EPM dice “estar listo” para operar en Caribe Mar

24 de marzo de 2020 09:32 AM
EPM dice “estar listo” para operar en Caribe Mar
Álvaro Guillermo Rendón llegó a la gerencia de EPM para permanecer entre 2020-2023.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Este viernes, Empresas Públicas de Medellín (EPM) se quedó con Caribe Mar, uno de los bloques en los que se escindió Electricaribe al no tener un comprador único que atendiera la totalidad de la operación.

Con los clientes de Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar, la empresa llega a su tope en distribución y comercialización de energía al pasar del 23 % del mercado al 35 %, y el servicio con sello EPM llegará a 19 millones de usuarios, de los cuales recibe 1,5 millones de Caribe Mar.

Del otro lado, quedó Caribe Sol, que fue entregado al Consorcio Energía de la Costa, compuesto por Latin America Corp y la Empresa de Energía de Pereira (Enerpereira) que prestará el servicio a 1,2 millones de clientes, y prevé invertir $ 2,6 billones en el quinquenio y 3,7 billones de pesos en un plazo de diez años. (Lea aquí: EPM sella adquisición de activos de Electricaribe)

La adjudicación no pasó sin generar suspicacias y dudas que devienen del financiamiento de este proyecto, que debe convivir al tiempo con los compromisos que la empresa paisa aún tiene con los hitos de Hidroituango.

No obstante, Álvaro Guillermo Rendón, su gerente asegura que EPM está lista para las inversiones que se le vienen y que demandarán 3,2 billones de pesos en los primeros cinco años, y 5 billones en la década. ¿Cómo? Con recursos propios y de caja.

A septiembre del año pasado, EPM tuvo ingresos de 13,2 billones de pesos, con un Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de 4,48 billones de pesos, que creció al 15 %. Sus deudas alcanzan los 22,06 billones, de los cuales, según monedas, 39 % están en dólares y 49 % en pesos.

Sea como fuere, la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño sostuvo que tras la división de Electricaribe, las nuevas compañías se entregan totalmente saneadas en sus finanzas.

“El Gobierno Nacional, después de haber tenido la habilitación legal (...) asumió el pasivo pensional de Electricaribe y ahora, los pasivos postoma (se refiere a los generados a la toma de posesión de la empresa)”, dijo Avendaño, lo que podría tener un valor cercano a los 4 billones de pesos.

Esta cantidad garantizará el derecho de, al menos, 3.000 pensionados, pero también que “los que hoy son los nuevos operadores del servicio, al no hacerse cargo de los pasivos postoma, puedan dedicar toda esa capacidad financiera a las inversiones, que es lo que es realmente necesario e importante”, complementó.

Colprensa habló con el gerente sobre este proceso.

Ese 35 % con el que queda EPM en el mercado, ¿qué implica?

“Es una consolidación. Es una oportunidad que tenemos de ensanchar nuestros servicios en el país: llegar al límite regulatorio del 35 %. Hoy estamos copando este margen regulatorio en distribución y comercialización”.

¿Cuál fue el precio base?

“El que nosotros propusimos está en la línea de confidencialidad en la que todavía está. Cómo no hemos firmado el contrato no lo podemos levantar nosotros. En cualquier momento lo dirá el Gobierno o las auditorías que están en el proceso”.

¿De dónde saldrán los recursos, dado que el año pasado EPM salió a vender Antofagasta y tiene en paralelo la responsabilidad de Hidroituango?

“Para llegar a esta decisión se trabaja con un modelo, estudiado y revisado por una banca de inversión, pasa por calificadoras de riesgo, que estudian la liquidez y el apalancamiento, y nos dicen a nosotros si estamos listos y hay viabilidad para seguir en el negocio. Existen reglas internas de comportamiento, que nosotros las revisamos cuidadosamente y llegamos a la conclusión de que estamos listos porque tenemos cómo respaldar nuestra operación y servicio en ese segmento”.

¿Y los recursos de dónde salen?

“Recursos propios y de caja y más adelante cuando empecemos la operación, con recursos de apalancamiento. Eso es natural de cualquier organización”.

¿O sea que pueden sustentar lo que sigue en Hidroituango y Electricaribe?

“Sí, esto no tiene ninguna relación porque lo de Hidroituango tiene su propio modelo y está salvaguardada toda esa inversión que hay que hacer allí de tiempo atrás, incluso, medidos hasta los recursos que hubo que sufragar para la contingencia. Este es un escenario distinto, y está habilitado por bancas de inversión, calificadoras de riesgo y nuestros propios recursos y capacidades”.

¿Qué banca de inversión y qué calificadoras de riesgo estuvieron en la aprobación?

“La banca de Inversión es Inverlink, y las calificadoras fueron Standard & Poor’s y Fitch Ratings”.

¿Cuándo está previsto que empiecen a operar?

“Para septiembre de este año, aún pendiente del día, pero está previsto en las reglas de juego asumir en este mes”.

¿Qué pasa de aquí a septiembre?

“Tenemos que firmar el contrato, que se hace la próxima semana (entre los cinco días siguientes) que está convenido en sus cláusulas fundamentales. Hacemos algunos ajustes, ahí tenemos oportunidad de estudiar o pedir aclaración, del comportamiento en el segmento de Caribe Mar, y si hay conformidad procedemos a firmarlo. De ahí en adelante, empezamos con la toma de Caribe Mar”.

¿Cómo se contempla ese proceso de transición?

“Se establecen unas mesas de trabajo con el equipo de Caribe Mar y el agente especial y por esta vía empezamos a constatar la información que hizo parte de los modelos”.

Una de las preocupaciones grandes con la operación en la Costa es sobre la baja cultura de pago, ¿cómo va a enfrentar EPM este tema?

“La cultura de pago está asociada al buen o mal servicio y obviamente, si con Electricaribe no sentían que había buen servicio, pues la gente toma una distancia. Puedo asegurarles que el recaudo hoy está muy bien sustentado, a pesar del desbarajuste que tiene la ciudadanía con el servicio estaba situado en un 84 %; con nuestra llegada podemos situarnos rápidamente con un 92 % y en 2 años en 94 % sostenido”.

¿Cómo será la tarifa?

“Con nuestras capacidades y comportamiento tradicional, tratamos que las inversiones no se resientan en los usuarios (...) pero no va a significar incrementos espectaculares que no puedan pagar los usuarios de bajos recursos”.

¿La tarifa será subsidiada?

“Los territorios tienen competencia para ello. Ya miraríamos en esta canasta, cómo se comporta en cada uno de los cuatro departamentos en los que vamos a incursionar”.

Allá empiezan con energía, pero ¿están pensando en incursionar en otros servicios también?

“Esa es una aspiración grande. Hay muchos servicios colaterales que no están medidos en nuestro modelo, pero que abren una esperanzadora compuerta para poder también servir con nuestras capacidades a esa región, en agua, gas, acueducto, alcantarillado y en todo esto que demande la zona, estamos listos con todo nuestro portafolio, inclusive de aguas residuales”.

¿En qué plazo podrían complementar los servicios?

“Eso es una decisión muy convenida con las regiones, dependiendo de sus posibilidades presupuestales. Lo que sí podemos decir es que estamos listos para atender el llamado cuando sea el momento”.

¿QUÉ SIGUE?

UN PROCESO DE CONFORMACIÓN DE EMPRESAS

Según sostuvo la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios la intervención de Electricaribe continuará “hasta formalizar su liquidación, conforme lo establece el marco legal”. Paralelo a este proceso las compañías adjudicatarias, es decir, EPM, con Caribe Mar y el Consorcio Energía de la Costa deberán iniciar el proceso de “conformación de las dos empresas que garantizarán la continuidad del suministro del servicio de energía eléctrica”. Ahora será potestad de estas compañías con qué marca se reemplaza a Electricaribe y si permanecen los nombres de los bloques.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS