Colombia


Entes de control evalúan si en Caldas compraron ventiladores usados

Las autoridades sospechan que la Gobernación los compró como si fueran nuevos.

COLPRENSA

12 de agosto de 2020 01:33 PM

La presunta compra de ventiladores médicos usados como si fueran nuevos y que además fueron adquiridos con una empresa de insumos agrícolas y no médicos por parte de la Gobernación de Caldas para ser usados para atender enfermos del contagio del Coronavirus, fue denunciada ante la Contraloría y Procuraduría General, las cuales indagan si hubo un posible detrimento fiscal.

La denuncia fue presentada por la Corporación Cívica de Caldas, la cual en indagaciones que hizo al respecto habría encontrado irregularidades en ese proceso, lo cual incluso llevó a que la contratación se tuviera que reversar.

De acuerdo con Camilo Vallejo, gerente de la Corporación Cívica de Caldas, “la Dirección Territorial de Salud pretendía comprarlos a una empresa con experiencia en insumos agrícolas, es decir que no tenían experiencia en la importación o venta de estos equipos que son sofisticados y especializados”.

La compra la hizo la Territorial de Salud a la empresa AgroBest SAS por 6 ventiladores SAS Purita Bennett. La empresa su catálogo de productos ofrece equipos de producción agrícola entre otros, pero ninguno de salud.

Según lo denunciado por la Corporación Cívica, el 19 mayo de 2020, en documento de la Territorial de Salud, la subdirectora de Prestación de servicios y aseguramiento, Olga Lucia Corrales Ramírez, le envía a la directora Jimena Aristizábal la justificación de la compra de 6 ventiladores por valor total de $528 millones con un valor unitario de $88 millones y una semana después, en mayo 29 de 2020 se realiza el acta de entrega de la Territorial de Salud de 6 ventiladores por parte de la empresa AgroBest SAS.

Sin embargo el 5 de junio de 2020 la Territorial de Salud emite el boletín en donde dice que devuelve los 6 ventiladores por no cumplir los requisitos técnicos. El acta de entrega ya estaba firmada y recibido los ventiladores a satisfacción.

La queja fue interpuesta ante la Contraloría Departamental, como también en la Procuraduría General de la Nación en donde se tiene abierto el proceso disciplinario No. IUS-E-2020-346780 y IUC-D-2020-155083. En ese sentido Camilo Vallejo pide evaluar si esa compra hubo irregularidades y se incurrió en algún detrimento fiscal para las finanzas del departamento.

Igualmente se advirtió sobre el proceso contractual con esa misma empresa para comprar seis ventiladores más, pero que luego del problema de los iniciales se reversó el trámite administrativo que tenía.

Por su parte el diputado de Caldas, Hernán Serna, aseguró que “ponemos en conocimiento de los entes de control unas irregularidades que se vienen presentando con la contratación en la Territorial de Caldas, con tres de ventiladores que fueron devueltos y que fueron contratados con una empresa de insumos agrícolas. Un segundo contrato que se denuncia es el de los tapabocas que fueron pedidos primero y luego si se realizó el contrato”.

Sostuvo que desde la Asamblea Departamental esperan que la Contraloría y la Procuraduría investigue los contratos, incluido uno tercero sobre alquiler de equipos médicos, que en su criterio era más fácil comprarlos nuevos.