Las inquietudes que deja propuesta de Uribe para aumentar el salario mínimo

23 de agosto de 2018 08:50 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde interesante hasta inconstitucional y riesgosa calificaron gremios, analistas, sindicalistas y empresarios la sorpresiva propuesta del expresidente y senador Álvaro Uribe para que se reajuste de forma extraordinaria y por una sola vez el salario mínimo en Colombia.

El proyecto de ley en ese sentido fue radicado ayer por el exmandatario en el Congreso de la República, quien afirmó que su idea “nació como respuesta al deterioro económico y social que padece Colombia”.

La iniciativa pretende otorgarle facultades del Legislativo al presidente Iván Duque por seis meses para que haga el ajuste del salario por decreto y adopte los mecanismos necesarios para evitar que impacte la inflación.

La propuesta de Uribe, sin embargo, no sugiere un porcentaje de aumento salarial, pero sí que el dinero del reajuste (mensual) se consigne en las cuentas de cesantías de los trabajadores para que no ingrese a la corriente monetaria de inmediato.

Es decir, para que no presione alzas en los precios de bienes y servicios de la canasta familiar como sucede cada vez que suben los salarios.

Inflación y empleo
Uno de los aspectos que más preocupa al empresariado y a los propios analistas es que el ajuste extraordinario del salario mínimo no debe afectar las metas en materia de inflación ni la generación de empleo.

En ese sentido, el presidente encargado de Fenalco, Pedro Alejandro Marún, recordó que las veces en que el Gobierno Nacional incrementó la remuneración básica en un momento diferente al 1 de enero, ha sido cuando la inflación se desbordó, como fue el caso de 1977.

Sin embargo, aclaró que por ahora la inflación no es de riesgo porque está controlada. Pese a ello, Julián Arévalo, decano de la facultad de economía de la universidad Externado de Colombia, opina que no es una propuesta viable porque contempla presiones inflacionarias y sería contraproducente para el futuro empleo.

En la misma tónica se pronunció Rosmery Quintero, presidenta de la Asociación Nacional de Pequeñas y Medianas Industrias, Acopi, al recalcar que ese sector siempre es el más vulnerable a las alzas salariales, “cualquier ajuste no es garantía de que se vaya a aumentar la productividad”.

En ese sentido, Germán Jaramillo, presidente de la Fundación para el Desarrollo Empresarial de Yumbo, Fedy, recalcó que “antes que un reajuste salarial lo prioritario es impulsar la formalidad laboral, ya que miles de trabajadores no cuentan con un sueldo mínimo ni seguridad social”.

“Hay que bajarle los costos a las empresas para que sigan siendo fuentes de trabajo. Entre menores cargas tengan, eso se podrá compensar con unos mejores salarios”, subrayó.

A ello, el expresidente Uribe sostuvo que el país "no puede seguir amarrando la creación de empleo. Necesitamos crear empleos de calidad y por eso se ha propuesto bajar los impuestos a las empresas”.

Otras voces
El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, señaló: “No conozco el detalle de la propuesta, pero en términos generales no me parece muy apropiado que el Congreso intervenga en esa discusión. Debe ser una decisión del Gobierno, con base en el proceso de concertación entre empleadores y trabajadores que se realiza cada año”.

Por su parte, el gerente de Arrocera La Esmeralda, José Manuel Suso, indicó que “eso puede ser beneficioso para todos, pero hay que estudiar más a fondo el tema”.

Entretanto, Juan Felipe Vallejo, director del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, señaló que “no hay mucha claridad sobre lo que Uribe presentó al Congreso, ya que el tema salarial siempre es delicado para la competitividad de las empresas, pues primero hay que generar unos incentivos por parte del Gobierno”.

A ello, el presidente de la Confederación General del Trabajo, CGT, Julio Roberto Gómez, respondió que “es una buena propuesta y ojalá se haga un acto de justicia con los 4 millones de trabajadores que devengan el salario mínimo en Colombia. No hay que hacerle matoneo a esa iniciativa”.

Finalmente, Pedro Alejandro Marún Meyer, presidente encargado de Fenalco, pidió al Consejo Gremial convocar la Comisión de Concertación Salarial y Laboral para analizar el alza extraordinaria del mínimo.

“Esto con el fin de estudiar el tema y si es posible intentar construir una posición de consenso entre los empresarios, alrededor del proyecto de ley en referencia”, puntualizó.

¿Y el alza del 2019?
El presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, dijo que el alza extraordinaria no debe afectar para nada la que se hará para el 2019.

En diciembre de cada año la Comisión de Concertación Salarial se reúne para negociar el ajuste. El alza tiene en cuenta la inflación y la productividad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS