tanto, el comercio es uno de los más perjudicados, “la pérdida de enseres es muy alta, en los establecimientos comerciales se ven afectadas las mercancías, son productos alimenticios que no pueden ser almacenados en otros lugares”, comentó Cabezas Bastidas.

Este martes continúa el conteo para establecer el número de perjudicados, “a pesar de la respuesta oportuna de la Administración municipal, Defensa Civil, Bomberos, y personal de la oficina de Gestión del Riesgo, se requiere la colaboración a nivel regional y nacional. En el momento se necesitan frazadas, alimentos, medicinas, kits de aseo y material para la reconstrucción de las casas, que en su gran mayoría son de madera”, finalizó el funcionario.

Deforestación por cultivos de coca

A pesar que son frecuentes en esta fecha las inundaciones en la región, cada año son más fuertes las corrientes.

Según un voluntario de un organismo de socorro, al parecer la sedimentación en los ríos perjudica el flujo normal del agua, todo esto debido a la deforestación del suelo en la parte alta de la cordillera, estos terrenos son utilizados en su gran mayoría para el cultivo de coca, la tierra es arrastrada hasta el cauce, lo que genera que el nivel del agua suba en su recorrido especialmente en la parte media y baja del piedemonte costero.

En este sentido, es recurrente que el nivel del agua suba en cada inundación y las personas se encuentren en mayor riesgo. Lastimosamente el Ideam pronosticó que las lluvias continuarán en este sector.

En Tumaco

De igual manera, en la localidad de La Espriella en Tumaco, también se registró una emergencia, debido a una repentina inundación causada por el río Mira, en este lugar situado a 20 minutos del casco urbano de Tumaco se contabilizaron unas 100 familias afectadas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS