Colombia


Las 16 curules a víctimas, la polémica del cierre del año político

El tema se volvió a mover este fin de semana cuando el presidente Iván Duque anunció que se comprometía a llevar un proyecto en tal sentido el año entrante, pero lo condicionó a varios aspectos.

COLPRENSA

16 de diciembre de 2019 01:50 PM

En medio de la controversia en la que está inmerso el Congreso por la votación de la reforma tributaria, una nueva polémica se formó porla asignación de las 16 curules especiales en la Cámara de Representantes para las víctimas de la violencia, tal y como se acordó en el marco de los acuerdos de paz a los que llegó el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc.

El tema se volvió a mover este fin de semana cuando el presidente Iván Duque anunció que se comprometía a llevar un proyecto en tal sentido el año entrante, pero lo condicionó a varios aspectos, que desde ya generaron diferencias en distintos sectores.

La ministra del Interior, Nancy Patrica Gutiérrez, explicó “es una reforma orientada a garantizar las cureles de las víctimas, personas que han sido reconocidas como víctimas y requieren el aval de los partidos”. Es decir que la propuesta del gobierno cambia frente a la reforma que ya se tramitó y plantea que las 16 curules no sean adicionales y que las mismas estén en las listas de los partidos.

“No se trata de hacer crecer el Congreso, deben ser víctimas incluidas la Fuerza Pública y en una jurisdicción adicional a las que se tienen”, precisó la ministra Gutiérrez.

Pero la propuesta no gustó al senador y ponente en su momento de ese acto legislativo, Roy Barreras, quien sostuvo que lo dicho por el mandatario nacional es burla para las víctimas.

“En verdad me entristece esa indolencia frente a 8 millones de víctimas cuando se pone en duda el derecho de ellas de llegar al Congreso. Además es otro ejemplo frente al negacionismo al acuerdo de paz, meten a los medios de comunicación en ese falso debate, ponen a pensar al país sobre si tienen derecho o no a las curules que ya están aprobadas desde diciembre de 2017 y ha sido el gobierno el que se ha negado a convocarlas”, sostuvo Barreras.

Insistió en que las curules no deben ser para los políticos como lo propone el mandatario, y recalcó que se deben dar como fue aprobado. “Lo que está proponiendo es deformar el derecho de las víctimas como estaban aprobadas, el gobierno está poniendo en duda ese derecho de reinvidicación de las víctimas”, manifestó.

Por su parte la senadora Paloma Valencia defendió la propuesta del presidente Duque, “deben ser para las víctimas, más no para los territorios, sería inaudito decir que no estén las víctimas”.

Valencia defendió las ideas que se los militares que han sido víctimas igualmente puedan ir a ocupar la curules, que las mismas se asignen a quien están inscritos en los registros de las víctimas y se haga una circunscripción especial.

Por ahora en el trámite legislativo no pasa nada porque el proyecto, de presentarse por parte del gobierno, será en marzo y de acuerdo a la ministra del Interior, se espera que tenga un consenso políticos entre los partidos.