Colombia


Farc tortura a un campesino en el Cauca, por no activar un ‘burro bomba’

COLPRENSA

24 de febrero de 2012 10:55 AM

Un campesino fue agredido y torturado este  jueves por presuntos integrantes de las Farc, que vestían de civil y que pretendían que él les instalara varios artefactos explosivos a un burro para un supuesto atentado terrorista en El Palo, zona rural de Caloto, Cauca.
La víctima, de 42 años, fue trasladada al hospital de Santander de Quilichao, donde llegó, según informó el Ejército de Colombia, con la boca cocida con un alambre, una puñalada en su cuerpo y un dedo cortado.
Aparentemente, el hombre se habría negado a obedecer las órdenes de los presuntos guerrilleros y por esta razón procedieron a maltratarlo, informaron las autoridades del Cauca.
El comandante de la Brigada Móvil No. 14 del Ejército, coronel Jhon Hugo Meza, informó que “los insurgentes amenazaron al habitante de El Palo para que atentara contra la vida de los uniformados que se encuentran en la zona”.
En campesino fue atendido e intervenido quirúrgicamente por el grupo médico del hospital de Santander de Quilichao. Su estado de salud es estable, pero permanece en observación, según informaron las autoridades.
Asimismo, se conoció que el campesino será valorado por un cirujano plástico para determinar la necesidad de una intervención para reconstruir la zona de su rostro afectada, así como de su cuerpo.
Entre tanto, un habitante del sector de El Palo explicó: “Varios vecinos fuimos testigos y vimos al hombre muy mal herido. Avisamos a miembros de los Bomberos para que lo ayudaran y lo llevaran al hospital”.
En un comunicado, el Ejército de Colombia invitó a los organismos nacionales e internacionales para que se protejan los derechos humanos y se repudie este tipo de actos terroristas.
Cabe recordar que, el pasado lunes, tres militares fueron asesinados y once resultaron heridos durante un enfrentamiento entre tropas del Ejército y guerrilleros de las Farc en el corregimiento de El Palo, que a su vez provocó el desplazamiento de unos 600 habitantes.
Pasadas las 4:30 p. m. de ese día, los guerrilleros lanzaron un ‘tatuco’ que acabó con la vida del mayor Dixon Castrillón, encargado de las unidades de la Brigada Móvil 14 en la zona; el cabo Luis Enrique Rojas y el soldado Mauricio Botero Castro.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS