Colombia


Futuro de reclamación por Hidroituango se discutirá en próxima junta

El alcalde Quintero le pidió al gerente de EPM llevar la decisión sobre si continúan o no las acciones legales contra los consorcios a la próxima junta directiva.

COLPRENSA

20 de agosto de 2020 09:06 PM

El alcalde Daniel Quintero informó este jueves que le pidió al gerente de EPM llevar la decisión sobre si continúan o no las acciones legales contra los consorcios que participan en el proyecto Hidroituango a la próxima junta directiva.

Cabe apuntar que hasta ahora solo se nombraron por decreto cinco de las ocho plazas que conformarán la nueva junta directiva de la empresa. Aún falta que el alcalde designe tres personas escogidas entre los vocales de control registrados por los comités de desarrollo y control social de los servicios públicos domiciliarios.

El 10 de agosto, Quintero anunció una multimillonaria reclamación contra las firmas que participaron en el diseño, construcción, interventoría y aseguramiento de Hidroituango, con una pretensión de $9,9 billones por los sobrecostos del proyecto.

Este fue uno de los motivos de la renuncia de la junta directiva en pleno el 11 de agosto. En la carta de dimisión señalaron que sin desconocer la necesidad de desarrollar acciones legales para proteger el patrimonio de la empresa y el vencimiento de términos, “quedó claro en la reunión que la junta directiva de EPM no conoció ni participó en el análisis para adelantar acciones legales contra contratistas y compañías de seguro del proyecto Hidroituango; y adicionalmente no conocemos que se hayan estructurado la matriz de riesgos para estas decisiones y sus correspondientes planes de mitigación”.

Antes de acudir al juez y elevar la millonaria demanda, EPM debe agotar el requisito de la conciliación con los involucrados. Este proceso tardaría tres meses y su duración máxima será hasta el 10 de noviembre. Un procurador delegado será el encargado de coordinar la conciliación entre las partes dentro de los próximos tres meses.

El gerente Álvaro Guillermo Rendón le dijo a EL COLOMBIANO que la decisión de solicitar la conciliación “no era competencia de la junta directiva” y que era “una facultad toda del gerente general”. “Si se leen los estatutos, la defensa de la institución es toda del gerente”, señaló el 13 de agosto.

A esto se suma que uno de los tres consorcios (el constructor, CCC Ituango, integrado por las firmas Camargo Correa, Conconcreto y Coninsa-Ramón H), le respondió el viernes pasado a EPM la citación a la audiencia de conciliación prejudicial por supuestos incumplimientos contractuales en la construcción de la Galería Auxiliar de Desviación (el túnel que colapsó el 28 de abril de 2018).

En la misma solicitó retirar la reclamación. “Hemos recibido con suma extrañeza la sorpresiva solicitud de conciliación presentada por EPM ante los procuradores”, dijo la misiva.

“Esta convocatoria, al igual que las imputaciones de responsabilidad que ustedes hacen en contra del Consorcio (CCC Ituango) resultan inusitadas, por decir lo menos, y contradicen la conducta de EPM observada hasta ahora con respecto al contrato, dado que ningún requerimiento ni cuestionamiento ha existido de parte de la entidad frente a la forma como fueron cumplidas nuestras obligaciones con relación a la construcción de la GAD (Galería Alterna de Desviación) y al contrato en general. Contrario a lo anterior, han existido expresiones claras de reconocimiento por la labor realizada”, se lee en la carta.