Colombia


Farc y Gobierno confirman enfrentamiento en La Uribe, Meta

COLPRENSA

10 de julio de 2016 03:34 PM

Las Farc y el Gobierno Nacional confirmaron un enfrentamiento en la vereda el Tigre de Uribe, Meta, el primero que se ha registrado luego de los acuerdos del cese el fuego bilateral y definitivo que se formalizó el pasado 23 de junio en La Habana. Por el hecho que se habría presentado el pasado viernes, las Farc han pedido que se esclarezca la situación. 

El Gobierno Nacional, por medio del Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, explicó lo sucedido: “Ese es un combate de encuentro que tuvo lugar hace 48 horas en jurisdicción de La Uribe. Se encontraron una patrulla de nuestras Fuerzas de Despliegue Rápido, que estaban haciendo control territorial, con una patrulla de las Farc. Según manifiestan las Farc con algunos heridos. Entre otras cosas, hemos ofrecido con el Comité Internacional de la Cruz Roja darles toda la atención”. 

Mientras tanto, el Bloque Comandante Jorge Briceño de las Farc, emitió un comunicado en el que contaron su versión de los hechos. 

“Tropas del Ejército Nacional adscritas a la brigada móvil número dos realizaron un ataque terrestre en la vivienda del señor Fabio Galvis, poniendo en riesgo la integridad física y psicológica de la familia que quedó en medio del fuego cruzado y de igual manera rompiendo con los protocolos del cese el fuego y desescalamiento del conflicto armado”. 

Según las Farc, en ese lugar había un grupo de guerrilleros, “que harían parte de la extracción de la comisión de seguimiento, monitoreo y constancia del cese el fuego bilateral y definitivo. Dicha comisión estaba a la espera de la Comisión de la ONU y el Gobierno Nacional; grupo de verificación que no llegó por lo cual los guerrilleros esperaron para el día siguiente, es decir el 8 de julio”. 

Y, a las 10:30 de la mañana “fueron sorprendidos a bala por el Ejército”. Por todo ello, en la misiva piden a las autoridades locales, la sociedad civil, la iglesia, la Cruz Roja, la Defensoría del Pueblo, a organismos de Derechos Humanos, el Gobierno y la ONU, “que verifiquen los hechos y esclarezcan lo acontecido para el proceso de paz que ha beneficiado a este municipio no sea perturbado por las malas acciones”.