Colombia


Lo que debe saber sobre los acuerdos

LA OPINIÓN

13 de septiembre de 2015 11:15 AM

Desde octubre de 2012 se iniciaron oficialmente los acercamientos entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc, y aunque están por cumplirse tres años de conversaciones muchos ciudadanos aún desconocen qué van tres acuerdos definidos que hoy presentamos para que usted también conozca en qué va la paz.

1. Política de Desarrollo Agrario Integral

Dado a conocer en La Habana, Cuba, el 26 de mayo de 2013

Este acuerdo consiste en tener una Reforma Rural Integral que erradique la pobreza rural extrema y la disminución en un 50 por ciento de la pobreza en un plazo de 10 años, con base en estos pilares:

Acceso y uso de la tierra: Contempla un Fondo de tierras de distribución gratuita para campesinos sin tierra o con tierra insuficiente; un plan masivo de formalización de la pequeña y mediana propiedad; actualización del catastro rural, con la puesta al día del predial: ‘el que más tiene, más paga’; delimitación de la frontera agrícola y protección de las áreas de especial interés ambiental.

Programas especiales de desarrollo con enfoque territorial: Se trata de construir planes de acción para la transformación regional para reconstruir las regiones, garantizar derechos y facilitar la reconciliación.

Planes nacionales sectoriales: orientados a proveer vías, electricidad, conectividad, estímulos a la productividad y a la formalización laboral de la agricultura con subsidios, créditos, entre otros aspectos.

Sistema especial de seguridad alimentaria y nutricional: para fortalecer los mercados locales y regionales, con campañas para el manejo adecuado de alimentos por parte de las familias campesinas, además de tener programas especiales contra el hambre.

2. Participación política

Dado a conocer en La Habana, Cuba, el 6 de noviembre de 2013

En este punto se pretende abrir la puerta a nuevos partidos y movimientos políticos, con garantías de seguridad, para tener una política libre de intimidación y violencia, con:

Apertura democrática que promueva la inclusión política, con la puesta en marcha de un sistema de adquisición de derechos para nuevos partidos y movimientos políticos. También, se acordó la creación de Circunscripciones Especiales de Paz en las regiones más golpeadas por el conflicto, para que tengan mayor representación política.

Los habitantes de estas regiones podrán elegir, temporalmente, representantes a la Cámara adicionales con reglas especiales, aunque el número de regiones, curules y periodos electorales aún no se han acordado.

La apertura requerirá de mayor participación electoral, que exige el fortalecimiento de los mecanismos para la promoción de la transparencia en los procesos electorales, así como la revisión integral del régimen y la organización electoral a través de una misión electoral especial.

Por último, se acordó incrementar la participación de la mujer y promover una cultura democrática de tolerancia con una premisa: el fin del conflicto implica que los enemigos se deben tratar con respeto como adversarios políticos.

Mayor participación ciudadana para consolidar la paz, en el espíritu de la Constitución del 91. Desarrollo de una ley de garantías y promoción de la participación ciudadana; garantías para la protesta social; fortalecimiento de la planeación democrática y participativa para revisar las funciones de los Consejos Territoriales de Planeación; y fortalecimiento del control ciudadano a la gestión pública mediante la promoción de veedurías y observatorios de transparencia en todas las regiones.

Rompimiento para siempre del vínculo entre política y armas: Nadie utilizará las armas para promover una causa política, y quienes ejercen la política no serán víctimas de las armas. Para ello, se acordó la creación de un Sistema Integral de Seguridad para el ejercicio político, un sistema similar para líderes de organizaciones y movimientos sociales y defensores de derechos humanos, así como de un espacio para la discusión de un Estatuto para la Oposición.

3. Solución al problema de las drogas ilícitas

Dado a conocer en La Habana, Cuba, el 16 de mayo de 2014

Este acuerdo promueve:

Sustitución y erradicación de los cultivos de uso ilícito: Se busca trabajar con comunidades y autoridades para transformar las condiciones de los territorios e incluye acuerdos de sustitución y no resiembra, planes integrales municipales y comunitarios de sustitución y desarrollo alternativo.

Para lograr el éxito de este programa se adelantará el Programa de Desminado y limpieza de áreas afectadas por minas antipersonal y municiones sin explotar.

En los casos donde algunos cultivadores incumplan sus compromisos o no quieran participar en el Programa, el Gobierno erradicará los cultivos priorizando la erradicación manual donde sea posible.

Consumo: El acuerdo reconoce que el consumo de drogas ilícitas debe tener un enfoque de derechos humanos y salud pública. Por ello, se acordó crear un Programa Nacional de Intervención Integral frente al Consumo de Drogas Ilícitas, y un Sistema Nacional de Atención al Consumidor de Drogas Ilícitas que incluya acciones de rehabilitación e inserción social.

Narcotráfico: Se acordó una estrategia integral para reforzar y ampliar la lucha contra el crimen organizado, en especial en las regiones.

El Gobierno se comprometió a intensificar la lucha contra el crimen organizado, contra los activos involucrados en el narcotráfico y el lavado de activos en todos los sectores de la economía, así como una nueva estrategia de lucha contra la corrupción asociada al narcotráfico, y estrictos controles a la producción y tráfico de insumos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS