Colombia


La peor de la historia, la caída del PIB colombiano en 2020 fue de 6,8%

La economía colombiana se contrajo 6,8% en 2020, la caída más grande desde 1975.

COLPRENSA

16 de febrero de 2021 07:16 AM

Como ya lo pronosticaban diferentes actores económicos, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que el PIB de Colombia cayó 6,8% en 2020, una cifra que refleja las afectaciones de la pandemia, de los confinamientos y de las restricciones a la actividad económica del país.

Esta se trata de la mayor caída del PIB desde que se tienen series de crecimiento, es decir, desde 1975, una contracción aún mayor que la que sucedió en 1999, que es considerada como una de las crisis económicas más agudas, que no solo hizo que el Producto Interno Bruto (PIB) cayera a mínimos de 4,5%, según cifras del Dane, sino que tuvo consecuencias en el empleo y llevó a que se hicieran cambios estructurales en la política monetaria y cambiaria del país.

“Esta es la cifra más fuerte de contracción económica para la economía colombiana por lo menos en la historia reciente de registros y se compara solamente con aquella del año 1999 cuando presentamos una cifra significativa aunque un poco menor”, dijo Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research.

Los sectores de explotación de minas y canteras, industrias manufactureras, construcción, comercio y actividades artísticas también registraron los datos más bajos de crecimiento en la historia, registrando caídas de 15,7%, 7,7%, 27,7%, 15,1% y 11,7%, respectivamente.

Así mismo, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, resaltó que en 2020 también hubo una disminución histórica en el consumo final de los hogares. “También es la contracción más mas importante en materia de disminución del gasto del consumo final de los hogares, -5,8% contra un -3,2% que se vio a finales de los noventa”, dijo Oviedo.

Sin embargo, aunque en 1999 uno de los rubros que más se vio afectado fue el del sector financiero y de seguros (-15,4%), pues la crisis económica de aquella época estuvo acompañada por una crisis financiera, en 2020 este mismo rubro creció 2,1% anual. “La dinámica del sector financiero continúa siendo positiva. (...) La cifra de 2020 demuestra que la resiliencia de las entidades del sector no solo contribuyó a atenuar la desaceleración de la economía generada por la crisis y preservar la confianza de los ahorradores, sino que impulsará la recuperación económica en 2021 por medio de una mayor colocación de créditos”, dijo Alejandro Vera, vicepresidente técnico de Asobancaria.

Por otro lado, los sectores que más contribuyeron a la contracción fueron los de construcción (27,7%); explotación de minas y canteras (-15,7%); y comercio, transporte, alojamiento y servicios de comida (-15,1%), que, sumados, aportaron -5,9 puntos porcentuales a la caída, es decir, un 85,3%.

Según algunos líderes gremiales, esta caída en la producción estaría explicada por las restricciones a la actividad productiva. “Registramos con especial preocupación la estrepitosa caída del comercio, restaurantes, hoteles y transporte, que registró el Dane en -15,1%, muy superior a lo proyectado, puesto que en el cuarto trimestre, no se esperaba un retroceso tan grande como el que se señaló en -6,6%. Esto confirma que este sector fue uno de los que más sufrió las drásticas y exageradas medidas de restricción, que adoptaron alcaldes y gobernadores durante todo el año, manifestó el dirigente”, dijo Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Por su parte, el director del Dane, Juan Daniel Ovideo, también resaltó que hubo cuatro actividades de la economía que presentaron comportamientos positivos en 2020 con respecto a las cifras de 2019. El sector agricultura creció 2,8%, seguido de las actividades financieras y de seguros (2,1%), las actividades inmobiliarias (1,9%) y la administración pública (1%).

Aunque el sector agro fue una de las ramas con crecimiento positivo, Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Socidad de Agricultores de Colombia (SAC), afirma que más allá de tener un PIB positivo, el sector se debe concentrar en la rentabilidad de los productores. “Lo que hubo fue pérdidas, que al final del día es lo que es más relevante para nosotros. La cifra de crecimiento es relevante en el sentido del número, pero para el sector agropecuario lo más importante es la rentabilidad”, dijo.

En cuanto a los resultados trimestrales, el Dane informó que en el último trimestre de 2020 la economía colombiana se contrajo 3,6%, lo que representa una recuperación de 12,2 puntos porcentuales frente al dato revisado del segundo trimestre de 2020, que fue de 15,8%, una de las contracciones más fuertes en la historia reciente del país.

Oviedo resaltó que hubo ocho actividades económicas con contracciones reales en dicho periodo, pero que, en general, los sectores se han recuperado de manera intertrimestral. “En términos trimestrales hay una tendencia de recuperación de las actividades agropecuarias; vemos mejoras en la explotación de minas y canteras; hay que resaltar que construcción, si bien ha presentado una recuperación, todavía está teniendo un comportamiento mixto, apenas logró recuperar casi 13 puntos básicos en volumen de su contracción”, dijo Oviedo.

En diciembre, la economía colombiana tuvo una caída anual de 2,5%. Las actividades primarias cayeron 4%, las secundarias 10,5% y las terciarias 0,1%.