Influencers pueden tener responsabilidad sobre productos que recomiendan

15 de octubre de 2019 07:12 PM
Influencers pueden tener responsabilidad sobre productos que recomiendan
//Colprensa.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

De acuerdo con el Ministerio de las TIC, en el 2018, Colombia tuvo una penetración de Internet del 62,2 %, es decir, casi 31 millones de personas con acceso a banda ancha.

Ante esta situación, las redes sociales se han convertido en un espacio, no solo de información y entretención, sino también de comercio electrónico. Varios bienes y servicios son promocionados en estos canales a diario, por medio de influencers. Sin embargo, no hay vigilancia con respecto a lo que se promociona y que hay detrás de estos productos, en especial, los relacionados con procedimientos estéticos.

Según cifras de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (Isaps), en Colombia se hicieron cerca de 346.190 intervenciones estéticas, convirtiéndose en el séptimo país del mundo en el que se practican más cirugías.

Andrés Barreto, superintendente de Industria y Comercio, señaló que la guía no es una norma, sino que es un instrumento vinculante, en el que las empresas y las agencias digitales tengan herramientas a la hora de contratar influencers sobre conductas mínimas a la hora de promocionar un producto.

“Un ejemplo de esto es cuando el producto promocionado es pago o implica cierto grado de peligrosidad para el consumidor. Si se trata de cirugías o de medicamentos, se debe tener el aval de la autoridad competente, al igual que con las dietas, suplementos y demás. Se deben evitar potenciales riesgos para la salud, en el caso de los seguidores de los influenciadores”, destacó el superintendente.

En países como Reino Unido, se ha empezado a tomar medidas para ejercer control sobre los productos promocionados por influencers. A través de numerales como #advertisement (o anuncio en inglés), se busca informar a la audiencia si el contenido es pago o si es una apreciación verídica y sincera de quien recomienda o promociona el producto.

En el caso Colombiano, la Superintendencia de Industria y Comercio ha venido observando las experiencias de estos países para construir la guía. “En Reino Unido, el proceso empezó con la Autoridad Nacional de Anuncios y posteriormente pasó a la Autoridad de Protección al Consumidor. El objetivo era lograr diferenciar el contenido pagado del recomendado de forma orgánica y gratuita.

Así mismo, la guía tiene como objetivo que se establezca dentro de las buenas prácticas que el influenciador tenga certeza de que lo que esté promocionando o recomendando cuente con los debidos permisos, en especial si se trata de un tema médico.

“Cuando una persona se pone a promocionar en sus redes sociales un cirujano o un procedimiento quirúrgico, debe entender que está incurriendo potencialmente en un riesgo por promocionar eso. Además, hay que verificar que el médico tiene las autorizaciones para hacer cirugías estéticas. De lo contrario, ahí habría una reglamentación muy clara y es que hay una falta de responsabilidad médica y ética, pues el médico debe estar registrado como cirujano plástico para ejercer”, destacó Barreto.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS