Colombia


¿Y los universitarios atrapados en otras ciudades?

Tras otra extensión de la cuarentena, los estudiantes represados en ciudades distintas a las de su origen ven evaporados sus anhelos de volver a casa.

PEDRO TORRES VERGEL

20 de mayo de 2020 12:00 AM

El presidente Iván Duque anunció anoche una nueva extensión de la cuarentena en la lucha por frenar la propagación del coronavirus, pero nuevamente dejó en tremenda incertidumbre a cientos de estudiantes universitarios, muchos de ellos humildes, que están atrapados en distintas ciudades del país, en condición de foráneos, esperando a que el Gobierno les permita de alguna forma volver a sus lugares de origen.

Desde principios de abril cientos de estudiantes, bastantes de la Costa Caribe, se encuentran en ciudades como Medellín y Bogotá en espera de un corredor humanitario para tener la oportunidad de viajar, lo cual ha llevado a muchos de ellos a pasar dificultades con la alimentación y el arriendo, y hasta quedar en precarias condiciones, pues para los padres esa situación es económicamente insostenible.

Ellos coinciden en que “todas las noches el presidente Duque habla de todo y de todos, pero no se acuerda de nosotros”, manifestaron estudiantes costeños represados en Medellín.

En varias declaraciones a nivel nacional, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, le ha respondido a la prensa que la ha abordado sobre este tema, que si los estudiantes están dentro de las excepciones humanitarias fijadas por el Gobierno, ellos pueden viajar; sin embargo, al tiempo el Gobierno prohíbe el transporte terrestre interdepartamental de pasajeros y los vuelos domésticos, y tampoco abre un corredor humanitario para devolver a todos estos jóvenes a sus casas, dejándolos prácticamente a la deriva de su suerte.

CRONOLOGÍA

Ésta es la cuarta vez que se extiende el aislamiento obligatorio en el país, con el objetivo de controlar la expansión del Covid-19.

El primer aislamiento fue decretado por el presidente desde el 25 de marzo hasta el 13 de abril, y a partir de entonces ha venido ampliando la permanencia de los ciudadanos en sus casas, pero con aperturas graduales de la economía.

Sin embargo, se mantiene la preocupación el país debido a que el propio ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, ha dicho que el pico de contagio del virus en el país está programado para entre finales de junio y principios de julio.

Desde el pasado 11 mayo venían funcionando sectores de la economía como la industria, la venta de automotores y muebles, pero también las lavanderías, librerías, entre otros pequeños comercios, sumados a los que ya venían trabajando como la construcción, la manufactura, servicios médicos de urgencias y toda la cadena de abastecimiento de alimentos y medicamentos.

Así mismo, se había autorizado 90 municipios libres de Covid-19 para que hicieran reaperturas mucho más flexibles de la economía, manteniendo bares, discotecas y gimnasios cerrados, y permitiendo que los restaurantes atendieran a domicilio.

El presidente ha enfatizado en múltiples ocasiones que de ser necesario el país podría volver a un aislamiento estricto por sectores, para evitar que el virus siga afectando la salud pública del país.