Los colombianos son cada vez más viejos y viven en hogares más pequeños

05 de julio de 2019 07:34 AM
Los colombianos son cada vez más viejos y viven en hogares más pequeños
Si bien los colombianos siguen prefiriendo habitar en casas, ha aumentado la tendencia de vivir en apartamentos. Colprensa

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Pese a que lo ideal es que los censos de población se realicen cada 10 años, los diferentes problemas logísticos y de presupuesto han llevado a que Colombia cumpla con esta operación estadística hasta con cuatro años de rezago.

Si bien según el último censo que se realizó en 2005 vivían en el país 42,8 millones de personas, los resultados finales del Censo Nacional de Población y Vivienda 2018 que se conocieron ayer determinaron que el número de habitantes llega hoy a 48,2 millones. Esta cifra todavía está lejos de los 50 millones que pronosticaba el reloj del Dane y es 2,7 millones más que los 45,5 millones de personas que se estimaron en los resultados preliminares del pasado noviembre.

De estos 48,2 millones, 44,1 millones de personas fueron efectivamente censadas y otros 4 millones se consideraron como omitidas. “La diferencia que separa a la población efectivamente censada con la omitida corresponde a la variable que tienen todos los censos en el mundo que se llama la omisión censal. Esta tiene como fuente dificultades de cobertura, rechazos que tuvo la operación o condiciones naturales como personas ausentes en el momento de la recolección de la información”, explicó en la presentación de los resultados el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

Los departamentos que concentran la mayor población son Bogotá con 7,1 millones de habitantes, seguido por Antioquia y Valle del Cauca, que tienen 5,9 millones y 3,7 millones, respectivamente. Detrás, se ubica Cundinamarca con 2,7 millones de personas y Atlántico con 2,3 millones.

La población es más vieja

En estos más de 13 años no solo se ha elevado el número de habitantes en 5,4 millones, sino que la pirámide poblacional se ha transformado con un aumento de las personas mayores de 60 años y una reducción del grupo de entre 0 y 14 años lo que, a su vez, ha cambiado las dinámicas sociales.

Debido a este cambio de dinámicas, en adelante Colombia tendrá que determinar qué políticas públicas idea para atender a una población con cada vez mayores tasas de envejecimiento, en especial, en lugares como el Eje Cafetero, y que vive cada vez más sola en hogares unipersonales frente a las familias numerosas que definían el ADN del país hace apenas unas décadas.

Y es que de acuerdo con los resultados finales del Censo, el colombiano promedio pasó de tener 22 años en 2005 a considerarse ya como un adulto en 2018. En concreto, la población en edades entre los 0 y 5 años representa 8,4%; la que tiene entre los 14 y 28 años equivale a 26,1%; la de entre 18 y 26 años a 16%; y la de 65 años en adelante es de 9,1%. Esta última representaba en el censo de 2005 6,30%.

“Quindío es el departamento con el mayor índice de envejecimiento puesto que por cada 100 personas hay 72,29 mayores de 65 años. Caldas, Risaralda y Valle del Cauca también tienen las tasas más elevadas”, reveló el director del Dane.

De estos 48,2 millones, 44,1 millones de personas fueron efectivamente censadas y otros 4 millones se consideraron como omitidas. “La diferencia que separa a la población efectivamente censada con la omitida corresponde a la variable que tienen todos los censos en el mundo que se llama la omisión censal. Esta tiene como fuente dificultades de cobertura, rechazos que tuvo la operación o condiciones naturales como personas ausentes en el momento de la recolección de la información”, explicó en la presentación de los resultados el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

Hay más mujeres que hombres

Además, también se determinó que en el país viven más mujeres que hombres. La población femenina representa 51,2% y se concentra en los departamentos en los que existen más altos niveles de desarrollo. De este modo, es en Valle del Cauca, en Bogotá y en Risaralda donde existe la mayor proporción de mujeres frente a Guaviare, Vichada y Vaupés en donde hay más cantidad de hombres.

“Nosotros nunca fuimos 50 millones de personas. Los departamentos donde se concentra el PIB son los lugares en los que vive la mayor proporción de mujeres. Lo que nosotros vimos en el Censo es que la jefatura femenina (empoderamiento de la mujer) pasó de representar 29,9% en 2005 a aproximadamente 40,7% en 2018”, destacó Oviedo.

Además, el Censo también revela que cuanto mayor nivel educativo tienen las mujeres más tardan en tener hijos. De este modo, si sus estudios son de posgrado la edad promedio es de 31,4; si son superiores de 29,6; si es secundaria y media de 26,4; y si es preescolar o nada de 25,4.

Los hogares son cada vez más pequeños

Respecto a las viviendas, el informe también desveló que existen unas 13,4 millones a nivel nacional y que si bien los colombianos siguen prefiriendo habitar en casas, ha aumentado la tendencia de vivir en apartamentos. Además, la familia colombiana se hizo más pequeña al pasar de ser cuatro personas en el censo de 2005 a 3,1 en el de 2019.

Hay 965.015 extranjeros censados

Los resultados también indicaron que el número de extranjeros censados llegó a 965.015, de los que 62,5% son hombres y 37,5% mujeres. Además, la mayoría de estos tiene entre 20 y 30 años y los más recientes provienen de Venezuela, Estados Unidos y Ecuador.

Así fue el proceso

Después de entregar unos resultados preliminares el pasado 6 de noviembre, el Dane realizó los dos meses siguientes una recuperación de cobertura en lugares como el Valle, Tibú y Tumaco en los que pocas personas se habían censado. Además, más adelante una comisión de expertos analizó los pros y los contras de esta operación estadística.

“Entre los aciertos que tuvo está operación estadística está el de la herramienta de recolección de información censal (eCenso) o el de la obtención de información en los Lugares Especiales de Alojamiento (LEA). Sin embargo, tuvimos problemas de factores climáticos, de orden público o de resistencia por parte de algunos actores sociales. Además, el censo electrónico superó los límites de concurrencia el día de apertura y el día de cierre”, manifestó Juan Daniel Oviedo, director del Dane en la presentación, quien dijo que la comisión destacó los límites presupuestales para poder reaccionar.

Este Censo fue el primero en el que las personas tuvieron la posibilidad de otorgar su información directamente a través de un formulario electrónico. La idea era que los colombianos respondieran a 50 preguntas del cuestionario base vía internet y en tan solo 25 minutos.

En un primer momento, se estimó que la realización del censo tendría una inversión total de $350.000 millones. Sin embargo, la entidad estadística tuvo que pedir una adición al Ministerio de Hacienda.

“La realización de un censo es importante para tratar de reenfocar las políticas sociales y económicas del país desde el punto de vista de la planeación. Los países más ricos lo hacen incluso cada cinco años”, manifestó Jorge Bustamante, exdirector del Dane.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS