Colombia


Gustavo Petro habla sobre el Pacto Histórico para las elecciones de 2022

Afirmó que habrá lista abierta al Senado y lista cerrada a la Cámara y “cremallera” para garantizar que la mitad de representantes que suban sean mujeres.

COLPRENSA

08 de marzo de 2021 06:40 AM

El senador Gustavo Petro indicó este domingo en su columna de opinión cómo actuará el Pacto Histórico de cara a las próximas elecciones en 2022.

“Ante ese proceso que debe englobar a toda la sociedad colombiana, en toda su diversidad y pluralismo, hemos dado el primer paso: una lista única y poderosa al Senado de la República y sus listas a Cámara en los departamentos, que espero sean cerradas y cremallera, es decir que garanticen que la mitad de las curules elegidas sean mujeres”, afirmó.

Reveló también la fecha de la consulta presidencial que se realizará en la misma fecha que la elección del Congreso.

“Hemos propuesto una sola consulta unitaria, abierta a todas las fuerzas progresistas del país. Hemos propuesto que el o la que gane será el candidato presidencial, y el segundo en votación será el o la candidata a la vicepresidencia de la República. Es decir, será la ciudadanía la que escoja la formula que ejecutará desde la presidencia el Pacto Histórico”, indicó.

Además afirmó que la apuesta es tener la mayoría del Congreso para poder trabajar de la mano con el presidente del Pacto Histórico.

Entre otras cosas, señaló que cuatro años no serán suficientes para realizar cambios significativos, por lo que confirmó que “si la ciudadanía quiere con su voto, el Pacto Histórico será obra de varios gobiernos”.

“No seríamos serios si no planteáramos que un cambio de época, de historia, implica el uso de varios quinquenios de transformaciones. Varios gobiernos dirigidos por diferentes personas”, explicó.

Consulta: ¿una estrategia de visibilidad?

Hace cuatro años cuando se planteó una consulta de izquierda entre Carlos Caicedo y Gustavo Petro se sabía que el actual gobernador del Magdalena estaba allí como una figura regional para dar legitimidad. Hoy, cuatro años después, parece que se repite el escenario, pues el senador Roy Barreras será quien se mida en esta oportunidad al excandidato presidencial.

La jugada de Barreras en el ajedrez político supone muchas cosas. En primer lugar, que un precandidato que obviamente no es de izquierdas se enfrente a quien hasta este momento es el senador más votado de la izquierda, lo que abre el abanico político a que otras fuerzas comiencen a ver con buenos ojos a Petro. Además, abre el juego político para futuras aspiraciones de Barreras, que no se va a salir del abanico político, y, por último, una consulta permite que los candidatos hagan campaña desde antes, lo que les da visibilidad.

Jorge Iván Cuervo, docente investigador de la Universidad Externado, señala que Petro sigue siendo el actor político con más votos dentro de la izquierda y los votos siguen allí, lo que representa una buena oportunidad para meterse en la segunda vuelta.

“Cuando uno escucha las declaraciones de algunos políticos, dan por hecho que Petro está en segunda vuelta, yo no estoy tan seguro, pero el gran elector de la izquierda hoy por hoy es Petro. Eso no ha cambiado ni condiciones del país, el pesimismo con respecto a la pandemia indican que se están creando unas condiciones de rechazo al establecimiento e irritación de la gente que pueden favorecerlo”, manifiesta.

El analista indica que “Carlos Caicedo en la anterior consulta no era un candidato de papel, él es hoy gobernador de Magdalena y su candidata es la alcaldesa de Santa Marta, la apuesta de él en su momento era presentarse en el escenario nacional, así como hoy se habla que Char y Federico Gutiérrez son actores regionales en el juego nacional, yo creo que Caicedo también lo es”.

Cuervo considera la jugada de Roy Barreras riesgosa, pues “si él se va para la izquierda nadie le va a votar, porque el dueño de esos votos es Petro, y la gente de centro no se le va a ir a Roy, porque ellos ya tienen a sus candidatos”.

En opinión del analista, la jugada “puede dejarlo sin espacio político, porque quién cree que él es de izquierda. Yo creo que ni él mismo. Se le reconoce por ser un liberal que fue uribista y tiene posiciones interesantes frente a la paz. Los votantes de izquierda son muy rigurosos, porque para ser de izquierda debe haber un lenguaje, una agenda y una forma de asumir el debate que no tienen ni Roy ni Benedetti”.

Si bien Barreras no pretende ocupar el espacio de otros candidatos en la izquierda, sí será un factor importante y determinante a la hora de plantear una consulta que aglutine otros sectores más allá de la izquierda. Así lo indica, Rafael Piñeros, profesor de la facultad de Finanzas de Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado. “Esta decisión se enmarca en la precampaña, con esto pueden empezar, tanto él como Petro, a hacer reuniones y a recorrer el país”, dice.

Según Piñeros, con los votos que tiene actualmente Barreras, unos 70.000, es imposible que se convierta en un actor importante, “entonces con estas correrías él saldrá a conseguir votos para influir, una suma de cerca de 500.000 votos lo favorecería. Yo creo que el reto y la motivación es aumentar su caudal político”.

Patricia Muñoz Yi, analista de la Universidad Javeriana, indica que quien participa en una consulta nunca pierde, “estas figuras se visibilizan, se ventilan en la opinión pública y pueden aspirar a otros espacios. Caicedo es hoy gobernador, en este momento yo no sé si Roy está buscando un cargo de elección local. Estas consultas terminan catapultando los nombres que quedan visibles para la elección regional. Las posibilidades son muchas y todos los caminos llevarían a una victoria”.

Carlos Arias, profesor de la maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado, sostiene que “hay que tener claros dos axiomas: uno es que Petro repite el mismo ejercicio que hizo en 2018, y es medirse frente a actores políticos o regionales para que sus votos, y los de Roy puedan ser contados juntos y así crear un fenómeno conocido como ‘carro ganador’. Esto significa que la gente percibe que es un movimiento poderoso, fuerte y sólido con verdadera opción de poder. En este movimiento Roy no tiene nada que perder, porque se va a hacer contar y gana puntos frente al único candidato del progresismo y el caudillo de ese movimiento”.

Según Arias, “en los próximos meses vamos a ver distintas facciones de la centro izquierda moviéndose a la izquierda. Yo no creo que Roy sea un candidato presidencial, pero vemos fenómenos como el de Inti Asprilla, que buscan acercamientos con el petrismo. Sin embargo, también es importante advertir que habrá una reorganización de votos desde el otro lado, es decir, la distancia que tomó Ángela Robledo, su cercanía con el sector de centro puede buscar jalonar los mismo procesos que están buscando capturar Roy y Benedetti hacia la izquierda de Petro”.