Las sospechas de la Fiscalía en el caso del desfalco a la Universidad Distrital

18 de noviembre de 2019 07:08 PM
Las sospechas de la Fiscalía en el caso del desfalco a la Universidad Distrital
Muñoz aceptó los delitos de peculado y falsedad en documento público, pero se declaró inocente del cargo de concierto para delinquir.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para este martes se espera la decisión del juez 46 de Garantías de si dicta medida de aseguramiento en contra de Wilman Muñoz, director del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital, procesado junto con Patricia Gamboa, encargada de presupuesto del mismo ente, por los delitos de peculado, falsedad en documento público y concierto para delinquir.

La Fiscalía expuso una serie de elementos con los que busca demostrar que Muñoz y Gamboa hicieron parte de una “empresa criminal”, que supuestamente se habría apropiado de dineros públicos de la mencionada universidad.

Las irregularidades en las que se supone está inmerso Muñoz se habrían iniciado en enero de 2015, fecha en la que para el ente acusador se organizó una empresa criminal que contó con la participación de varios funcionarios del Instituto y de civiles que se aliaron para la apropiación de los recursos.

Entre las anomalías que detalló el delegado de la Fiscalía está la apertura de una cuenta bancaria que no contó con el visto bueno del consejo superior y en la que la única firma para hacer transacciones fue la de Muñoz.

“Wilman Muñoz era ordenador del pago y daba aval a la transferencia del dinero a la cuenta que él manejaba de manera autónoma al igual que la tarjeta de crédito corporativa con la que se compró bienes de uso personal”, explicó el delegado del búnker.

La Fiscalía también cuestionó por qué, en ese lapso, el Comité de vigilancia de la Distrital no funcionó o no reportó las irregularidades mencionadas.

Los investigadores hallaron que entre 2015 y 2019 se realizaron 366 transferencias que alcanzaron un monto de 7855 millones de pesos. De igual forma, se rastrearon seis cheques de gerencia suscritos por Muñoz, cuyo valor ronda los 396 millones de pesos.

Con este valor, al parecer, se habrían adquirido vehículos de alta gama, entre ellos un Mercedes Benz, para uso de Muñoz y algunos familiares, entre ellos Nicolás Muñoz, hijo del exdirectivo procesado, según reseñó la Fiscalía.

Con recursos de la Distrital, supuestamente, se consiguieron otros bienes mediante las empresas Ingeconstruct e Inecom, cuyo representante legal es el hijo de Wilman Muñoz. La Fiscalía dijo que hay sospechas de que se trata de sociedades de papel, ya que “Nicolás Muñoz Mahecha es un joven estudiante de pregrado que no tiene capacidad económica ni experiencia financiera para manejar empresas de este tipo”.

El Mercedes Benz al que hace referencia la Fiscalía fue adquirido en diciembre de 2018 por 210 millones de pesos, pero fue vendido en abril de este año por 90 millones. La Fiscalía tiene indicios de que esa venta tuvo relación con el comienzo del escándalo por el desfalco a la Distrital, una de las universidades públicas que hay en Bogotá.

Durante la audiencia la Fiscalía también reveló que una vez estalló el escándalo del desfalco, el procesado sacó varias cajas con documentos y carpetas AZ de su oficina. La extracción de estos elementos del claustro universitario es investigada por el ente acusador porque, al parecer, hay evidencias de las millonarias transacciones.

Muñoz aceptó los delitos de peculado y falsedad en documento público, pero se declaró inocente del cargo de concierto para delinquir. Gamboa, por su parte, no se allanó a ninguno de los tres.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS