Colombia


Lo que se sabe sobre el incendio de una iglesia cristiana en El Poblado

EDITH QUIROZ

15 de octubre de 2018 01:50 PM

A menos de 48 horas de ocurrida la conflagración que destruyó la sede de la iglesia cristiana Monte del Rey en el barrio Manila, en El Poblado, las autoridades y los miembros de la comunidad religiosa avanzan en dos frentes para afrontar la emergencia que no dejó víctimas.

Por un lado están las pesquisas y las hipótesis oficiales para dar con el paradero del responsable de iniciar el fuego que, en cuestión de media hora, se extendió por toda la estructura y acabó con los enseres utilizados para las reuniones de alabanza.

Para tal motivo, la Policía reúne videos de cámaras de seguridad de la zona y testimonios de testigos que se encontraban en el sector el sábado en la noche.

¿Una venganza?

Esteban Arroyave, pastor asociado y miembro de la comunidad religiosa, dijo desconocer que el responsable haya actuado por algún tipo de retaliación contra la sede del templo:

“No sabemos si fue venganza porque nada de eso se ha mencionado. Lo que sabemos es que hasta la noche de ayer (domingo) la Policía no ha dado con el responsable. Algunos mencionan, pero no está confirmado, que sería una persona en situación de calle que deambula en ese sector y que hace unos días habría entrado a nuestra sede muy alterado. No creemos que sea algo personal”.

Pérdidas cuantiosas

Por otro lado están las labores de remoción de escombros y el avalúo de las pérdidas materiales en la sede en la que ajustaban dos años y medio.

Arroyave, pastor asociado, detalló que los expertos cuantifican en cerca de 800 millones de pesos el alcance de la destrucción:

“Los que estuvieron pendientes de la construcción calculan más o menos 800 millones de pesos que se perdieron. La estructura como tal (techo, paredes, piso que estaba nuevo) era lo más valioso y todo se quemó. También teníamos unos equipos de sonido con menos de un año de uso (parlantes, consola digital de 32 canales) que representaron una inversión muy importante y también se perdieron. Todos los instrumentos del grupo de alabanza también se perdieron y hace menos de un mes habíamos terminado unos trabajos locativos porque la iglesia seguía en construcción”.

¿Cambio de sede?

A pesar de las múltiples solicitudes de ayuda que les han llegado vía redes sociales y de algunas donaciones físicas de equipos, para la comunidad religiosa Monte del Rey aún no es claro si continúan en esa sede o se trasladan a otro lugar del Valle de Aburrá:

“Por el momento el plan sería reconstruir, pero hay que esperar porque el pastor se encuentra en una peregrinación por fuera del país”, detalló el miembro del equipo pastoral de la iglesia.

Más afectados

Además de las cerca de 500 personas que conforman la iglesia Monte del Rey que se reunían viernes y domingo hubo otra comunidad religiosa afectada que alquilaba el espacio todos los sábados para sus celebraciones religiosas.