Colombia


Jaime Lombana intempondrá acciones legales contra Gonzalo Guillem

Guillem ha dicho que el penalista tiene cuentas bancarias en Curazao con las que, presuntamente, habría lavado dinero.

COLPRENSA

09 de febrero de 2020 06:25 PM

El abogado penalista Jaime Lombana anunció que interpondrá acciones judiciales en Estados Unidos, en contra del periodista Gonzalo Guillem porque lo ha acusado de supuesto lavado de activos.

Guillem, quien según Lombana, se ha dedicado a defender a Carlos Mattos, el empresario de Huyndai que ha sido señalado de burlar la justicia colombiana, ha dicho que el penalista tiene cuentas bancarias en Curazao con las que, presuntamente, habría lavado dinero.

“Las acusaciones en mi contra han sido muy bajas y desvirtuadas se dice que yo he lavado activos y que he adquirido apartamentos en Nueva York”, dijo Lombana quien añadió que los inmuebles que tiene en su poder los compró en 2011 y 2014, producto de su labor como abogado, y que no hay cabida a vincularlo con Curazao, dado que ni siquiera conoce tal destino.

“Compré tres apartamentos en Nueva York. Los apartamentos están avalados en el precio real”, señaló el penalista, a la par que se mostró indignado por los señalamientos en su contra.

“Han dicho que soy drogadicto alcohólico y que he sido capturado en el aeropuerto de Miami. Estoy preparando acciones legales contra estas personas en Estados Unidos”, dijo y añadió que las acusaciones en su contra se dan por cuenta de las denuncias que ha hecho en contra de Mattos.

EL CASO HYUNDAI

El proceso que vincula al empresario Mattos involucra a más de nueve personas, según la Fiscalía General, quienes habrían favorecido al presidente de Hyundai en Colombia para salir avanti con una demanda con la que pretendía que no le quitaran la representación de la marca en Colombia.

En su momento, el ente acusador dijo que todo el entramado se habría originado desde septiembre de 2015, y no tenía otro fin más que el de direccionar a un despacho específico la demanda presentada por Hyundai Colombia Automotriz S.A. contra Hyundai Motor Company de la República de Corea.

Esto luego de que la empresa coreana decidiera retirarle la representación de la marca en Colombia y los automotores se distribuyeran por medio de un intermediario en Ecuador. Lo que significaba para Mattos un decremento en su patrimonio, por lo que inició el pleito jurídico del que saldría victorioso, presuntamente de manera fraudulenta.

Los primeros capturados por estos hechos fueron, Wilmer Andrey Patiño Rodríguez, Wilmer Casas Mendoza, Ramón Orlando Ramírez Fuentes y Carlos Arturo Gómez, todos funcionarios de la judicial y a quienes la Fiscalía les imputó los delitos de utilización ilícita redes de comunicaciones, acceso abusivo a sistema informático, daño informático y cohecho por dar u ofrecer. Cargos que fueron aceptados.

Igualmente, fue capturado Edwin Enrique Ángulo Martínez quien hacía parte del Centro de Servicios Judiciales del Complejo Judicial de Paloquemao y quien fue enviado a la cárcel luego de aceptar su responsabilidad por el delito de concusión. De acuerdo con la Fiscalía, Ángulo Martínez sería el autor material de la adulteración del reparto y es investigado por la presunta exigencia de dinero para incidir en la adjudicación de contratos para la selección del proveedor de equipos tecnológicos para los diferentes despachos judiciales en Bogotá.

Así mismo, fue capturado y enviado a la cárcel Modelo de Bogotá, Edwin Fabián Macías Castañeda quien era auxiliar del Juzgado Sexto Civil de Bogotá, despacho que supuestamente favoreció a Mattos.

Macias Castañeda se declaró inocente por los delitos de cohecho propio, acceso abusivo a un sistema informático agravado, daño informático agravado y utilización ilícita de equipos transmisores o receptores. En contra del auxiliar de la rama judicial, la Fiscalía tiene pruebas que lo responsabilizan de presuntamente impartir las órdenes directas a otros funcionarios judiciales para direccionar a sus intereses el reparto de los procesos civiles y fueran asignados al juez sexto Civil del Circuito de Bogotá.

Igualmente, anunció la Fiscalía que Luis David Durán Acuña quien fuere abogado de confianza de Mattos también fue procesado por los delitos de cohecho propio, acceso abusivo a un sistema informático agravado, daño informático agravado y utilización ilícita de equipos transmisores o receptores.

Los investigadores establecieron que Durán Acuña habría entregado una suma de dinero para comprar el computador desde el que, presuntamente, se ingresó a la plataforma de la Rama Judicial para manipular y borrar el sistema de reparto.

Por otro lado, el pasado miércoles 6 de junio fue capturado Reinaldo Huertas, juez sexto Civil de Bogotá quien presuntamente favoreció de manera directa a Carlos Mattos concediendo las medidas cautelares sobre su demanda, a cambio de 2.000 millones de pesos.

A Huertas, la Fiscalía le imputó los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a sistemas informáticos y daño informático.

Del mismo modo, este jueves 7 de junio fue capturado Dagoberto Rodríguez Niño que fungía como oficial mayor del Juzgado Sexto Civil del Circuito y a quien la Fiscalía le imputó los delitos de acceso abusivo a un sistema informático agravado, en concurso heterogéneo con uso de software malicioso y falsedad ideológica en documento público.

Según la investigación, Rodríguez Niño habría sido el primero en tener contacto con el empresario Carlos Mattos, para contactar a los funcionarios judiciales y así acceder al sistema informático y direccionar el reparto judicial.

Por último, la Fiscalía está tras la pista del empresario Carlos Mattos, quien ya tiene circular azul para dar con su paradero y hacer efectiva la orden de captura que fue emitida el pasado 1 de junio.