Esta puede ser la última Navidad que tengamos que celebrar en guerra: Santos

25 de diciembre de 2015 06:45 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, compartió con todos los colombianos un mensaje de esperanza por la paz y afirmó que el propósito para el próximo año será la reconciliación y la construcción de la prosperidad. 

"Siempre nos deseamos paz y prosperidad en estas fiestas pero pocas veces podemos decirlo como ahora, sabiendo que estas palabras tienen un sentido real, que la paz comienza a hacer mucho más que un sueño. La paz ya viene y la prosperidad la estamos construyendo", dijo. 

El mandatario afirmó que se ha mejorado la calidad de vida de muchos colombianos con los programas de educación y vivienda que se han adelantado, así como los que han logrado encontrar trabajo, lo que colabora y suma a ese propósito de la paz. 

"Ahora nos toca a nosotros, a cada uno de nosotros, poner nuestro grano de arena para que la paz se logre y se consolide; para que la equidad sea cada vez mayor, y para que las nuevas generaciones sean las mejor educadas de América Latina", señaló el primer mandatario. 

El presidente recalcó que el mundo tiene los ojos puestos en el país por el proceso que se adelanta en La Habana e hizo énfasis en que "La paz de Colombia –el fin de medio siglo de guerra sin sentido entre hijos de una misma nación– será también la paz de América, pues terminará el último y más viejo conflicto del continente". 

Y agregó: "Y recordemos: estas pueden ser las últimas fiestas decembrinas que tengamos que celebrar en un país en guerra. La próxima Navidad estaremos dedicados a la reconciliación, a la reconstrucción, avanzando en el camino de la convivencia y el optimismo, y no más anclados en el odio y el negativismo". 

ALOCUCIÓN DEL PRESIDENTE

“Queridos colombianos: 

Hace mucho tiempo Colombia no vivía una Navidad con tantas razones para la esperanza. 

Siempre nos deseamos “paz y prosperidad” en estas fiestas,… 

Pero pocas veces podemos decirlo –como ahora–, sabiendo que estas palabras tienen un sentido real, que la paz comienza a ser mucho más que un sueño, y que está más próxima que nunca. 

LA PAZ YA VIENE… 

Y LA PROSPERIDAD LA ESTAMOS CONSTRUYENDO. 

En esta Navidad podemos afirmar que más colombianos, muchos más, tienen hoy una mejor calidad de vida. ¡Y eso también es paz! 

Por ejemplo, esas 100 mil familias de compatriotas, de los más pobres de los pobres –muchos desplazados por la violencia– que ya tienen una casa propia y digna. 

O esos 21 mil bachilleres de familias de bajos recursos, destacados en sus estudios, que ahora pueden estudiar gratis en las mejores universidades del país con el programa “Ser Pilo Paga”. 

O las 4 millones de personas que han encontrado trabajo en los últimos cinco años, y que hoy forman parte de la fuerza laboral de nuestro país y contribuyen al sustento de sus hogares. 

¡Así construimos paz! ¡Más colombianos con más oportunidades! 

Y lo hacemos también cuando avanzamos en proyectos que nos convierten en un país más moderno y más competitivo. 

Las grandes autopistas que ya comenzaron a construirse, la recuperación del río Magdalena, van a generar más empleo y más conectividad entre nosotros y con el mundo. 

Colombia es hoy el único país del planeta donde es posible que se produzca una noticia positiva de paz. Por eso está siendo observada y apoyada por la comunidad internacional. 

La paz de Colombia –el fin de medio siglo de guerra sin sentido entre hijos de una misma nación– será también la paz de América, pues terminará el último y más viejo conflicto del continente. 

El país por el que rezamos esta Navidad, el país que encomendamos en nuestras novenas, es hoy –gracias a Dios– un país con esperanza. 

Ahora nos toca a nosotros –¡A NOSOTROS!–, a cada uno de nosotros, poner nuestro grano de arena para que la paz se logre y se consolide; para que la equidad sea cada vez mayor, y para que las nuevas generaciones sean las mejor educadas de América Latina. 

Colombianos: 

Por estos días recordamos que una noche, en Belén, los ángeles dieron el mejor anuncio a los pastores con estas palabras: 

“¡Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra PAZ a los hombres de buena voluntad!” 

Esta Navidad demostremos que podemos ser una patria de hermanos que conviven en armonía y no de lobos que se despedazan. 

Esta Navidad comencemos por lograr la paz en nuestros corazones y en nuestros hogares, para que se expanda a todo el país. 

Y recordemos: estas pueden ser las últimas fiestas decembrinas que tengamos que celebrar en un país en guerra. 

La próxima Navidad estaremos dedicados a la reconciliación, a la reconstrucción… avanzando en el camino de la convivencia y el optimismo, y no más anclados en el odio y el negativismo. 

Una Colombia en paz es nuestro mejor propósito de año nuevo. 

Y ya no es un sueño… ¡Podemos tenerla Y VAMOS A TENERLA! 

Una Feliz Navidad para todas las familias de Colombia”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS